Cómo elegir las mejores gafas

La montura de los lentes debe reflejar que quien la usa ha hecho una buena inversión en sí mismo.

La montura de los lentes debe reflejar que quien la usa ha hecho una buena inversión en sí mismo. La montura de los lentes debe reflejar que quien la usa ha hecho una buena inversión en sí mismo.

Las gafas dejaron de ser un artículo diseñado solo para mejorar la visión de las personas y se han convertido en un verdadero accesorio de moda, que proyecta una mejor -o peor- imagen de quien las usa. Por eso, si ya recibió de su oftalmólogo la fórmula de corrección de su defecto visual y quiere emprender la tarea de escoger cómo quiere verse, es importante que tenga en cuenta algunos tips que le ayudarán a la hora de hacer su elección en materia de monturas.

Diana Neira, la experta asesora en consultoría de imagen, tiene su propia definición de la elección ideal de anteojos: deben ser discretos, que dejen ver la cara, que no muestren logotipos y que reflejen que se ha hecho una buena inversión en uno mismo.

Pero, ¿cuál es el tipo de montura que se debe escoger? Para comenzar, no hay una montura ideal, es decir, que se adapte a todo tipo de cara.

La elección comienza por fijarse en la forma de la cara. Para rostros redondos, lo ideal son los marcos con ángulos -especialmente rectángulos- o con forma de óvalo, que permitirán desviar la atención de los pómulos que se resaltan. En este tipo de rostros resultan impensables las monturas con cristales redondos, o las pequeñas o las grandes.

Para los rostros alargados, las monturas grandes o anchas son las ideales, ya que acortan el tamaño de la cara. No son recomendables los marcos cuadrados o pequeños, pues generan un impacto contrario al deseado.

Para las caras ovaladas los expertos recomiendan casi cualquier estilo de montura, desde ovaladas hasta redondas o cuadradas. Pero también hay una excepción: las monturas con forma de corazón, que le restan estética.

Quienes tienen rostro cuadrado, deben preferir los marcos finos, principalmente con forma de óvalos o rectángulos, que le dan mayor suavidad a la expresión. Impensables los lentes de monturas cuadradas o con marcos muy anchos pues dan un aspecto más brusco al rostro.

Según Diana Neira, al escoger los marcos de los lentes hay que dejar ver la cara como es. Esto implica que el marco debe dejar por fuera las cejas, de manera que la expresión del rostro se pueda visualizar de manera completa.

También el color del cabello juega en la elección. La experta sostiene que los marcos plateados o dorados son recomendables para personas con cabello castaño, rubio o rubio medio, mientras que las de cabello negro, castaño oscuro o rojizo pueden verse mejor con marcos plateados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.