Qué tienen en común los presidentes de las empresas más grandes

Los líderes hablan por lo menos inglés y tienen experiencia en altos cargos en el exterior. Las oportunidades para los colombianos son altas. Pero, se necesitan mínimo 30 años de experiencia. ¿Cuál es el perfil de los presidentes de las empresas más grandes?

Foto: Archivo Semana. Karl Lippert habla 9 idiomas: inglés, español, francés, alemán, polaco, húngaro y otras lenguas africanas. Foto: Archivo Semana. Karl Lippert habla 9 idiomas: inglés, español, francés, alemán, polaco, húngaro y otras lenguas africanas.

En un entorno cada vez más competitivo, muchos profesionales se preguntan qué hay que hacer para llegar algún día a dirigir una empresa como Ecopetrol, Terpel o Bavaria. Quizás una mirada a su carrera puede servir para entender lo que otra persona debería hacer para alcanzar ese tipo de cargos.

Finanzaspersonales.com.co hizo un análisis de las hojas de vida de 10 de los presidentes de las 20 empresas más grandes del país y encontró que los ejecutivos que llegan a esos puestos tienen varias cosas en común.

Las empresas colombianas están adquiriendo carácter multinacional, salvo contadas excepciones, todas tienen operaciones en el exterior. No por eso, los altos cargos directivos son ocupados por extranjeros. Los locales también tienen oportunidad. De los 10 presidentes estudiados, 7 son colombianos. Llegar a estos cargos necesita un poco de paciencia, porque la trayectoria profesional es clave. En promedio, los directivos tienen 50 años de edad y cuentan con más de 30 años de trabajo en distintos campos.

Su experiencia va desde el área jurídica hasta el área comercial, de producción, ventas y mercadeo. En esto no hay un perfil definido. No ocurre como en otros lugares, donde al parecer es más sencillo subir la escalera corporativa si se tiene carrera en el área comercial.

Pero no quiere decir que la formación no importe. Para llegar a dirigir una de las mayores empresas de Colombia es mejor ser ingeniero que administrador o economista. El 50% de nuestra muestra son ingenieros, parece que la física, química y matemáticas de la ingeniería les da un rigor y una capacidad de análisis que no todos adquieren. Dirigiendo las empresas más grandes del país hay ingenieros químicos, industriales, civiles y mecánicos.

El único administrador de empresas de la muestra estudiada es Amaury de la Espriella, presidente de Terpel y el único economista es Franck Pierre, presidente de Carrefour.

También es claro que ya no basta con un título de pregrado. Es clave hacer estudios de postgrado, preferiblemente en alguna universidad del exterior. Juan Carlos Archila, presidente de Comcel, tiene un MBA en Negocios Internacionales de la Universidad de Carolina del Sur y Franck Pierre, un MBA en Marketing en la Universidad de Nantes.

Los ingenieros, en su mayoría, mantuvieron su especialidad. Federico Restrepo, presidente de EPM, tiene una maestría en ingeniería con énfasis en Hidrología y Planeamiento de Recursos Hidráulicos de la Universidad de Mississipi y Karl Lippert tiene una en ingeniería mecánica de la Universidad de Pretoria. También están los abogados, que como Augusto Jiménez, presidente de Drummond y Alfonso Gómez, de Telefónica, tienen su maestría en Ciencias Políticas de Loras College y Leyes de Harvard, respectivamente.

A pesar de la tendencia internacional, parece que en Colombia los estudios de doctorados para altos cargos ejecutivos todavía no son necesarios. De nuestro grupo, solo uno es doctor y otro es candidato.

Un requisito casi indispensable es el bilingüismo, pero entre más idiomas dominen, mejor. Karl Lippert, presidente de Bavaria, habla nueve idiomas, entre los que están inglés, español, francés, alemán, polaco, húngaro y otras lenguas africanas.

La globalización y la interconexión de los mercados también hacen fundamental la experiencia en el exterior. El 40% de los altos ejecutivos han trabajado en un puesto de alto nivel en el extranjero. David M. Bantz, presidente de Chevron, lleva más de 30 años en la empresa y ha estado en países como Argentina, Papúa Nueva Guinea, México, Perú, Venezuela, Indonesia y Estados Unidos, entre otros.

Esta tendencia puede ser una señal de cómo las empresas entienden el valor de las diferencias. “Las empresas deben tener personas que entiendan que las personas pueden mirar la misma foto y ver cosas diferentes (…) Por ejemplo: "¿Qué significa una fecha límite? Significa una cosa muy diferente en Italia a lo que es en Japón”, dijo Benjamin Cole, profesor asistente de sistemas de gestión en la Universidad Fordham al portal de US News.

Las empresas lo que hacen es buscar personas que tengan ese perfil. En muchos casos los dirigentes llegan de afuera. No siempre son personas que hacen carrera al interior de las entidades. Los presidentes de Carrefour, Chevron y Bavaria tienen una larga trayectoria en sus empresas. Sin embargo, en otros casos, como los de los presidentes de Ecopetrol, la Nueva EPS y el gerente de EPM, fueron traídos de afuera a dirigirlas.

En este momento, cada vez es más común que los profesionales jóvenes en el país se mueven frecuentemente de áreas, cargos y empresas. Es por eso que parece que la historia de trabajar en una misma empresa toda la vida quedó atrás.

No se llega a ser un alto ejecutivo de la nada. Así que si su sueño es dirigir una de las empresas más grandes del país, empiece a construirlo desde ya.  Llénese de paciencia. Son años los que se necesitan para adquirir experiencia multinacional, tener una completa formación académica y una amplia trayectoria profesional. Aprender más de dos idiomas y estudiar y trabajar afuera son claves.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.