Los adolescentes cada vez escuchan menos

Un estudio realizado en los Estados Unidos parece comprobar la preocupación de muchas madres colombianas: sus hijos nunca escuchan cuando ellas les hablan. Uno de cada cinco adolescentes sufre pérdida de audición.

Foto: Archivo Semana. Las mujeres son menos propensas a padecer problemas auditivos que los hombres. Foto: Archivo Semana. Las mujeres son menos propensas a padecer problemas auditivos que los hombres.

La pérdida auditiva de los adolescentes estadounidenses aumentó 31% en los últimos años, reveló el estudio publicado por la revista médica Journal of the American Medical Association (JAMA). Los resultados son alarmantes. Uno de cada cinco adolescentes sufre de pérdida de audición.

Las cifras se obtuvieron a partir de dos pruebas de audiometría realizadas a adolescentes entre los 12 y 19 años. La primera se hizo entre 1988 y 1994 a 2928 personas y la segunda fue hecha entre 2005 y 2006 a 1771 participantes.

Cuando los adolescentes presentaron dificultades para identificar sonidos entre los 15 y los 25 decibeles, la pérdida auditiva era leve. La pérdida grave, por su parte, fue considerada a partir de los 25 decibeles.

La prevalencia de la disminución de pérdida de audición de los adolescentes fue del 14,9% entre 1988 y 1994 y del 19,5% entre 2005 y 2006, lo que representa un aumento del 31% en estos dos períodos -poco más de una década-.

Los investigadores afirman que en la mayoría de los casos la pérdida de audición presentada era leve. Aunque, cabe resaltar que la pérdida grave aumentó considerablemente –cerca del 77%-.

Al hacer un análisis específico de los datos, se identificó que las mujeres son menos propensas a padecer problemas auditivos que los hombres y que aquellos adolescentes provienen de familias situadas bajo el umbral de pobreza presentaron niveles más altos de pérdidas de audición.

Sin embargo, los investigadores no pudieron establecer relación entre las infecciones de oído, utilización de armas de fuego y exposición a ruidos fuertes con la pérdida auditiva. Los autores concluyen la necesidad de nuevos estudios para determinar cuáles son esos factores de riesgo para prevenir este problema en adolescentes.

Mientras tanto, son muchas las mamás, que siguen asociado la ‘sordera’ de sus hijos con el hecho de gastar horas al día escuchando música en sus Ipod o MP3, a un volumen demasiado alto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.