¿Cómo prepararse para unas pruebas de selección?

Los procesos de selección de personal cada vez son más complejos. Además, de entrevistas, hojas de vida hay que hacer una serie de pruebas complicadas y abstractas en la mayoría de los casos. Algunos consejos para que sus pruebas de personalidad y psicotécnicas sean exitosas.

Foto: Archivo Semana. Tómese su tiempo para entender las pruebas. Si no sabe la respuesta, no se quede atascado, siga y si le queda tiempo vuelva a revisarla. Foto: Archivo Semana. Tómese su tiempo para entender las pruebas. Si no sabe la respuesta, no se quede atascado, siga y si le queda tiempo vuelva a revisarla.

Las empresas estudian las hojas de vida de los candidatos, hacen entrevistas y cada vez aplican con mayor frecuencia pruebas específicas para medir distintos aspectos de la persona como sus habilidades, destrezas, capacidades, personalidad y conocimientos. Sus resultados van a depender en gran medida de lo que la empresa está buscando para el cargo.

Hay una variedad de pruebas. Las empresas determinan cuáles aplicar dependiendo de los factores que sean relevantes para el desempeño del cargo. El diario ‘20 minutos’ de España hizo una clasificación de las distintas pruebas.

Test de personalidad: Dan una idea sobre el carácter y los rasgos de su personalidad. Esto con el fin de analizar usted cómo sortearía distintas situaciones en el trabajo.

Responda de la forma más sincera posible, no trate de cambiar su personalidad, sólo muéstrese tal como es usted. Si piensa mucho puede terminar cambiando respuestas, haciendo que su prueba pierda consistencia. No hay necesidad de prepararse, la recomendación es que esté pendiente del tiempo, que en casi todas las pruebas es muy reducido. Dependiendo del cargo su perfil puede servir o no. Si usted está aplicando para un cargo comercial, una persona con  una personalidad extrovertida y sociable obtendrá mejores resultados.

Algunos ejemplos de preguntas son: ¿Cuál es su mayor virtud? ¿Su mayor defecto? ¿Supera rápidamente las dificultades? ¿Asume responsabilidades? ¿Se interesa por la vida de las otras personas? ¿Reflexiona antes de actuar?

Cuando estas preguntas son orales, además de sus respuestas, van a estar analizando su capacidad de expresión.

Las empresas también aplican pruebas proyectivas que buscan determinar cómo los candidatos manifestarían actitudes así como su inconsciente. En estas pruebas, el candidato interpreta estímulos ambiguos y poco estructurados -que en la mayoría de los casos no tienen ningún significado-. La idea es que su respuesta sea con lo primero que se le venga a la mente. Al momento de evaluar tendrán en cuenta el tiempo que usted se tomó y analizarán el contenido emocional de su interpretación.

Una prueba muy utilizada es el test Wartegg en el que se deben completar ocho o 16 cuadros con dibujos partiendo de unos estímulos. Por ejemplo, de una línea vertical usted deberá hacer algún gráfico. Para los psicólogos, a través del dibujo usted plasma el mundo el que se está desenvolviendo, sus vivencias con el entorno. No vaya programado. Los evaluadores van a medir su coherencia, aquí no  miran si usted sabe dibujar o no.

Test de Inteligencia y razonamiento. Miden su coeficiente intelectual (IQ Test). Esta prueba se aplica para los cargos que requieran destrezas para entender, realizar determinadas actividades y solucionar problemas.

El coeficiente intelectual es evaluado a través de distintas pruebas, entre las que se encuentran las que miden comprensión verbal, memoria, aritmética, vocabulario, clasificación de imágenes, razonamiento, estructuración espacial.

Pruebas como seguir la serie de número de un juego de dominó o de cartas, son muy usadas. Controle su ansiedad y sus nervios. Siga muy bien las instrucciones. Tómese su tiempo para entender las pruebas. Si no sabe la respuesta, no se quede atascado, siga y si le queda tiempo vuelva a revisarla. Tampoco se sienta mal si no logra terminar la prueba, usualmente estas pruebas están diseñadas para que las personas no terminen.

Test de aptitudes. Evalúan habilidades concretas que resultan de gran importancia para el adecuado desempeño del cargo. Entre las habilidades que se pueden medir están la concentración, efectividad, creatividad, rapidez y motricidad.

Las pruebas grupales, que son utilizadas frecuentemente por las empresas, buscan medir tanto los rasgos de la personalidad como sus aptitudes. Los psicólogos pueden analizar si usted tiene capacidad motivacional, de seguir instrucciones, de trabajo en equipo.

Otra vez, todo depende del perfil del cargo.

Si la vacante es para asistente administrativo se tiene en cuenta la habilidad para priorizar tareas y manejar el tiempo. Si es para gerentes se evalúa la capacidad para formular estrategias y liderar grupos de trabajo.

Test de capacidades comerciales. Analizan si el candidato tiene habilidades para desempeñar actividades comerciales y de venta. Usualmente son cuestionarios con preguntas de este estilo: ¿Es tímido? ¿Le incomoda abordar a una persona para ofrecerle un producto? ¿Un buen vendedor puede vender un mal producto?

Test de conocimiento. Evalúa los conocimientos específicos sobre el área que se va a presentar, así como la experiencia adquirida a través de su experiencia laboral, personal y/o profesional. Si usted se desenvuelve en el área financiera probablemente deba hacer una prueba de Excel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.