¿Cómo conseguir un ascenso en su trabajo?

Para no quedarse estancado en su trabajo lo más importante es mostrar resultados cuantificables. Encuentre aquí recomendaciones para escalar al interior de su compañía.

Foto: Archivo Semana. Las organizaciones son cambiantes, por lo tanto, las personas deben preparase no para el ahora, sino para el mañana. Foto: Archivo Semana. Las organizaciones son cambiantes, por lo tanto, las personas deben preparase no para el ahora, sino para el mañana.

La mayoría de personas cuando comienza su vida laboral, tiene en mente ascender rápidamente al interior de la empresa. En un horizonte de mediano plazo, lo que busca es llegar a ser jefe, liderar un proyecto, manejar un grupo de gente e incluso presidir una organización.

Sin embargo, no son muchos los que realmente logran escalar en una empresa. Al pasar el tiempo, la frustración de algunas personas se hace cada vez mayor, porque ese anhelado ascenso hacia la cúspide no es tan fácil como parece.

Expertos de Addeco Colombia hacen algunas recomendaciones que podrían ayudarle a no quedarse estancado en su trabajo, y a dejar de pensar en cosas que a veces no lo ayudan a crecer.

El tiempo no es un factor de crecimiento, el desempeño sí.

En muchos casos, las personas creen que por el hecho de permanecer varios años en el mismo lugar de trabajo, tienen garantizado un ascenso. Sin embargo, aunque el conocimiento de la empresa es importante, no es un factor de crecimiento. La eficacia en el trabajo, junto con el compromiso, dedicación y capacidad de liderazgo y de toma de decisiones, son factores claves a la hora de buscar un ascenso. Siempre trate de producir a más del 100% en sus actividades laborales y de mostrar resultados que se puedan cuantificar.

Muchas personas, con el pasar del tiempo, descuidan su trabajo: dejan de planear sus actividades diarias, hacen sus tareas por salir del paso, se quejan por todo, no trabajan en equipo, no asumen responsabilidades o pierden todo interés en capacitarse.

Manejar competencias que posiblemente no se logren en su puesto de trabajo.

Para llegar a ser jefe, por ejemplo, se debe tener la habilidad de manejar personal y si nunca ha tenido experiencia con personas a cargo, es muy difícil desarrollar esa competencia. El consejo para escalar, es involucrase en los procesos de la empresa. Ser auditor de calidad interno o parte de los procesos de salud ocupacional, hace que adquiera habilidades que en su puesto de trabajo sería difícil desarrollar.

Involucrarse más con su empresa y ayudar a mejorar los procesos de la organización.

Es importante que las personas que buscan ascender al interior de una compañía, no solo adquieran el conocimiento de los procesos, sino que tengan clara la forma como la empresa puede crecer y mejorar dichos procesos.

Un elemento importante que muchas veces se desaprovecha son las evaluaciones de desempeño.

La persona debe aprovechar estos espacios no solo para evidenciar el cumplimiento de sus obligaciones, sino para exponer su talento ante la organización. La retroalimentación de la jefatura es un factor de crecimiento y detección de áreas de oportunidad para el desarrollo profesional.

Tener claro que las expectativas de la empresa y las personales, son parte crítica de éxito en un proceso de crecimiento.

Las organizaciones son cambiantes, por lo tanto, las personas deben preparase no para el ahora, sino para el mañana. Estar en un constante proceso de capacitación es clave no solo para ampliar sus conocimientos y habilidades, sino para mantenerse actualizado. También es necesario ir más allá de lo que la organización espera de usted. Sea proactivo, tenga iniciativa y busque siempre estar proponiendo cosas nuevas.

Mantenerse siempre ‘empleable’.

El desarrollo de un persona no solo tiene que ver con cuántos escalones asciende en un organigrama, sino con la capacidad de competir en el mercado laboral y ser deseables no solo para la empresa en la que trabaja sino para muchas más. Haga que en su sector lo conozcan: si es posible, escriba artículos o haga presentaciones; participe en conferencias con comentarios y preguntas acertadas; asista a seminarios; y haga buenas relaciones personales.

No se trata de estar adulándose y buscando la manera de promocionarse ante su jefe, sino de demostrar por qué usted es un buen empleado. La clave es venderse bien. Asegúrese, que las personas indicadas conozcan cuál es su contribución a la compañía. Si hay cifras que demuestren su trabajo, es mejor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.