El dinero adicional que lo haría feliz cuando sea viejo

Si usted es de las personas que cree que puede esperar en paz a que le llegue el momento del retiro, porque la pensión obligatoria le va a cubrir sus gastos, puede que no sea así. En ese caso es mejor empezar a ahorrar.

El dinero adicional que lo haría feliz cuando sea viejo El dinero adicional que lo haría feliz cuando sea viejo

Una de las principales preocupaciones económicas de la mayoría de las personas es cómo garantizar unos buenos ingresos para cuando llegue el momento del retiro. La legislación colombiana establece que todas las personas deben hacer un aporte mensual a un fondo de pensiones, con el fin de asegurar recursos para vivir después de la edad de jubilación. Sin embargo lo más probable es que dichos recursos no sean suficientes para tener una vejez tranquila.

Además, en el país muy pocas personas logran una pensión pues según datos del Ministerio de Protección Social, “solo uno de cada diez colombianos llega a pensionarse por falta de opciones y mecanismos de inclusión al sistema”.

De acuerdo con Edna Salas, product manager de recursos estables de BBVA, “definitivamente hay que ahorrar un dinero extra. No debe quedarse esperando la pensión obligatoria, pues con esta no logrará cubrir todos los gatos de la vejez. Es bueno concientizarse desde muy joven de la necesidad de ahorrar siempre pensando en el futuro”.

Es así como entre más joven se comience a efectuar el ahorro, será mucho mejor, pues no solo tendrá más años para reunir un buen dinero, sino que también podrá hacer inversiones más arriesgadas a largo plazo. Por ejemplo, comprar acciones puede ser una buena opción porque se puede esperar al momento justo para venderlas o para adquirir más, sin contar con la presión de necesitar el dinero inmediatamente.

Vallejo también propone un mecanismo interesante: ahorrar una cantidad de dinero cada mes en una cuenta y cada 6 meses o cada año, según la cantidad de dinero que se tenga en la cuenta, abrir un CDT con este ahorro. En el caso del banco BBVA, por ejemplo, este puede ser a un plazo de 36 meses. Usted puede repetir esta operación las veces que desee.

Otras alternativas para llegar a la tercera edad tranquilo es comprar activos que generen rentas mensuales como, por ejemplo, un apartamento, una bodega, un local o una oficina. Si empieza desde muy joven a comprar estos bienes, usted alcanzará a pagarlos totalmente antes de llegar a la jubilación, con lo cual la renta que generen cada mes se sumará al dinero que recibe por su pensión.

También puede ahorrar comprando divisas o invirtiendo en metales. De acuerdo con Felipe Jaramillo Vallejo, “estos últimos son una inversión a largo plazo, por lo cual puede ser una buena opción cuando se invierte pensando en el futuro”.

No crea que la pensión es un tema que deben abordar las personas mayores o por el cual se deben preocupar solo los que tiene más de 40 años. Por el contrario, entre más joven comience a organizar su pensión, mejor le irá a la hora de contar con un buen capital para la jubilación. En cambio, cuando ya se han pasado los 35 años y solo en ese momento se inicia el ahorro para la vejez, las exigencias económicas aumentarán.

Las opciones

En Colombia, el ahorro para la pensión obligatoria puede hacerse en un fondo administrado por el Estado, Colpensiones o en los fondos privados. Cada uno tiene algunas características particulares, pero la edad para poder jubilarse es igual para ambos, de 57 años para las mujeres y de 62, para los hombres.

Así que si usted acaba de empezar su vida laboral, tiene bastante tiempo para reunir algo de su pensión, pero si, además, ahorra por su cuenta, seguramente le irá mejor.

Es fundamental que este dinero no lo guarde en la misma cuenta en la que maneja sus ingresos y gastos mensuales porque, sin darse cuenta, puede gastarlo en otras compras y se verá tentado a usarlo para nuevos proyectos.

Felipe Jaramillo Vallejo, consultor financiero independiente, explica que “siempre está la posibilidad del fondo de pensiones voluntarias”, en los cuales usted organiza su plan de ahorro voluntario, fija sus cantidades mensuales, decide cómo y cuándo retira este dinero. La ventaja de estos fondos voluntarios, además de dar tranquilidad para la vejez, es que, si se cumplen ciertas metas, usted puede recibir un beneficio tributario en la retención en la fuente.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.