Cómo pagar su hipoteca en menos tiempo

Reducir el capital que debe de su crédito hipotecario siempre será un buen negocio, porque pagará menos intereses en el largo plazo y liberará recursos para aumentar su capacidad de ahorro. La estrategia consiste en destinar cualquier ingreso extra al pago de su hipoteca.

Cómo pagar su hipoteca en menos tiempo Cómo pagar su hipoteca en menos tiempo

El pago de un préstamo de vivienda suele ser uno de los gastos más importantes dentro del presupuesto familiar y el que se adquiere a más largo plazo, en el país, las entidades financieras los otorgan, por lo general, hasta por 20 años. Es importante tratar de pagar lo más pronto posible esta deuda, para que así se reduzcan los intereses a largo plazo. Como dice Felipe Jaramillo Vallejo, consultor financiero independiente, “la plata que no se tiene es la plata más cara”.

Recuerde que usted puede adquirir el préstamo de vivienda en UVR o en pesos. La UVR es una unidad que varía de acuerdo con la inflación y, por lo tanto, la cuota de su crédito y el saldo del mismo suben o bajan según el comportamiento de esta variable. Con la adquisición del préstamo en pesos, la cuota de su crédito es fija o disminuye durante todo el pago de la deuda.

También existen diferentes formas de amortizar estos créditos, es decir, formas distintas de pagarlos. Usted puede pagar cuotas más altas al inicio del crédito o cuotas más altas al final del mismo, caso en el cual usted deberá contar con mayores ingresos a medida que se acerca al vencimiento del plazo de la deuda.

La estrategia para pagar su préstamo hipotecario en menos tiempo consiste fundamentalmente en pagar cuotas más altas de las establecidas en su préstamo. Si usted empieza el pago de su crédito con cuotas menos altas, puede abonar un poco más y así reducir el pago de intereses poco a poco. Si, por el contrario, sus cuotas son más bajas hacia el final del crédito, puede continuar con el pago de cuotas con un valor superior. También puede realizar pagos adicionales en cualquier momento, sin pensar en cómo ha amortizado su crédito, y los puede hacer de diferentes maneras:

  1. Lo primero que debe ponerse como meta es destinar cualquier ingreso extra que tenga al pago de la hipoteca. Si recibe bonificaciones o primas, lo mejor que puede hacer con este dinero es abonarlo a su préstamo, pues entre menor sea su valor, serán menores los intereses que le cobren. Como lo explica Edna Salas, product manager de recursos estables de BBVA, “definitivamente, cuando se tienen recursos adicionales, es bueno no gastarlos, sino abonarlos a la hipoteca”.
  2. También puede pagar cada mes un poco más de la cuota mensual o cuando sea posible. Así, si por ejemplo su cuota es de $1’500.000, podrá aumentar su pago a $1’700.000 y este valor le ayudará a disminuir el número de cuotas.
  3. Si usted es de los que recibe cesantías, puede retirarlas para pagar créditos hipotecarios y esto también le permitirá pagar su vivienda en menos tiempo del proyectado.
  4. Edna Salas también propone una alternativa que es una buena jugada. Existe la cuenta AFC en muchos bancos, que es la cuenta de ahorro para el fomento de la construcción, la cual se abre, en el caso del BBVA, sin un monto mínimo, recibe intereses a partir de los $500.000, no genera tarjeta débito y no tiene cuota de manejo, tiene como beneficio tributario una reducción en la retención en la fuente y está diseñada específicamente para el pago del crédito hipotecario o compra de vivienda. Usted puede ahorrar en esta cuenta o pedir que le consignen parte de su nómina en ella y destinar el ahorro que obtiene por la menor retención en la fuente al pago de su hipoteca.

 

Si quiere ver más tips del ahorro haga clic aquí 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.