¿Por qué hacer un MBA en Colombia?

A la hora de hacer una maestría, muchos se preguntan si estudiar en el país o afuera y cuál es el momento indicado para arrancar. Magíster de las universidades locales, cuentan su experiencia.

MBA Inalde MBA Inalde

A los profesionales ahora les toca luchar para sobrevivir en un entorno laboral cada día más competitivo. Los desafíos no son pocos. No solo se trata de tener la experiencia y habilidades suficientes, pues a la hora de escalar los estudios de posgrado también marcan una diferencia.

Todo indica que ya el título de pregrado no es suficiente. Ingenieros, médicos, abogados, administradores, economistas hacen maestrías e incluso doctorados pensando en obtener el reconocimiento y desarrollo intelectual que la academia de alto nivel aporta.

Aunque la mayoría ya son conscientes de la necesidad de continuar estudiando, el dilema para muchos es dónde hacer sus estudios de posgrado. ¿En Colombia o en el exterior? Es indiscutible, que las mejores universidades en el exterior dan tanto prestigio como oportunidades de enganche en empresas multinacionales. A pesar de esto, son muchos los colombianos que han tomado la decisión de hacer sus maestrías en casa.

Egresados de los MBA de Eafit, de la Sergio Arboleda y del Inalde le contaron a Finanzaspersonales.com.co cómo ha sido su experiencia.

Qué beneficios trae un MBA

Además de la visión y el conocimiento estratégico, administrativo y gerencial que se adquiere con un MBA, los egresados coinciden en que las ventajas de este estudio de posgrado se relaciona tanto con la parte profesional como la laboral. “Primero me dejo muy buenos amigos. Segundo, me dio conocimientos en un contexto empresarial tanto de habilidades administrativas como operativas. La capacidad gerencial aumentó de forma importante porque tengo una visión más generalista de la administración de negocios”, afirma Juan Cendales, magíster del Inalde.

Otra de las ventajas que ofrecen las maestrías en Administración de Negocios, es que abre el espectro a muchos profesionales, para que puedan desempeñarse en distintos cargos directivos. Jorge Eduardo Reyes, egresado de la Sergio Arboleda, sostiene que su MBA le permitió acceder al mercado laboral no sólo de los abogados que es su profesión originaria, sino llegar a cargos propios para los administradores o ingenieros industriales.

El reconocimiento también mejora con un MBA. Mi estatus académico ante mis compañeros de trabajo, familiares y amigos se elevó, ahora soy una referencia de consulta para temas laborales y comerciales, dice Jorge Rosales, magíster de Eafit.

En términos de remuneración, la mayoría de los casos revela que cuando los estudios de posgrado, están acompañados de una buena experiencia profesional de años de trabajo laboral, las oportunidades de cambiar su trabajo y mejorar su remuneración crecen.

“Una vez terminé, algunas compañías interesadas en perfiles similares al mío y ejecutivos de alto nivel gerencial me llamaron y me hicieron entrevistas, además participé en varios procesos de selección con compañías “Head Hunter”, lo que terminó, después de casi un año, en un cambio de trabajo y ahora soy Gerente General en una gran multinacional”, cuenta Justo Sarmiento, de la Sergio Arboleda.

Jorge Rosales y Jorge Eduardo Reyes coinciden en que una vez terminados sus MBA, sus ingresos mejoraron en un 50%.

 Por qué estudiar en casa

Su principal argumento está relacionado con la oportunidad que tienen de estudiar y trabajar al mismo tiempo. “Uno de los éxitos de un provechoso MBA es las relaciones e intercambio de vivencias administrativas con compañeros de clase que se desempeñan como directivos en diferentes compañías de diversos sectores, nuestra problemática y nuestras oportunidades empresariales son intrínsecas a Colombia a pesar de la globalización académica”, señala Juan Manuel Rodríguez, egresado de la Universidad Sergio Arboleda.

Jorge Eduardo Reyes, magíster de la misma universidad, afirma que al tomar su decisión incidieron tres hechos particulares: “los costos en el exterior eran demasiado altos para mí, el nivel de enseñanza en Colombia es bueno y el horario de las universidades es flexible, porque permite trabajar en la mañana y estudiar en la noche”.

El tema de la experiencia laboral resulta fundamental para todos. La clave está en alcanzar un equilibrio. “Entre más experiencia se haya adquirido en el campo laboral, mayor será el beneficio que puede generar un MBA, ya que permite consolidar y conjurar muchos factores esenciales en el desarrollo profesional”, concluyó Leonardo Londoño, magíster de la Universidad Sergio Arboleda.

Juan Cendales, del Inalde, le diría a los jóvenes lo que alguna vez le dijo Martha Olga Arango, una profesora de su maestría: “La vida se realiza trabajando, pero el trabajo no es una forma de realizar la vida. Acuérdese que EXISTE SIEMPRE UNA POSIBILIDAD”

Cuál es el problema de los jóvenes sobreperfilados

Los egresados consultados coinciden en que el problema que muchos jóvenes están afrontando es que tienen un perfil muy alto en términos académicos y cuentan con poca experiencia.

“Un punto clave que deben tener en cuenta los profesionales es que un MBA, ayuda a crear diferenciación y le da a sus egresados un alcance diferente. Sin embargo, estos estudios no reemplazan el desempeño y la experiencia que las personas tienen”, sostiene Jaime Hernández, egresado del Inalde.

Para Jorge Rosales, magíster de Eafit, muchos jóvenes se gradúan e inmediatamente se van del país a perfeccionar idiomas y a hacer un posgrado de tiempo completo, en el mejor de los casos, hacen lo mismo pero en Colombia. Cuando terminan sus estudios ya tienen 25 años, nula experiencia laboral (diferente a la de una práctica industrial) y llegan al mercado laboral a aplicar a cargos gerenciales porque tienen un MBA.

La experiencia me ha demostrado que esta práctica no es positiva, pues hay una incongruencia en su perfil laboral. En algunos casos, al no conseguir trabajo que se “merecen” siguen estudiando e incluso hace otro posgrado, lo cual los vuelve sobre perfilados a nivel académico pero poco atractivos a nivel laboral.

“Mi experiencia es que primero trabajen unos años (por lo menos tres), aprendan a trabajar y a conocerse a sí mismos como trabajadores, se den cuenta qué les gusta hacer, conozcan sus fortalezas actuales, sus debilidades y sus proyecciones futuras y posteriormente, hacer un posgrado que les permita aplicar los conocimientos adquiridos, llevar sus fortalezcan a nivel superior, traducir esas fortalezas en mejores ingresos y proyectarse de manera positiva en el mercado laboral”, concluyó Rosales.

Qué mirar a la hora de escoger universidad

Lo primero es que el MBA se encuentre debidamente aprobado por el Ministerio de Educación Nacional.

 Los factores claves para Justo Sarmiento son: el pensum académico, las horas de clases magistrales, la metodología de estudio, los horarios, las distancias desde su sitio de trabajo, el prestigio de la universidad y los costos.

También vale la pena revisar si los programas tienen convenio o respaldo con otras universidades en el exterior e incluso, si dan la oportunidad de doble titulación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.