Vino barato vs. vino caro

¿Está usted completamente seguro de poder distinguir entre un vino "barato" y uno "caro"?

¿Sería usted capaz de distinguir entre el sabor de un vino barato y uno caro? ¿Sería usted capaz de distinguir entre el sabor de un vino barato y uno caro?

 
 
Un estudio reciente sugiere que la mitad de la población no es capaz de hacerlo, por lo que probablemente disfrutaría de ambas botellas por igual.

Investigadores de la Universidad de Hertfordshire, en Inglaterra, encontraron que el vino que cuesta menos de US$8 por botella puede tener el mismo efecto en el paladar que aquellos cuyas botellas se venden a un precio hasta seis veces más alto.

Sus hallazgos sugieren que muchas personas podrían estar pagando por una etiqueta, y no por diferecias de sabor que sean capaces de detectar.

En pruebas a ciegas llevada a cabo en el Festival de Ciencia de Edimburgo, Escocia, participaron 578 miembros del público, quienes identificaron correctamente el vino "barato" o el vino "caro" sólo el 50% de las veces.

Los participantes probaron una variedad de vinos tintos y blancos entre ellos, merlot y chardonnay.

Entre las variedades degustadas por los participantes también estaban shiraz, rioja, claret o bordeaux, pinot grigio y sauvignon blanc.

¿Pagando por una etiqueta?

Para el ejercicio se compararon dos botellas de champaña, con precios de US$28,79 y US$49 respectivamente. También se compararon botellas de vino que costaban menos de US$8 con vinos añejos con precios de US$16,34 y US$48.

A los participantes se les pidió que dijeran cuál de los vinos pensaban que eran los baratos y cuáles eran los caros.

Según las leyes del azar, los participantes deberían haber sido capaces de hacer una predicción correcta el 50% de las veces. Y ese fue precisamente el nivel de precisión alcanzado.

Según los expertos del departamento de psicología que coordinaron el estudio, los resultados demuestran que los voluntarios no pudieron distinguir entre los vinos solo por su sabor.

El investigador principal, el profesor Richard Wiseman, señaló: "Estos resultados son extraordinarios. Las personas no fueron capaces de diferenciar el vino costoso del barato, así que en estos tiempos de dificultades económicas el mensaje es claro: los vinos de bajo costo que probamos tenían el mismo sabor que los caros".

Pero si su paladar no encuentra la diferencia, probablemente su bolsillo sí lo hará.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.