Fin de año en el fin del mundo

Si tiene espíritu aventurero y ganas de viajar a un lugar diferente, ir al fin del mundo en este fin de año es el plan para usted. Finanzaspersonales.com.co le cuenta todo lo que debe saber sobre este mítico lugar antes de empacar maletas.

"Fin del mundo, principio de todo" es el eslogan de Ushuaia.
Foto@Simon Uribe Convers "Fin del mundo, principio de todo" es el eslogan de Ushuaia. Foto@Simon Uribe Convers

Viajar al fin del mundo es llegar donde no hay caminos que puedan llevarte más lejos y ver permanentemente un paisaje espectacular: lagos congelados, bosques nevados, picos altos y la vastedad infinita de las planicies de la Patagonia.

Ushuaia es la ciudad turística ubicada más al sur del planeta. Fue fundada en 1882 cuando el gobierno argentino decidió crear una cárcel en este territorio y los familiares de los guardias fueron los primeros habitantes. Está localizada en una bahía del mismo nombre y Ushuaia, en lenguaje indígena Yaman, significa “Bahía mirando al este”.

La vida marina de la ciudad de la Tierra del Fuego es uno de sus mayores atractivos. El Canal del Beagle, que rodea a Ushuaia, es una atracción obligatoria para quienes están de visita. Se puede navegar en catamaranes o en veleros. Las islas están llenas de leones y osos marinos y ahora en verano, se pueden ver los pingüinos magallánicos.

Para ir al glaciar Martial se puede tomar el telesilla que lleva a su base. En invierno se puede esquiar por los alrededores y subir atravesando nieve que llega hasta la mitad de los muslos. La vista de la bahía de Ushuaia desde ahí es alucinante. La excursión a la Isla de Lobos está disponible todo el año y pasa por el Faro les Eclairs. Allí se ve una colonia de lobos marinos así como diversas especies de aves.

Una variante de está excursión para esta época es partir de Ushuaia hacia la Bahía Lapatía, que queda dentro de la Tierra del Fuego. Allí se puede hacer trekking –disfrutando la vista de los castores y del Lago Roca–, cabalgatas, buceo, pesca deportiva y montañismo, especialmente recomendado ya que las montañas son una combinación de nieve, roca, sedimentos y hielo. Puedes llegar a un bosque silvestre y mágico y después sentir el viento frío que viene del Polo Sur, que está a unos 1.000 kms de distancia.

Una expedición al Polo Sur geográfico, para la que es necesario ser nivel 4 en el ranking de excursionistas, cuesta aproximadamente unos US$46.450. Parten de Patriot Hills, el campamento base que sirve a las expediciones al Monte Vinson. Es necesario realizar la travesía con esquís los últimos 100 Km hasta llegar al corazón de la Antártica.

Por está época de fin de año hay una variada oferta de cruceros que salen desde Ushuaia rumbo a la Antártica por el Pasaje Drake. A los que se queden en la ciudad de la prisión, las sirenas de los barcos les anunciaran que llega la media noche.

La Antártica es una de las pocas regiones primitivas que quedan en el mundo. Durante el verano austral, los canales repletos de hielo, la vida silvestre y los paisajes hacen de este viaje una aventura única y excepcional. Visitar remotos lugares a los que sólo unos cuantos han llegado es uno de los atractivos que se suma a poder contemplar cadenas montañosas sin fin, los icebergs tabulares, los cientos de glaciares y la particular gama de colores de esta zona del mundo.

Un crucero por la Antártica se consigue desde US$4.400 y el precio varía de acuerdo al tipo de cabina. Incluye todas las comidas y alojamiento, excursiones en zodiac y en tierra, conferencias dictadas por naturalistas, diario de navegación detallado e impuestos.

Hay paquetes turísticos que salen desde Buenos Aires. Uno que incluya visitas a El Calafate, Ushuaia y Puerto Madryn, así como tiquetes aéreos, traslados de llegada y salida, desayunos, excursiones a parques naturales, alojamiento, un safari náutico y visita al glaciar Perito Moreno, con una duración de 8 días, cuesta entre US$1655 y US$1985, dependiendo de la clase que se elija. Otro similar sin visitar Puerto Madryn, con una duración de 6 días, cuesta entre US$950 y US$1.210.

Un tiquete ida y vuelta entre Bogotá y Buenos Aires se consigue hoy por unos US$1.000. El tiquete Bogotá-Ushuaia cuesta US$2.000 y no es fácil de conseguir. Con aerolíneas nacionales en Argentina, es posible conseguir un tiquete Buenos Aires Ushuaia por unos $200.

Una comida para una persona en un restaurante promedio vale US$10 sin vino. Una cena para dos personas, en un buen restaurante, con vino y postre cuesta alrededor de US$45. Se puede alquilar un carro con cadenas para el hielo y conductor por un día por US$40.

Si todavía no tiene plan para el 31 y unos cuantos ahorros en el banco, todavía está a tiempo de llegar al fin del mundo. “Fin del mundo, principio de todo” o Fin del mundo, principio de año, usted elige.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.