Razones para decir NO a las tarjetas de crédito

por Marcela Villamil Kiewu

Con la disponibilidad de crédito disparada, los consumidores se endeudan facilmente y se acostumbran a obtener lo que quieren de inmediato, así no tengan dinero. Dejarse llevar por su impulsos no es tan bueno para sus finanzas personales.

FinanzasPersonales.com.co FinanzasPersonales.com.co

Ha visto ese televisor que quiere, esa consola de videos que siempre soñó, o tal vez esos zapatos que le irían bien con su chaqueta nueva; además, ha tenido una semana difícil y quiere ir a un restaurante e irse de rumba, por eso, decide hacer una avance con su tarjeta de crédito. Estos comportamientos son el producto clásico del fácil y rápido endeudamiento que viven los colombianos. FinanzasPersonales.com.co le dará algunas excusas que podrá usar en el momento que sienta todos estos impulsos que para su bolsillo no son los más sanos.

1. Financiar sus compras no demuestra autocontrol. No tener control con sus gastos y fuerza de voluntad para ejercerlo, puede privarle más adelante de seguridad financiera. Lo peor que le puede pasar a sus finanzas es tener una actitud impulsiva hacia la compra, puede tornarse aburrido, pero le traerá recompensas después, como la posibilidad de pagar su propia casa. Recuerde que la salud financiera es uno de los aspectos más importantes de su vida.

2. Al gastar con tarjeta de crédito, puede estar saliéndose de su presupuesto. ¿No tiene presupuesto? Bueno debería empezar por eso. Para muchas personas el presupuesto es una herramienta para mantener el gasto bajo control. Es muy fácil para no darse cuenta de cuánto cuesta cada cosa que quiere comprar, sume al final del mes y fíjese si eso era lo que tenía planeado y lo que podía gastar.

3. Las tasas de interés de las tarjetas de crédito son las más caras. La tasa de interés de crédito de consumo vigente es 17,69% y la tasa de usura es del 26,54%. Las tasas de interés por pago con tarjeta de crédito están cerca del 26% y por avances cerca al límite de la usura. Esto hace que la financiación de sus compras sea muy cara. A una tasa del 26% efectiva anual, por una compra de un millón de pesos puede estar pagando al año hasta $128.746 .

En este punto es importante acotar que las tasas de interés están en aumento, y las que primero suben son las de consumo y el saldo de su deuda subirá con el tiempo si se sigue dejando llevar por sus impulsos.

4. Entrar en mora es muy costoso. Cuando no paga a tiempo su tarjeta de crédito, el banco empieza a cobrarle la tasa de interés por usura sobre el saldo de su deuda, esto le genera gastos adicionales a su presupuesto. Tal vez esté diciendo que eso nunca le va a pasar y que pagará todo a una cuota, pero los imprevistos o simplemente perder su trabajo podrían hacerlo pasar por esto si no planea lo suficiente el manejo de su dinero.

5. Debe cuidar su historial crediticio. No tener un buen historial de crédito puede dañarle la capacidad de realizar compras significativas, como una casa. Si no paga la tarjeta de crédito a tiempo, su calificación de crédito disminuye y así sus posibilidades de conseguir más cosas o ventajas sobre tasas de interés, que por un impulso puede no llegar a tener. Si es un cliente riesgoso para el banco, puede que no le nieguen el crédito, pero a una tasa más alta, que al final se traduce en gastos y dinero adicional.

6. Los malos hábitos financieros ponen en peligro sus relaciones. El dinero es una de las razones por las cuales las parejas y familias se separan. Esto es un tema muy complicado, por eso no olvide hacer un presupuesto con su familia y poner dentro de las reglas, evitar cualquier impulso que los saque de sus verdaderos objetivos financieros.

7. Financiar las compras lo llevan a un mayor gasto. Algunas personas gastan más dinero, ya sea al comprar de más o por comprar artículos más costosos. Cuando paga el crédito resulta fácil, porque es solo firmar un papel y recibe lo que quiere. Mientras, que al pagar con dinero en efectivo, siente que el dinero se va de sus manos. Pagar en efectivo le servirá a saber realmente cuánto está gastando y cuánto menos hay en su billetera.

8. En el peor de los casos, el hábito financiar todas sus compras puede llevarlo a la quiebra. Si usted decide utilizar sus tarjetas de crédito hasta el tope, sin un plan para pagarlas, o si su plan sale mal, ya sea porque pierde su trabajo o enfrenta una calamidad doméstica, usted se enfrentará irremediablemente a una gran deuda, cosa que lo llevará a la bancarrota de la cual no es fácil recuperarse.

9. Evitar las deudas le traerá paz mental. Si no le debe dinero a nadie, no tendrá de qué preocuparse. Intereses de mora, pagos atrasados y cuotas de manejo. no serán sus preocupaciones. La mejor manera de disfrutar de algo agradable es cuando realmente su bolsillo lo permite.

RECUERDE, no financiar su compra no significa que usted no deba tener una tarjeta de crédito o nunca usarla. Diferir sus compras a una cuota y aprovechar todas las ventajas y recompensas que ofrecen, como descuentos especiales y convenios. Si se usan sabiamente, las tarjetas de crédito se convierten en una herramienta muy útil.

Lea también: Ahorre en vacaciones con su tarjeta de crédito

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.