Indicadores Financieros

Seguridad Financiera

¡Qué no lo tumben!. Imagen - Archivo Semana

Imagen - Archivo Semana

¡Qué no lo tumben!

La captación masiva ilegal sigue proliferando en el país. Las nuevas modalidades: falsas inversiones y préstamos en internet. Conózcalas para que no lo engañen.

A finales de 2008, miles de personas perdieron su dinero a raíz del derrumbe de las llamadas pirámides ,como DMG y DRFE que, mediante esquemas de vinculación de personas, captaron millonarios recursos. A pesar de esto, y de muchos otros casos, la gente parece no aprender y sigue cayendo en toda clase de trampas.

A la Superfinanciera llegan rutinariamente decenas de quejas de personas que han sido engañadas. Si bien no se trata del resurgimiento de pirámides (sobre lo cual siempre habrá que estar alerta), es claro que las formas de captación ilegal se han ido sofisticando. La “moda” actual son operaciones más estructuradas que involucran inversiones en sectores como la construcción y que se disfrazan bajo la denominación de bancas de inversión, mesas de dinero o gestores de negocios o asesores de inversión. La otra modalidad que ha tomado fuerza son los falsos prestamistas. Cada semana, la Superfinanciera tiene que expedir comunicados advirtiendo sobre compañías que se hacen pasar por vigilados. Además, internet se está transformando en un canal cada vez más utilizado para engañar a la gente.

Dinero elaboró la lista de los ‘tumbis’ más famosos por estos días. No caiga en la trampa.

¿Socio o prestamistas?

En la construcción y desarrollo de proyectos, como por ejemplo la construcción y la operación de hoteles, es común la vinculación de inversionistas mediante contratos de cuentas de participación o mediante la cesión de derechos fiduciarios. En este caso, el inversionista se vuelve socio del proyecto y, por lo tanto, sus ganancias dependerán del éxito o fracaso del mismo.

Sin embargo, la Superfinanciera ha encontrado que, en algunos casos, en la práctica lo que le están ofreciendo al “inversionista” es devolverle el dinero en un tiempo determinado (menor al de la duración del proyecto) con unos rendimientos fijos, similar a un papel de renta fija. Y esto, hecho de forma masiva, se constituye en una captación ilegal. “Muchas veces recogen más de lo que vale el proyecto y ni lo terminan. Por lo que deben ser intervenidas y congeladas sus operaciones, cuentas y bienes. Además, se traslada el caso a la Fiscalía”, afirman en la Superintendencia.

Además de proyectos de construcción, esta modalidad se puede presentar en negocios que tengan unos flujos de caja garantizados. Es más, se ha visto que es una práctica muy utilizada en contratos de obra pública. De hecho, el Grupo Nule utilizó este tipo de mecanismos para financiarse. ?En lo corrido del año, a agosto, la Superintendencia ha realizado 95 visitas por indicios de este tipo de comportamiento.

Engaños por internet
A través de medios virtuales se ha vuelto común el ofrecimiento de premios de lotería, herencias, donaciones que, para ser “entregadas”, requieren que la persona se contacte por correo electrónico o a un número telefónico determinado con el fin de obtener sus datos personales. Además de la obtención engañosa de información financiera a través del mundo virtual, se han intentado revivir las típicas pirámides. “La plata que consignan unos incautos la trasladan momentáneamente a cuentas de otros para seguir alimentando este tipo de mitos”, afirman en la Superfinanciera. Por lo general, son páginas o correos de fuera del país que no pueden ser bloqueados por las leyes colombianas.

Forex o no Forex

El Foreing Exchange (Forex), mercado internacional de divisas por medios electrónicos, es un mercado altamente riesgoso que requiere grandes conocimientos. Por esto, muchas personas lo utilizan como fachada para justificar los altos rendimientos que ofrecen y para confundir a la gente. Y, si bien el auge de este tipo de casos se dio en 2008 y 2009, aparecen eventualmente denuncias por estafas mediante este mecanismo.

Legalmente las personas que quieran hacer Forex tienen que hacerlo a través de una sociedad comisionista de Bolsa y en la actualidad no hay ninguna compañía o persona autorizada para ofrecer y/o comercializar este producto en el país. Es algo más difícil de detectar, pues se hace a través de internet y si alguien lo está haciendo es por su cuenta y riesgo. Ninguna entidad o persona está autorizada en el país para ofrecer este producto.

Falsos prestamistas

Muchas entidades y/o individuos no vigilados prometen préstamos rápidos a bajas tasas de interés sin necesidad de grandes garantías. Una vez son contactados, piden documentos simples y una consignación para el estudio del crédito, un seguro o cualquier otra cosa. Sin embargo, una vez reciben el dinero, se pierden y no pueden ser ubicados pues no tienen una dirección fija. Aquí no hay captación ilegal, se trata de una estafa típica.

Estas entidades se presentan como vigiladas por la Superfinanciera e incluso utilizan nombres de productos de entidades que sí lo son para confundir a los incautos. Credilisto, Crediexpress, Crediaval, Coopcrédito Nacional, Crediamérica, Corficréditos, Maxicrédito Nacional, Sucréditoya, Efectivo al Instante, Credisencillo, entre muchos otros, son algunos de los nombres utilizados.

69 casos de este tipo de estafas ha recibido la Superfinanciera en lo corrido del año hasta agosto.

Algunos consejos

— Nunca se meta en inversiones sin conocer todos los riesgos que está asumiendo. No firme nada si no entiende qué compromisos está adquiriendo.

— Desconfíe de los préstamos rápidos a tasas bajas sin muchas exigencias que se realizan únicamente a través de teléfono, páginas de internet o avisos publicitarios. Recuerde que de eso tan bueno no dan tanto.

— Tampoco confíe en empresas que le garanticen altas rentabilidades por sus ahorros en el corto plazo pues muy seguramente tienen que asumir riesgos altísimos para generarlas o están haciendo otras cosas con su dinero.

— Para verificar si una entidad puede prestar, captar o manejar recursos del público es o no vigilada por la Superintendencia Financiera revise el listado de vigilados (http://www.superfinanciera.gov.co/ConsumidorFinanciero/entidades_general.xls). Hágalo antes de suministrar su información personal o de realizar cualquier consignación.

— No divulgue información personal ni financiera a fuentes desconocidas. No acepte mensajes electrónicos con ofertas absurdas ni los contacte por teléfono ni vía electrónica.

— La Superfinanciera reitera que no se puede confiar en esquemas piramidales, así en apariencia cumplan con los primeros pagos. ¡Denuncie!