¡Pida prestado ya!

Con los aumentos que ha realizado el Banco de la República de las tasas de interés, se confirma que uno de los mejores momentos para endeudarse está a punto de culminar.

Archivo Semana Archivo Semana

En la reunión del viernes, el Banco de la República aumentó por quinta vez su tasa de intervención, acumulando en 2011 un incremento del 1,25%. Los principales analistas del mercado consideran cada vez más probable que el Emisor continúe con los aumentos en el segundo semestre del año. La razón: contener las presiones inflacionarias sobre los alimentos en razón del invierno y el alza de los combustibles.

Con esto, lo más seguro es que el resto de tasas de interés de la economía -incluyendo las de los distintos tipos de crédito- termine este año entre 4,5% y 5%. Lo cierto es que en 2011 habrá un menor crecimiento del crédito respecto al año anterior y este será algo más costoso. De ahí que uno de los mejores momentos para endeudarse esté a punto de culminar.

Es muy probable que dichos incrementos se reflejen en las tasas del sector financiero. Por ejemplo, las tasas de interés para vivienda, que hoy están entre 11% y 12%, pueden terminar el año entre 13% y 14%. Por esto, si usted está pensando en endeudarse para comprar casa o apartamento, es mejor que lo haga ya, antes de que sea tarde.

Según María Mercedes Cuéllar, presidente de Asobancaria, la cartera bruta total de los establecimientos de crédito crecerá este año alrededor de 16% real, algo por debajo de lo que hizo en 2010, cuando creció 19,3% real. "Esto debido a la inminente subida de las tasas de interés por parte del Emisor", afirma. "El Banco de la República incrementaría en unos 150 puntos básicos su tasa de intervención este año, elevándola a 4,5% para mantener ancladas las expectativas, prevenir burbujas financieras y desbordamientos del crédito" agrega Cuéllar.

Banqueros optimistas

Si bien es un hecho que las tasas para los préstamos bancarios subirán durante 2011, los banqueros consideran que continuarán siendo muy atractivas e históricamente bajas, lo que mantendrá "una dinámica importante del crédito en casi todos los tipos de cartera", afirma Jaime Alberto Velásquez, vicepresidente financiero del Grupo Bancolombia.

Además, la buena calidad de la cartera (2,8% en diciembre) y su holgado cubrimiento en todas las modalidades, hacen muy sostenible la expansión del crédito. Incluso, hay entidades, como Colpatria y AV Villas, que esperan crecimientos mucho más altos.

"Va a ser un buen año para el crédito", afirma Juan Camilo Ángel, presidente de AV Villas, que espera un crecimiento de la cartera del 19% ante un buen comportamiento de todas sus modalidades (hipotecaria, 24%; consumo, 19% y comercial, 17%). Por su parte, Colpatria estima un incremento de 21% ante su fortaleza en tarjetas de crédito en sectores de bajos y medianos ingresos y las Pymes, explica Santiago Perdomo, presidente de Colpatria.

Sin duda, la cartera que más crecería sería la hipotecaria, ante la prolongación de los subsidios a la tasa de interés para los créditos de vivienda; sobre todo en modalidades como el leasing habitacional, debido a factores tributarios. Además, el microcrédito también crecerá ante la mayor flexibilidad en las tasas de interés de usura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.