Compare y elija la opción que más le conviene para pagar su deuda

Diríjase al banco, converse, ‘pida cacao’ y finalmente aproveche su historial crediticio para salir de las obligaciones crediticias que tiene vigentes, si siente que las cuotas lo tienen ‘colgado’.

Compare y elija la opción que más le conviene para pagar su deuda Compare y elija la opción que más le conviene para pagar su deuda

Como sucede en ocasiones, las personas acuden al endeudamiento para obtener de manera ágil un crédito que les permita cumplir con una aspiración personal: adquirir vivienda, continuar estudios dentro del país o en el exterior o hacer un préstamo para comprar un vehículo.

Y ocurre que, si tiene en el bolsillo esa tarjeta de crédito que ‘lo salva’ a uno,  de uno que otro imprevisto, empieza a usarla para comprar unos pasajes, para adquirir en la vitrina ese vestido de sastre que está en promoción, o con la que hizo un avance para pagar la cuota de la matrícula para el semestre. Al fin de cuentas, para eso trabaja ¿no? para darse un gusto de vez en cuando.

Así pasan varios meses y esa deuda ‘zombi’, la que por más que abone y cancele cuotas no puede terminar de ‘matarla’, ahora lo está literalmente ‘ahogando’, pues sus ingresos se ven disminuidos al tener que hacer altos pagos en el mes.

Si sus hábitos de pago son buenos y ha cancelado puntualmente sus deudas con los bancos, tal vez sea la opción de acudir al sistema financiero para aprovechar algunas de las opciones que se manejan para facilitarle a los deudores las modalidades de pago en los créditos. No se trata de abusar mucho de estas figuras, pero lo cierto es que, con buenas notas de pago en las centrales de riesgo, usted no tendrá problema en ir a su banco, ‘pedir cacao’ y sentarse a renegociar los plazos de su deuda para bajar un poco los costos y mejorar el flujo de caja de sus ingresos.

FP recomienda: Cuatro maneras en que se ‘disfrazan’ sus deudas

En el camino encontrará que dependiendo de cada entidad, las condiciones cambian. Lo cierto es que, si ninguna opción le parece lo suficientemente atractiva, usted puede tomar su deuda y marcharse con ella donde le ofrezcan mejores condiciones. Además recuerde que desde hace unos cuatro años ya se eliminaron las multas por prepagar los créditos inferiores a los 800 salarios mínimos vigentes (equivalentes en octubre de 2016 a $551.563.200). Acá le dejamos unos tips para orientarlo en su decisión:

1. Identifique bajo qué figura va a pagar sus deudas.

Primero que nada, debe conocer las distintas modalidades para ponerse al día en sus obligaciones, en qué consisten, sus ventajas y desventajas.


Fuente: Elaboración propia Finanzas Personales.

Como puede observar, todas las modalidades tienen desventajas, y se deben ponderar todas las opciones con sus riesgos para tomar la decisión más adecuada a su bolsillo.

2. Priorice qué es lo más importante para su bolsillo

Uno de los errores más comunes al elegir alguna de estas modalidades, es creer que la finalidad de diferir, reestructurar o unificar deudas es simplemente aumentar el flujo de caja al disminuir el valor de la cuota, sin embargo, esta es la mitad del ejercicio, por lo que al disminuir la cuota, se aumenta el plazo, se corre el riesgo que se termine pagando incluso más de lo que se tenía proyectado inicialmente.

Así las cosas, aparte de considerar liberar el flujo de caja, se debe pensar en la tasa de interés en la cual va a seguir pagando sus deudas. En primer lugar, debe considerar que las tasas ofrecidas en el mercado se expresan en tasas efectivas anuales, que se definen como aquella tasa que calcula el costo o valor de interés esperado en un plazo de un año.

Siga leyendo: Cuatro consejos básicos para que no le nieguen un crédito

Las entidades financieras fijan sus tasas para cada tipo de crédito, monto y plazo, por lo tanto, si desea recoger todas sus deudas en una compra de cartera es necesario que conozca lo ofrecido en el mercado a través de los simuladores de crédito con las que cuentan estas entidades, que le dará una idea de cuál crédito es el más beneficioso y si se inclina por un diferido o una reestructuración, es necesario que conozca la tasa máxima ofrecida en el mercado, porque a partir de este valor, las entidades fijan sus tasas de interés.

Si desea conocer la tasa en la cual está pagando mes a mes sus obligaciones, la Superintendencia Financiera cuenta con un convertidor de tasas de interés de efectiva anual a nominal mensual y viceversa. También puede hacer el cálculo en las plataformas que tiene Finanzas Personales en su página de inicio.

3. ¿Cuál es la tasa más beneficiosa, si deseo recoger mis obligaciones?

Se debe elegir, sin duda, la tasa más baja que la que se ha venido pagando. Pero cuando se tienen varias obligaciones entre créditos, compras con tarjetas de crédito, con distintos montos, a distintas tasas y distintos plazos, un simple suma y división no es suficiente para conocer la tasa real, se debe hacer un cálculo más profundo acerca de la tasa de interés corriente real que se está pagando, es decir, no tendrá el mismo valor una tasa sobre un monto muy pequeño en relación con el total del saldo pendiente, frente una obligación que tiene un monto mayor pagando a una tasa menor que el resto.

Por ejemplo, examine su extracto de tarjeta de crédito y verá que las compras tienen diferentes plazos y tasas. No es lo mismo la comida por $200.000 que pagó a 4 cuotas a una tasa de 28% efectivo anual, que la compra de un televisor de $1.300.000 a 36 meses con una tasa de 30% efectivo anual. Cada compra tiene su peso dentro del total de la deuda que está vigente.

Algunos tips a la hora de elegir la mejor opción

  • Frente al incremento de las tasas de interés en el mercado, los establecimientos de créditos están ofreciendo rediferidos de sus tarjetas de crédito a tasas “competitivas”, los asesores usan como gancho comercial informarle al cliente tasas de un dígito, que suenan muy atractivas, sin embargo, se trata de tasas nominales mensuales, que es igual a la tasa de interés por período multiplicada por el número de períodos (generalmente entre los 12 meses del año). Pregunte cuál es la tasa efectiva anual (y compárela con las tasas efectivas que está pagando sus obligaciones actuales).
  • Si su necesidad es liberar flujo de caja, cualquier opción que permita pagar una cuota menor a la que viene cancelando, generalmente implica terminar pagando un valor mucho mayor al final, así que, pondere sus necesidades actuales, a veces es preferible pagar más en un corto período de tiempo y salir de una deuda rápidamente, que extender el plazo de sus obligaciones, recuerde que cada día que pasa con sus deudas se liquidan intereses corrientes diarios.
  • Todas las opciones de pagos de deuda incurren en riesgos, evalúelos y tome la decisión más adecuada para su bolsillo.

También le puede interesar: ¿Pensando en endeudarse? Ojo a las nuevas tasas de interés

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.