Con estos consejos, los ciberladrones van a estar alejados de sus transacciones

Si ha comprado por internet muy seguramente se ha preguntado qué tan seguro está su dinero, pues los delincuentes están pendientes de los errores de la tecnología y de los incautos para lucrarse. Conozca cuáles son las mejores formas para hacer transacciones y estar seguro.

123RF 123RF

Esta semana, un laboratorio de seguridad informática reveló una campaña de phishing que afectaba a los usuarios de Bancolombia, pues delincuentes informáticos les estaban  enviando a sus correos una trampa donde se advertía del bloqueo de sus productos con la empresa, les decían que para activarlos deberían acceder a un link. El enlace era un truco para robar los datos financieros de los usuarios y posteriormente el dinero en sus cuentas.

A esta temible práctica, que puede terminar en dejar el saldo de las cuentas en $0 y ‘robar’ el cupo de las tarjetas a través de correos que invitan a dejar los datos en una web falsa se le conoce, como phishing o suplantación de identidad. Hay muchos otros crímenes de este tipo a los que están expuestos los usuarios, como por ejemplo el pharming;  el cual altera el navegador de la víctima y lo hace creer que está en el sitio web del banco; o el Vishing, en el cual se engaña a las personas a través de llamadas telefónicas,  pues cuando ellos contestan es una grabación que les dice que deben comunicarse  con un número que supuestamente es de la entidad bancaria, al llamar a ese número otra grabación solicita información financiera argumentando que los datos deben ser verificados.

Aunque las estrategias de robo sean cada vez más avanzadas, los sistemas de seguridad de los bancos también están evolucionando constantemente, es un tipo de guerra digital contra el crimen. Las entidades bancarias tienen softwares de monitoreo en sus redes, que se  encargan de detectar actividades inusuales y neutralizarlas rápidamente.  Ellos pueden detectar  virus y  activar avanzados firewall (muros antivirus).

También manejan encriptación, lo cual es un proceso que mediante un complejo código hace los datos imposibles de leer por terceros. Es decir el mensaje tiene una especie de blindaje desde que es enviado, así que si por el camino es interceptado por hackers es casi complejo que logren descifrar la información, y para cuando lo consigan el banco ya abra invalidado esos datos. La encriptación aunque es muy efectiva, no es un proceso muy complejo de hacer, incluso las versiones de Mac y Windows le permiten encriptar los datos de su disco duro.

En Colombia, la empresa francesa TagPay acaba de presentar un sistema de pagos llamado Near Sound Data Transfer (NSDT),  el cual convierte prácticamente cualquier celular en una tarjeta bancaria. Funciona cuando al ir a la tienda, el vendedor, en vez de usar un datáfono,  desde una aplicación escribe en su celular la cantidad a pagar, luego el cliente ingresa su número de teléfono acompañado de un PIN de cuatro dígitos, que viene siendo como la contraseña de una tarjeta.

Al hacer esto la plataforma CBS de TagPay llama automáticamente al celular, cuando el usuario contesta le habla una voz que le dice que acerque su teléfono al dispositivo del vendedor,  al hacerlo se  reproduce un sonido  que es una contraseña cifrada y  así  se completa la transacción.

Entérese también de ¿Cuáles son las ventajas de la banca virtual?

Para esto no se necesita tener un Smartphone, pues aunque los teléfonos viejos no tienen acceso a internet, ni funciones avanzadas, solo necesitan el micrófono para transmitir el código del sistema NSDT. “Lo que hemos diseñado es una nueva forma de hacer transacciones. El reto es permitir que se puedan hacer transacciones incluso usando el celular de la abuela”, indicó Yves Eonnet, presidente de TagPay.

El sistema incluso ha llegado a países que no cuentan con un alto desarrollo como Haití, convirtiéndose en una buena alternativa para que los bancos hagan contacto con sus clientes. Uno de los beneficios de esta tecnología es la seguridad, pues  el código sonoro que se usa cambia con cada transacción, es decir que una vez se usa, muere y no puede volver a usarse.

“Nuestra tecnología es muy segura, porque la diseñamos pensando en estar en el más alto nivel de seguridad. Incluso  uno de los bancos más grandes de Francia ha invertido en nuestra compañía, por eso tuvimos auditorías muy complejas para verificar nuestra seguridad”, asegura Yves.

La transacción se hace durante unas pocas centésimas de segundo, por lo que es imposible que alguien se robe la información en ese tiempo.  Y si alguien pierde el celular, solo necesita conseguir el mismo número y recordar su pin, no necesita ingresar nuevos datos.

Lo invitamos a leer ¡Pilas! La estafa que se hace pasar por WhatsApp sin necesidad de usar datos

Consejos para proteger la información financiera

Los bancos recomiendan que antes de hacer una transacción desde un navegador, lo mejor es que se asegure de que la dirección empiece con “https:// “, porque eso significa que la información está encriptada. Así que trate de ingresar directamente a la página escribiendo la dirección , no use links ni buscadores, tampoco por ‘mis favoritos’ en su explorador.

Cuando le llegue un correo, recuerde que es muy improbable que los bancos incluyan enlaces en los mails que envían, si desea comprobar la veracidad de la información o nota algo sospechoso llame a la entidad inmediatamente.

Nunca ingrese a la banca digital desde redes de Wi Fi que no conozca, o desde el primer  café internet que encuentre. Solo use equipos de confianza, pues puede haber malware monitoreando su actividad y captando su información. Es recomendable cambiar  las contraseñas de su correo con frecuencia y  cerrar sesión al finalizar sus operaciones. Por último si desea máxima seguridad también puede desactivar los cookies de los exploradores.

También le puede interesar ¡Pilas! no caiga en manos de los delincuentes al hacer compras esta temporada

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.