¡Aproveche el subsidio!

El próximo tres de julio arranca el subsidio a las tasas de interés hipotecarias. Un gran incentivo para comprar vivienda de interés social y prioritario.

¡Aproveche el subsidio! ¡Aproveche el subsidio!

Con el anuncio del Gobierno de revivir los subsidios a las tasas de interés hipotecarias a partir del próximo tres de julio, las condiciones financieras para la adquisición de vivienda de interés social (VIS) y de interés prioritario (VIP) vuelven a ser inmejorables.

Además, dado que entidades financieras como Bancolombia, Davivienda y el Banco Caja Social, entre otras, extendieron la cobertura del subsidio por 8 años más (adicionales a los primeros siete que cubrirá el Gobierno), los beneficiarios quedarán cobijados durante toda la vida del crédito.

Con esto, las cuotas mensuales de los créditos tendrían una reducción de entre 25% y 30%, según cálculos de Asobancaria. Conozca de qué se trata el subsidio para que usted o alguien que conozca haga parte de los cerca de 140.000 beneficiarios que, se estima, tendrá la medida.

El nuevo subsidio

El beneficio del Gobierno consiste en un subsidio a la tasa de interés de los créditos hipotecarios para quienes compren vivienda nueva y será de 5 puntos porcentuales para viviendas VIP de hasta 70 salarios mínimos mensuales legales vigentes –SMMLV– (alrededor de $39,7 millones) o de 4 puntos para inmuebles VIS entre 70 SMMLV y 135 SMMLV ($76,5 millones). Aplicará para los créditos o contratos de leasing habitacional que se desembolsen a partir del 3 de julio de 2012 y hasta el 31 de julio de 2014 o hasta que se agoten los cupos. Dado que el Gobierno destinará $1,4 billones se estima que podrían ser alrededor de 140.000 créditos.

Balance del anterior

Según Asobancaria, bajo el esquema anterior se desembolsaron desde abril de 2009 hasta marzo de 2012 un total de 136.000 créditos por un valor de $5,4 billones que permitieron financiar la adquisición de viviendas por $9,5 billones.

De este total de operaciones, 21% se destinaron a la adquisición de viviendas VIP de hasta 70 SMMLV, 48% a viviendas VIS (de 70 a 135 SMMLV de valor) y 31% a viviendas No VIS con valor hasta de 335 SMMLV. En esta ocasión, se centrará en VIP y VIS, pues más que una medida anticíclica es una política social.

El impacto

El subsidio a la tasa de interés representa una reducción promedio de entre 25% a 30% en la cuota mensual que deben pagar los usuarios (dependiendo de los puntos subsidiados). Por ejemplo, si la tasa que ofrece el mercado en un crédito de vivienda es de 13,5%, para la VIP, en cuyo caso los puntos que subsidia el gobierno son 5%, la tasa de interés efectiva que pagaría el usuario sería de 8,1%. Mientras que si la vivienda es VIS, por lo que los puntos a subsidiar son 4%, la tasa de interés para el usuario sería de 9,2%. Con esto, las tasas de interés quedan en niveles muy atractivos.

Condiciones y recomendaciones

- No haber sido beneficiario de la cobertura anterior (establecida por el Decreto 1143 de 2009). Además, es para una sola vivienda.

- Tener ingresos inferiores a 8 SMMLV.

- No ser propietario de vivienda en el país.

- Si son dos o más deudores, los requisitos se deben verificar para cada uno de ellos.

- Solo se podrá utilizar para adquisición de vivienda nueva financiada VIS o VIP.? El subsidio se pierde automáticamente por la mora en el pago de tres cuotas consecutivas.

- También se pierde por pago anticipado del crédito o al hacer uso de la opción de compra en los contratos de leasing habitacional. Además, por reestructuración y /o cesión del crédito por parte del deudor.

¿Y el precio?

El precio de la vivienda nueva presentó un incremento anual de 9,51%, muy por encima de la inflación, ante el aumento de los precios de venta de los apartamentos de 10,11% y de las casas en 2,5%. Las ciudades con el mayor crecimiento son Barranquilla (14,35%), Bucaramanga (13,79%) y Bogotá (10,29%).

A pesar del fuerte crecimiento de los precios no se prevé una caída en los precios de la finca raíz pues este se debe a la falta de suelo urbanizable en las ciudades y al aumento del precio de materiales como el acero. Además, hay una alta demanda insatisfecha.

Con esto, las condiciones financieras y de mercado están dadas para que sea un buen momento de adquirir vivienda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.