Y usted, ¿todavía va al Banco?

Conozca los costos de los diferentes canales para acceder más eficientemente a su banco. La seguridad también es su responsabilidad.

El principal obstáculo para que exista un mayor uso de internet, además de la penetración, es la falta de cultura que deriva en una percepción de baja seguridad del medio. El principal obstáculo para que exista un mayor uso de internet, además de la penetración, es la falta de cultura que deriva en una percepción de baja seguridad del medio.

Si usted hace la mayor parte de sus pagos como servicios públicos, matrículas, suscripciones y pagos a terceros en las oficinas bancarias tradicionales podría estar perdiendo mucho tiempo y dinero.

Por ejemplo, retirar con la tarjeta débito dentro de la oficina cuesta en promedio alrededor de $2.940. Mientras que realizar un retiro en los cajeros electrónicos de la red propia del banco cuesta en promedio $911 e incluso hay bancos, como el Bancolombia, que no cobran (solo la cuota de manejo de la tarjeta débito). Claro que si lo hace en un cajero que no pertenece a la red de cajeros de su banco puede valer hasta cinco veces más y alcanzar los $6.000. Este es, sin duda, el canal más costoso que tiene un usuario para todo tipo de transacciones.

Además, si usted es de los que acostumbra consultar el saldo y luego hacer el retiro, duplicará el costo, pues la mayoría de los bancos cobra lo mismo por estos servicios. Y las transacciones declinadas por cupo o fondos insuficientes tienen costos similares.

No obstante, algunos servicios como consultas de saldo, transferencias entre cuentas de la entidad, pagos de cartera y pagos a terceros podrían salirle gratis si los hace a través de internet, pues la mayoría de entidades no cobra por ellos. La banca telefónica también es un canal económico pero hay más variabilidad en el valor entre las entidades (consulte la tabla).

Por tanto, la recomendación es hacer todas sus transacciones y pagos recurrentes a través de internet y/o banca telefónica. Además, hacer un uso programado (retire una vez a la semana) de la red propia, para evitarse hacer tortuosas filas y ahorrar dinero.

¿Y la seguridad?

El principal obstáculo para que exista un mayor uso de internet, además de la penetración, es la falta de cultura que deriva en una percepción de baja seguridad del medio. Sin embargo, este es uno de los canales donde las entidades están invirtiendo más fuertemente en tecnología para hacerlo más seguro. Además, existen topes diarios para las operaciones, claves adicionales y se necesita tener las cuentas previamente inscritas.

No obstante, usted debería seguir algunas recomendaciones de seguridad en los diferentes canales, pues muchos de los robos se dan por fallas del usuario.

No haga transacciones financieras desde computadores públicos como los de los café internet pues alguien pudo instalar programas para capturar sus claves; nunca ingrese a la página de internet de su banco utilizando links en correos (digite la dirección) ni conteste e-mails donde le piden información. Los bancos nunca solicitan este tipo de información por este medio.

Y cuando use el cajero, no lo haga mecánicamente. Revise que no tenga nada sospechoso, como aparatos extraños que obstaculicen la salida de dinero o el lector de tarjetas. Tape el teclado cuando digite la clave para evitar que lo graben. No acepte ayuda de extraños. Por último, cambie su clave por lo menos una vez al mes. Ningún banco lo cobra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.