Una buena impresión

Adquirir una impresora nueva puede ser un camello, dada la cantidad de opciones que existen en el mercado. Tips para comprar la que más se ajuste a sus necesidades.

Archivo Semana Archivo Semana

A pesar de que el auge por los documentos digitales y la posibilidad de compartir información a través de internet le haya quitado impulso, la impresión sigue viva. Tan solo en Estados Unidos, estos aparatos generaron ventas por más de US$7.100 millones durante marzo pasado, lo que equivale a un descenso de solo 4% con respecto al mismo mes en 2011.

Aún existen labores en el hogar, como tareas escolares o documentos de trabajo, que requieren el uso intensivo de papel por parte de los usuarios. Eso sí, ahora también existe una mayor oferta de equipos y de tecnologías de impresión que permiten realizar una compra inteligente que se traduce en mayor ahorro de dinero.

Estas son algunas claves para tener en cuenta antes de adquirir cualquiera de los dispositivos.

El uso lo dice todo

¿Para qué necesita la impresora? Así sabrá si le basta con un equipo para blanco y negro o si es imprescindible que tenga cartuchos de color; o si es preferible que produzca muchas copias en poco tiempo o si es mejor que tome más tiempo para sacar imágenes en alta definición.

Más valor

No se guíe por el precio del equipo: siempre pregunte por el costo de los cartuchos y por la cantidad de páginas que imprimen. Así determinará cuánto gastará cada año en reemplazarlos. Recuerde que los cartuchos más costosos podrían entregarle más copias que los más baratos. También indague si los colores vienen en cartuchos indivuales pues, según la revista Consumer Report, son impresoras más económicas de mantener.

Más libertad

Muchas impresoras incluyen ranuras para tarjetas de memoria USB o SD -que usan muchas cámaras-, mientras otras cuentan con correo electrónico para que los usuarios envíen sus documentos y ellas los impriman automáticamente. Aunque ahorran tiempo, no podrá cambiar las márgenes, los tamaños de letra ni los colores de las letras.

¿Y los papeles?

Las impresoras tradicionales de inyección de tinta tienen capacidad para 100 hojas de papel y hasta en tamaño A4 -un poco más grande que el oficio-. Si la quiere para fotografías, fíjese que acepte tamaños muy pequeños, como 6x4, y que reciba papeles de mayor gramaje. Si quiere una láser, lo mejor es que tenga capacidad mínima de 500 hojas.

Si busca un equipo para las tareas de sus hijos es recomendable comprar una multifuncional, que además tenga escáner y fotocopiadora. Pero, si la piensa usar para textos largos, como tesis de grado, le resultará mejor adquirir una láser casera, que produce hasta 20 páginas por minuto en blanco y negro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.