Teléfonos Celulares: Evite las estafas más comunes

Los teléfonos ya son inalámbricos, lo que no quiere decir que no vengan con ataduras. Aquí le brindamos los 8 problemas más comunes y cómo resolverlos.

Teléfonos Celulares: Evite las estafas más comunes Teléfonos Celulares: Evite las estafas más comunes

1. Empecé a mandar e-mail por teléfono, y de pronto mi cuenta subió $50.000 más ese mes.

Los proveedores de servicio cobran de manera diferente por mandar datos que por transmitir voz. Y "datos", por definición, pueden incluir mensajes de texto, correo electrónico, fotos, música o páginas de Internet.

El consejo: si anticipa que va a usar su teléfono más de la cuenta que solamente para hablar, pregúntele a su proveedor acerca del costo de agregar en su contrato un plan para el envío de datos.

2. Cambié de plan dentro del mismo proveedor, y ahora resulta que estoy al principio de otro contrato de dos años.

Esto le puede ocurrir no solo cuando cambia de planes, sino cuando cambia de número, agrega opciones o simplemente obtiene un nuevo teléfono celular.

El consejo: nunca se cambie a nada sin antes preguntarle al proveedor si no hay alguna condición escondida. Lo más probable es que sí la haya.

3. Descargué un nuevo timbre para el teléfono, y ahora me están cobrando una cuota mensual.

Cuando descargue algo especial como un timbre diferente, un juego, un paisaje de fondo o wallpaper, puede descubrir, para su sorpresa, que ya lo inscribieron en un plan mensual.

El consejo: cuando baje del Internet una opción que desea, revise los recuadros y asegúrese de quitarle las marcas de aceptación si estas lo comprometen a un servicio a largo plazo que usted no quiere recibir. Además, lea cuidadosamente los términos del servicio. Sea especialmente precavido al descargar cualquier programa o servicio de terceros.

4. Mi cuenta es mucho más alta de lo que esperaba.

Los precios que vea anunciados en la televisión o en anuncios impresos no incluyen impuestos, cargos adicionales y otras cuotas que el proveedor probablemente le va a agregar.

El consejo: calcule que tendrá que pagar hasta un 30% más del precio anunciado y compare diferentes planes teniendo eso en mente. Antes de comprometerse, haga que el proveedor le dé una lista de todos los cargos adicionales y le explique cómo van a ser calculados.

5. Nunca obtuve los reembolsos o descuentos que me prometieron.

Si se juzgan por las encuestas, parece que es un problema muy común entre la gente que compra teléfonos en los sitios web independientes.

El consejo: solo compre de una tienda que le dé el descuento completo desde el principio.

6. Tengo planes de viajar por Europa, y mis amigos me han dicho que me van a cobrar cuotas internacionales exorbitantes o que mi teléfono ni siquiera va a funcionar.

Casi toda Europa y gran parte del resto del mundo usan redes de telefonía móvil GSM (Sistema global para los celulares), que es el tipo que usan Cingular y T-Mobile. Pero, aunque tenga un teléfono de GSM, puede ser que no funcione en el extranjero a menos que esté usando la banda adecuada. Lo que es más, si su teléfono funciona y usted no ha hecho arreglos con su proveedor para llamadas internacionales, es muy probable que termine pagando precios astronómicos.

El consejo: pregúntele a su proveedor si su teléfono va a funcionar en las zonas que piensa visitar y, de ser así, que le conecte el servicio de roaming internacional. Si esto no es posible, su proveedor tal vez pueda alquilarle otro teléfono

7. Me inscribí en un plan familiar y ahora los costos están fuera de mi control.

Un plan familiar puede parecer una ganga, porque es conveniente y económico. Pero, es muy probable que le cobren cuotas separadas por activar y desconectar cada teléfono, y tal vez le cueste trabajo controlar las llamadas que hagan sus hijos.

El consejo: considere poner a sus hijos en un plan prepagado que limita los minutos disponibles al número que usted compra. Eso va a controlar no solo el costo sino que tal vez hasta sirva para enseñar a sus hijos a ser responsables con el tiempo que pasan al teléfono (aunque eso no se podríamos asegurar).

8. Mi proveedor ya empezó a darme la lata para que firme un contrato por dos años más.

Las compañías de teléfono celular van a hacer todo lo que esté en sus manos para mantenerlo bajo el control de un contrato, ya sea ofreciéndole teléfonos muy baratos o sin costo alguno, con la tecnología más avanzada o dándole minutos adicionales por el mismo precio.

El consejo: no se deje presionar. Por lo general, usted puede continuar con su plan actual de mes a mes, que le da la libertad de cambiar de compañías o de actualizar el equipo cuando a usted le convenga. Si decide renovar el contrato, no dude en tratar de negociar mejores términos. Este es, probablemente, el único momento en el proceso en el que es usted, y no el proveedor, quien tiene el sartén por el mango. ¡Disfrútelo!


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.