Indicadores Financieros

Negocios

Seis claves para tener una negociación exitosa. La sólidez y éxito de una negociación parte de la imagen que quiere proyectar una organización. Foto. Corbis.

La sólidez y éxito de una negociación parte de la imagen que quiere proyectar una organización. Foto. Corbis.

Seis claves para tener una negociación exitosa

Las relaciones públicas son una herramienta indispensable en las empresas. Además de posicionarla, contribuye a tener una coordinación a nivel interno y externo de lo que se quiere transmitir.

La tarea fundamental de las relaciones públicas es hacer compatibles los intereses de las empresas o instituciones con los de los grupos con quienes interactúan, para beneficio recíproco y a partir de ello crear alianzas.

La negociación entra a jugar un papel importante en este relacionamiento, ya que básicamente de esta disciplina depende el éxito y expansión de una empresa, pues es justo allí, donde se logra cautivar nuevos nichos de mercado y se comunica el verdadero mensaje que quiere proyectar.

De que sea exitosa o no, depende de la integración de diferentes técnicas de marketing, publicidad, administración, imagen, protocolo, etiqueta, comunicación estratégica (corporal y verbal) y el tipo de relacionamiento (gerencial, internacional…)

¿Cómo integrar estas herramientas y ser exitoso en una negociación?

De acuerdo con la presidenta de la Fundación Escuela de Relaciones Públicas & Protocolo (Ferp), Pilar Guzmán Lizarazo, la efectividad de esta disciplina radica del momento en que usted tome decisiones “es necesario trazar la ruta, los intereses y las estrategias que se quieren implementar”.

Según la directiva es importante tener en cuenta:

1. Conocimiento. Es indispensable tener información sobre lo que hace y los intereses de la contraparte.

2. ¿En qué momento actuar? Existen momentos precisos para dar la mano, dar una tarjeta y presentarse. Un mal movimiento en un momento de tensión o de molestia, puede restar puntos en esa primera impresión que se quiere dar.

3. Momento preciso, hora precisa, día preciso, escenario preciso. Las estrategias utilizadas develan oportunidades ya que la comunicación estratégica en una gestión empresarial que tiene en la actualidad una relevancia que nadie pone en duda.

4. Ubicación. Es clave saber en qué sitio hay que sentarse. Este espacio debe ser estratégico, ya que usted debe evaluar detalles mínimos que pueden entorpecer su discurso (si está frente a la ventana ¿hay o no contraluz?). Lo ideal es sentarse a la espalda de la ventana.

5. Comunicación no verbal. La forma de vestirse, los colores que usa en sus prendas de vestir, el movimiento de las manos, del cuerpo en general y la gesticulación es trascendental en este momento de cierre.

6. Medios audiovisuales. Cuando usted va a hacer una exposición, previamente debe verificar que efectivamente los aparatos tecnológicos que va a utilizar, funcionen perfectamente.

En el momento de la exposición nadie puede interrumpir (ni un vaso de agua, ni un café) pues se requiere de la concentración absoluta de la otra parte.

7. Momento de comer. Todo lleva un orden, se discute el negocio, se expone el producto y una vez se llegue a un acuerdo se pasa a la comida.