Indicadores Financieros

Tecnología

Redes sociales en la empresa… ¿para qué?. Las redes sociales abrieron nuevos puestos de trabajo en las empresas.

Las redes sociales abrieron nuevos puestos de trabajo en las empresas.

Redes sociales en la empresa… ¿para qué?

A pesar de las tendencias, todavía queda mucho para la plena integración de redes sociales en el universo de la empresa.

Internet y las redes sociales han cambiado sin duda la comunicación en nuestros días. Y aunque algunos insistan en negarlo, este aspecto no solo afecta a nuestra privacidad sino también en nuestro entorno laboral. Palabras como teléfono y fax, o incluso correo electrónico, van desapareciendo del día a día para dejar paso a un comentario, un chat, un like o un Hang-Out corporativo.

También cada vez más usuales son las nuevas tabletas o smartphones, terminales con las que las generaciones más afines a Internet ganan influencia. Incluso en la comunicación corporativa.

Pero sobre todo la mezcla entre el perfil privado y profesional y el uso que hacen tanto empleados como empresa de plataformas como Facebook ponen a las marcas ante un gran reto. No solo diluyendo el límite entre lo privado y lo laboral, sino también alterando las dinámicas de trabajo y la transparencia de contenidos y procesos de producción.

Nuevos medios, nuevas ideas

“El nuevo comportamiento en la comunicación fomenta la innovación. No solo acelera el intercambio de información, sino también la generación conjunta de ideas”, comentaba Michael Korbacher, jefe de Google en Alemania en una conferencia organizada por Münchener Kreis, asociación dedicada a la investigación de la comunicación.

Así ocurre por ejemplo en sectores tan importantes como los departamentos de personal. Mientras hasta hace poco la estructura se basaba en anuncios, cada vez son más los que apuestan por búsquedas proactivas y selectivas a través de la red social.

No sólo en entornos externos, sino también dentro de las propias “comunidades sociales”, donde incluso altos cargos pueden entablar un diálogo y descubrir auténticos “diamantes en bruto”, un sueño hasta ahora casi imposible debido a la jerarquía de la comunicación.

Diálogo vs. Monólogo

Pero ventajas al margen, la penetración de las redes sociales en la empresa todavía dista de estar optimizada al máximo. Así se deduce del estudio Social Media Excelente, realizado por la Universidad de Sr. Gallen. Frente a lo que marcan las tendencias, el uso empresarial de las redes sociales está todavía en una forma primigenia. Normalmente dedicado al marketing y la comunicación corporativa.

Mientras tanto, otros sectores como Customer Relationship Management, selección de personal o distribución quedan prácticamente excluidos.

Además, en vez de orientadas al diálogo, muchas estrategias de comunicación social se limitan a prolongaciones de modelos más antiguos. Algo que puede derivar en que el mensaje no llegue o incluso, causar indiferencia en los expertos externos.

Realmente no es sólo la rapidez tecnológica lo que frena este proceso de integración de las redes sociales en el entorno corporativo.

Sino que sobre todo también influye la formación de los responsables correspondientes con un objetivo corporativo: utilizar consciente y eficientemente unos canales de comunicación de los que ya hace tiempo disponen.