Que NO debe hacer en Facebook

Algunos personajes tristemente célebres han aprendido por el camino difícil lo que para el resto son algunos "no" esenciales para mantenerse fuera de problemas gracias a la red social.

Imagen: Archivo Semana Imagen: Archivo Semana

En Reino Unido, Joanne Fraill —la jurado británica que contactó a una acusada a través de Facebook provocando la anulación de la causa— fue sentenciada a ocho meses de prisión.

Ella aprendió por el camino difícil, lo que para el resto son algunos "no" esenciales para mantenerse fuera de problemas en Facebook.

Para empezar no debe...

...hacer amigos con gente que no debe

¿Desea añadir como amigo a...? Piense antes de hacer clic en "confirmar".

Fraill no lo pensó. La jurado dijo que la empatía la llevó a localizar a Jamie Sewart —acusada en un juicio de drogas— en Facebook y más tarde se convirtió en "amiga" de ella. El contacto salió a la luz y en menos de un año, Fraill regresó a la corte, esta vez en el banquillo.

Si bien este es el primer caso en Reino Unido que involucra internet, no es la primera vez que los usuarios de Facebook han elegido a los amigos equivocados y ciertamente no será la última.

Sin embargo, las malas decisiones no siempre son tan evidentes.

Charlotte Fielder, quien nació sin una mano, sin saberlo, se hizo amiga de un hombre en Facebook que fingió haber perdido una extremidad pero que, en realidad, sentía atracción sexual por los amputados.

Poco después, encontró la foto de su perfil copiada y publicada en un sitio web pornográfico, donde se hicieron comentarios obscenos.

...quejarse de su jefe / clientes / electores

Suena obvio, pero es sorprendentemente común.

Una mujer, conocida como Lindsay, puso en una actualización de su estado, "¡Por Dios, odio mi trabajo!" antes de lanzar un ataque personal a su jefe.

Fue cuestión de horas antes de que recordara que su jefe estaba entre sus "amigos".

Según los informes, él escribió una respuesta diciéndole a Lindsay que no se molestara en presentarse a trabajar al día siguiente. "Vas a encontrar tu formulario del despido en tu lugar. Y sí, hablo en serio", escribió.

La línea aérea Virgin también llenó formularios de despidos luego de que la tripulación de cabina de un avión abrió una página en Facebook y se dedicó a insultar a los pasajeros, bromearon sobre que los aviones estaban llenos de cucarachas y los motores eran reemplazados sólo cuatro veces al año.

Trece empleados fueron despedidos.

Los políticos parecen propensos a caer en esta trampa.

A un candidato conservador en Kent, Reino Unido, se le ocurrió llamar a las mujeres de la zona "putas". En una discusión de Facebook, Payam Tamiz escribió que quería mantener una relación con "alguien decente", pero que era "imposible encontrar a alguien con moral y un poco de respeto de sí misma".

Después de una disculpa, renunció.

...subir fotos impertinentes

A menos que usted se preocupe por su configuración de privacidad, la vergüenza y el bochorno son casi inevitables en Facebook.

Hasta al jefe del Servicio Británico de Inteligencia Secreta, John Sawers, falló en mantener las cosas privadas fuera de la vista del público.

Fotos de las vacaciones con su esposa, incluyendo a Sawers en traje de baño y los detalles sobre sus hijos y la ubicación de su casa salieron a la luz.

Aunque fueron retiradas velozmente, tomó más tiempo hacerlas desaparecer de la memoria colectiva.


...disfrutar demasiado de su permiso por enfermedad

Si usted dijo una mentira o realmente está enfermo, probablemente lo mejor es mantenerse lejos de Facebook.


Una mujer canadiense, en medio de un largo permiso por depresión, perdió sus beneficios cuando su agente de seguros encontró fotos de ella divirtiéndose al sol y en largas noches con amigos.

Nathalie Blanchard había estado de baja de su trabajo en IBM en Quebec por un año y dijo que el doctor le ordenó continuar con sus actividades como una manera de vencer a la depresión.

Otra mujer perdió su trabajo cuando su jefe se dio cuenta que estaba usando Facebook, luego de que llamara para avisar que se sentía demasiado enferma como para utilizar una computadora.

La empleada suiza llamó a su empresa, Nationale Suisse, para avisar que tenía migraña y que necesitaba estar en una habitación oscura.

No le sirvió de nada asegurar que ingresó al sitio a través de su iPhone mientras estaba en cama.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.