Indicadores Financieros

Blog

A propósito del impuesto de valorización…. Laura Margarita Rodríguez, bloguera de FinanzasPersonales.com.co.

Laura Margarita Rodríguez, bloguera de FinanzasPersonales.com.co.

A propósito del impuesto de valorización…

Por Laura Margarita Rodríguez

Antes del 27 de septiembre debemos estar al día con el tan controvertido impuesto de valorización en Bogotá y lo que llama mi atención no son los fines en los que se invertirá el dinero, sino las modalidades de pago que están permitidas.

Para facilitarnos las cosas, los ciudadanos podremos realizar nuestro pago en efectivo, con cheque o tarjeta de crédito. Sin embargo, lo que más me sorprende es que si no podemos realizar la contribución de este impuesto de contado, nos dan la generosa opción de diferir el pago en cuotas.

A simple vista resulta una idea considerada pero, si revisamos detenidamente esta alternativa, encontraremos que estamos a punto de cometer un grave error que impactará significativamente en nuestra economía familiar.

Si bien adquirir un crédito o realizar avances de tarjeta de crédito para el pago de este impuesto resultarían ser ideas descabelladas, si las comparamos con la opción de financiación que nos ofrece el distrito terminaríamos considerándolas.

Hace unos días un gran amigo recibió el impuesto de valorización de su apartamento por un valor con pago de contado de $255.200.

Hasta ahí todo va muy bien. Es un apartamento con buena ubicación, con uno que otro problema de huecos en las vías pero en general podría decirse que no existe queja alguna para dejar de pagar este gravamen. Pero su sorpresa no dio espera.

Aunque le parece que es un absurdo el cobro de la valorización, lo que lo sorprendió no fue precisamente el valor sino la generosa opción que le ofrecían: pago en 12 cuotas mensuales por un valor de $34.200, es decir el impuesto ya no le costará $255.200 sino $410.400.

No se necesita ser un experto financiero para percibir que al final de los 12 meses va a terminar pagando $155.200 más del costo real del impuesto por el simple hecho de haber diferido su pago, todo gracias al efecto de la tasa de interés del crédito.

Al calcular la tasa de interés que está cobrando el distrito por realizar el pago del impuesto de valorización a 12 meses, me impresiona encontrar que es del 8,19% mensual lo que equivale al 157,22% Efectivo Anual. Esta es realmente la tasa más alta que podemos encontrar si queremos endeudarnos para pagar esta tributación. Comparemos estas tres opciones de financiación:


Si bien las tasas de interés de los avances y de los créditos con las casas comerciales se caracterizan por ser las más altas del mercado, en comparación a la tasa de interés ofrecida por el distrito quedan muy bien situadas.

Si financiamos los $255.200 del costo del impuesto y tomamos como referencia las tasas efectivas mencionadas anteriormente todo esto durante 12 meses, veamos este contraste en términos de dinero:

La diferencia es alta y significativa para nuestro bolsillo. Saquemos nuestras propias conclusiones, informémonos y decidamos con inteligencia. No permitamos que el impuesto de valorización termine “desvalorizando” nuestras finanzas personales.

NOTA por curiosidad: En la ley 1066 de 2006 art.4 se menciona que a las financiaciones o morosidad de impuestos se les cobra como interés la tasa máxima de usura que es de 35% EA aproximadamente.

Laura Margarita Rodríguez
Experta en Finanzas Personales
Twitter: @lalarodriguezc