MP3: riesgo de sordera

Quien use sistemas de MP3 portátiles se arriesga a perder irreversiblemente la capacidad auditiva en los próximos cinco años si no toma medidas.

SXC: Los dispositivos de música afectan la audición y ponen en riesgo la salud. SXC: Los dispositivos de música afectan la audición y ponen en riesgo la salud.
;
DW

Las nuevas generaciones, acostumbradas a un uso generalizado del MP3 portátil, se exponen a pérdidas de oído irreversibles si no limitan su uso a una hora diaria y a un volumen de no más de 89 decibelios según científicos.

El Comité Científico de Riesgos Sanitarios Nuevos y Emergentes (CSRSEN en sus siglas en inglés) advirtió que entre el 5% y el 10% de los usuarios de dispositivos musicales portátiles, como MP3 o iPod, sufrirán pérdidas de oído durante al menos cinco años si continúan exponiéndose a volúmenes demasiado altos y a más de una hora diaria.

Cinco horas a la semana pueden ser demasiado

Según los científicos "basta con escuchar cinco horas de música a la semana a un nivel de más de 89 decibelios para sobrepasar los límites sonoros fijados para los lugares de trabajo".

Todos los usuarios que se expongan más tiempo corren el riesgo de sufrir pérdidas auditivas irreversibles en un periodo de cinco años", añadieron los científicos, agregando que al menos entre 2,5 y 10 millones de usuarios ya se encuentra entre la población de riesgo.

Actividades como los desplazamientos o la práctica de deportes a menudo va ligada al uso de estos dispositivos, cuya venta se ha disparado enormemente en los cuatro últimos años.

Millones escuchan MP3 diariamente

Según datos de la Comisión Europea, entre 50 y 100 millones de personas escuchan de forma cotidiana un MP3. En la UE se vendieron en entre 184 y 246 millones de lectores musicales portátiles y entre 124 y 165 millones de lectores MP3.

La UE ya cuenta con un límite que reduce a 100 decibelios el volumen máximo de los dispositivos musicales portátiles, pero la Comisión Europea advirtió hoy que una exposición excesiva podría, sin embargo, provocar lesiones de oído.

Bruselas, que últimamente ha expresado su preocupación por la creciente contaminación sonora de los lugares de ocio como una amenaza para la salud, se dirigió hoy a los jóvenes, los más aficionados al uso de MP3, y recomendó un uso limitado de estos aparatos en tiempo y en volumen.

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.