Los beneficios de perder la privacidad en internet

Con la noticia de que Google reunirá la información que encuentra en sus muchas plataformas -incluyendo YouTube, Gmail y Blogger- los defensores de la privacidad dicen que la compañía tendrá más información de la que debe.

Tener más información disponible en línea puede proteger mejor a los usuarios del fraude. Tener más información disponible en línea puede proteger mejor a los usuarios del fraude.
;
BBC

Incluso antes de estos cambios, los usuarios de internet tenían muy poco control sobre su información en línea, dicen.

Se trata de uno de los principales temas de debate del mundo digital. Sólo la semana pasada, un sondeo de seguridad reveló que buena parte de usuarios de Facebook están preocupados por el inminente cambio de formato de la red social Facebook, conocido como "línea del tiempo" (o cronología), una configuración permitirá mostrar todo lo que una persona ha hecho en la red social desde que se hizo miembro.

Sin embargo, también hay quienes argumentan que perder la privacidad también puede tener sus beneficios.

Uno de ellos es el economista Paul Rubin, profesor de la Unversidad Emory (en Atlanta, Estados Unidos), quien advierte que las preocupaciones sobre la privacidad están equivocadas y que tener más en línea es mejor que tener menos.

Los usuarios son compensados con generosidad por su información personal -argumenta Rubin- A cambio de sus datos, dice, reciben un internet libre y útil.

Revise qué datos están siendo recolectados

·    Abine ofrece diferentes planes para ayudarle a borrar su historial de movimientos en la web.
·    La herramienta Ghostery le ayuda a identificar qué compañías están recolectando su información en línea.

·    La compañía sin ánimo de lucro Privacy Clearinghouse Forum mantiene un centro de quejas en línea para casos en los que compañías en línea venden su nombre, dirección y otros datos a empresas de mercadeo. Ayuda a generar conciencia de cómo la tecnología afecta la privacidad personal.

"Hace que internet funcione mucho mejor, en muchas dimensiones".

"Si usted y yo buscamos sobre el mismo tema, podemos tener intereses diferentes. Si los resultados son hechos a la medida, es una mejor experiencia" dijo Rubin a la periodista Kate Dailey.

Cuando la información se utiliza para vender publicidad, las publicidades que recibimos se refieren a temas que pueden interesarnos y los beneficios pueden resultar jugando a nuestro favor.

"Claro, Google gana dinero, pero ellos usan ese dinero para producir todo tipo de cosas, como Gmail", dice Rubin.

"Mi vida está en Google", dice, refiriéndose a los calendarios, documentos y otros servicios que ofrece el gigante de internet.

"Tiene que ser financiado de algún modo".

Evitando el fraude

Tener más información disponible en línea puede proteger mejor a los usuarios del fraude, dice Rubin.
Por ejemplo, un consumidor que busque un nuevo crédito tiene que dar actualmente información de dominio público, como su dirección actual y sus direcciones previas.

Ladrones con información incompleta -por ejemplo, su nombre y el número de su seguridad social- pueden encontrar muchas veces esas respuestas.

Google y Youtube pueden recolectar su información. Y, como resultado, pueden dejar que internet sea gratis.

Pero cuando hay más información en línea aparece una imagen mucho más clara de a quién pertenece ese número de seguridad social. Esto conlleva a que los sistemas de verificación en internet hagan preguntas más relevantes, como por ejemplo su historial reciente de adquisiciones.

"El otro tema que preocupa a las personas es el robo y el fraude de identidad, pero con más información disponible, es más fácil verificar la identidad de una persona", añade.

La información que recogen las compañías no forma tanto un dossier personal como una colección de supuestos y puntos de referencia sobre cada usuario, basado en su historial en internet. Se mantiene separado de un nombre, un rostro o una dirección.

Y, como explicó la página Business Insider, esos suposiciones de Google pueden equivocarse, por ejemplo al clasificar erróneamente a los usuarios basados en los datos disponibles.

Eso es en parte porque sólo computadoras están manejando la delicada información que se recoge en línea, dice Rubin.

"Las personas tienen la idea de que si algo se sabe sobre ellas en internet, entonces alguien lo sabe", dice.

"De hecho, hay una gran cantidad de cosas que sólo saben las computadoras".

Dice que compañías respetadas se esfuerzan por asegurarse de los datos permanecen en los servidores y fuera del alcance humano.

Un estereotipo del comportamiento que tiene una persona al comprar en la web puede facilitar que se advierta cuándo ese comportamiento es irregular, por ejemplo. Es algo que ya hacen algunos bancos, que cuando notan una compra que se sale por completo de los patrones del cliente, lo contactan para aclarar la situación.

"No hay protección"

Sin embargo, expertos en privacidad se preocupan de que los riesgos de tener demasiada información personal en la web sean mucho mayores que los posibles beneficios.

"En este momento, en Estados Unidos, prácticamente no hay protección", dice Lorrie Cranor, profesora asociada de ciencias e ingeniería de la computación en la Universidad Carnegie Mellon.

"Sería bueno que se establecieran unos parámetros, el uso de alguna información que no pueda hacerse. Por ejemplo, que sea realmente ilegal que una compañía venda esta información a su empleador o a su compañía aseguradora", señaló la periodista de la BBC Kate Dailey.

Los registros de las redes sociales pueden ser citados en casos legales, dijo. En 2010, Google despidió a un ingeniero acusado de acceder de manera inapropiada a cuentas de Gmail para espiar a personas.

Actualmente es difícil determinar si las fuertes leyes de privacidad en Europa están siendo respetadas, dice Jonathan Meyer, miembro del Centro para la Internet y la Sociedad, en la Universidad de Stanford.

Él hace parte del World Wide Web Consortium Tracking Protection Working Group, que está escribiendo reglas para determinar qué tipo de información puede ser recolectada, y cómo, en internet.

"El daño en este momento no parece ser algún perjuicio económico en particular que la gente está sufriendo, sino el principio de '¿le entregaría su registro de internet a un extraño?'".

Cuando se trata de protección de la privacidad, él dice que preferiría equivocarse siendo cauto.

"No creo que deberíamos esperar a que pasen las cosas muy malas que podrían pasar antes de que dejemos que los usuarios controlen su información", concluye.
 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.