Guía para el consumo inteligente de cupones

Los cupones de descuento pueden convertirse de un aliado para su bolsillo a una pesadilla para sus finanzas. Como en todos los casos, el consumo impulsivo lo lleva a destrozar toda planeación y no le permitirá alcanzar sus metas. Para que esto no pase, siga estos consejos.

. .

El mercado de cupones nace en Estados Unidos y es básicamente un modelo de publicidad. En los últimos años, los cupones se trasladaron del papel a lo virtual. Cerca de 12 millones de personas en el país tienen acceso a Internet, de los cuales 6 millones están en Bogotá. Sin duda, un mercado con alto potencial.

En 2011, se calcula que en cupones se haya movido alrededor de $12.000 millones. “Somos 16 empresas y en cupones los colombianos se han ahorrado casi $600 millones en lo corrido del año”, dijo a FinanzasPersonales.com.co el gerente de mercadeo de Cuponatic, Nicolás Restrepo.

Para cualquier consumidor racional, obtener hasta el 80% de descuento en un producto o servicio que necesita es muy tentador. Además, tratar de comprar lo más barato y buscar las gangas es una buena práctica de Finanzas Personales. Sin embargo, cuándo esta práctica se convierte en consumo impulsivo se puede volver perjudicial para su bolsillo.



Consumidor inteligente de cupones

·   Guíese por el precio del cupón, no por el porcentaje de descuento. Muchos cupones suelen mostrar un alto porcentaje de descuento, pero siguen teniendo un precio alto comparado con lo que usted está dispuesto a pagar.

·   Lea bien las condiciones. “El consumo es tan impulsivo, que a tres clics la persona ya tiene lo que quería”, dijo Restrepo de Cuponatic. Antes de tomar su decisión de compra asegúrese de que la vigencia, las condiciones de uso, la ubicación del lugar, lo que incluye y todas las demás características del cupón se ajusten a sus necesidades.

·   Compare. Busque las ofertas en los diferentes medios como Groupon, Cuponidad, Cuponatic, entre otros. Compare los precios, los descuentos y las condiciones y elija el que más le guste a usted y a su bolsillo.
·   Respete su presupuesto. En la compra de cupones, perderse un descuento por respetar su planeación financiera puede ser mejor que después descuadrar sus finanzas y no tener cómo pagar sus cuentas y conseguir sus objetivos de largo plazo. Si le gustan tanto los cupones, ponga una línea más dentro de su presupuesto de gastos para los cupones.
·   No compre otro cupón si ya tiene uno. Trate de comprar un cupón por categoría y no llenarse de ellos sin saber cuándo los va a utilizar. Al hacerlo, se puede arriesgar a que pierdan la vigencia, por lo tanto termine botando su dinero.

·   Aproveche los descuentos en productos o servicios de consumo normal. Hay cupones que le permiten tener descuentos para almuerzos y otras cosas que hacen parte del presupuesto mensual, estos le pueden ayudar a disminuir su rubro de gastos. Para planear sus vacaciones también puede utilizar esta herramienta, en la que verdaderamente se consiguen vacaciones soñadas a precios muy buenos. Es cuestión de mantener sus ahorros disponibles y aprovechar cuando tenga la oportunidad.

·   Utilice todos los medios de pago disponibles. Los pagos los puede realizar con tarjeta débito, crédito, pago a domicilio o transferencia bancaria. Aprenda todas las medidas de seguridad que recomiendan para transacciones electrónicas para que esto no sea una excusa para perderse de un buen descuento. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.