Facebook: ahora con "oficina de quejas"

La red social abrió la cuenta de correo electrónico phish@fb.com. para que quienes hacen uso de la plataforma puedan reportar fraudes.

Mark Zuckerberg, el creador de Facebook anda examinando estrategias para que la red sea más segura. Mark Zuckerberg, el creador de Facebook anda examinando estrategias para que la red sea más segura.

Facebook creó una cuenta de correo electrónico para que la gente reporte los fraudes conocidos como "phishing", delito informático que consiste en robar información confidencial de usuarios de la red mediante engaños.

La dirección es phish@fb.com. Cualquier persona, incluso quien no tiene cuenta en la famosa red social, puede utilizar la dirección para reportar correos electrónicos maliciosos que pretenden ser enviados por Facebook.

Qué es phishing

Es un tipo de correos buscan obtener contraseñas y otro tipo de información de los usuarios al pretender que provienen de negocios legítimos.

Dado que muchas personas utilizan la misma contraseña en sus sitios de internet bancarios y en otros, alguien que obtiene la información de la cuenta de Facebook puede conectarse en otras cuentas del usuario.

Ese tipo de fraudes suelen contener información menos precisa de la que suele contener un mensaje legítimo de Facebook, por lo que es necesario que cuando se tengan dudas se escriba a dicho correo.

La compañía reportará los fraudes a compañías de seguridad externas y notificará a las listas negras que las compañías de internet suelen tener para bloquear cibersitios perniciosos. También se evitará que los usuarios publiquen esos enlaces en las páginas de Facebook.

Modalidades de robo más frecuentes por Facebook

Los ejemplos más claros son el típico “Cómo saber quién ha visto tu perfil” y también “¿Quién te ha bloqueado?”, algo que sigue siendo imposible pero que llama la atención de la mayoría.

Otra forma falsa que atrae a usuarios es mediante experiencias increíble como actividades en las que hay que registrarse para poder ver un vídeo o una fotografía teóricamente explosiva.

Se le pide que visite la página de más información en la que recibe instrucciones concretas de cómo llevar a cabo la acción que persigue.

Se pide llenar un formulario en el que se debe incluir el número de teléfono. Ese número es usado automáticamente para suscribir un servicio premiun del que el estafador saca beneficio.

Y aunque parezca increíble muchos siguen cayendo.

Con información de AP

            

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.