En el extranjero, los brasileños no se miden en gastos

Con un aumento récord de sus gastos en el extranjero en 2011, el poder adquisitivo del turista brasileño va ganando visibilidad en Europa.

Museos y hoteles de lujo parisinos, cada vez más concurridos por los brasileños. Museos y hoteles de lujo parisinos, cada vez más concurridos por los brasileños.
;
BBC

Los viajeros de clase media y alta no miden los gastos en el exterior y ni siquiera la reciente subida del dólar, que comenzó en agosto, desalienta el consumo.

Aunque las últimas cifras del Banco Central, de septiembre, muestran una desaceleración en comparación con julio y agosto (mes récord, con un incremento del 46% del gasto en el año), el nivel de gasto en el extranjero este año es algo nunca antes visto.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el gasto de los brasileños en el exterior ya suma US$16.000 millones en lo que va de 2011.


La cifra representa un aumento del 44% respecto al año pasado, el más alto entre los países analizados por la OMT. El gasto de los turistas chinos aumentó 30,2%, y el de los rusos, 21%.

Alza del real

En los hoteles de lujo en París, como el Bristol (donde se hospedó la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, el sábado pasado) o el George V, con tarifas que no bajan de los 700 euros por noche (casi US$1.000), el porcentaje de clientes de Brasil sobrepasa el 10%, de acuerdo con los administradores.


En otros lugares considerados sofisticados, como Saint-Tropez, en el sur, y la estación de esquí de Courchevel, el aumento de turistas brasileños ya llega al 50%.

BBC Brasil reunió en París un grupo de 50 turistas del estado de Tocantins, que luego siguieron viaje hacia otras ciudades europeas como Roma, Barcelona y Londres.

Varias personas en el grupo visitaban Europa por primera vez, como Shirlei de Amorim Próspero, una empleada pública.


"Quiero comprar cosméticos, perfumes, bolsos y artículos de moda en general", dice, y explica que tiene un presupuesto de US$10.000 para hacer compras durante el viaje.

La historiadora Viviane Fernandes Santos, también de Tocantins, dice que se centrará en las visitas culturales y gastronómicas. "El aumento del real facilitó el viaje", cuenta.

Incluso a pesar de la apreciación del dólar, el real todavía mantiene un incremento de 5,5% en este año.

La diseñadora de interiores Regina Werneck, de Sao Paulo, también visita París durante una semana antes de emprender un viaje de diez días a India.

Ella ya ha venido a París muchas veces y dice que, a pesar de la reciente subida del dólar, los precios de varios productos en el extranjero siguen siendo más atractivos que en Brasil.


"Me encanta venir a París y visitar tiendas que reúnen productos de decoración, moda y diseño en el mismo espacio".

En la tienda Merci, en el barrio de Marais, los altos precios de los artículos no le impiden a la paulista resistirse a un perfume y un estante para libros de aluminio flexible.

"Cuesta sólo 55 euros. En Brasil no se puede encontrar un producto con un diseño tan original a un precio tan bajo", dice Regina.

Denise La Selva, directora de una escuela pública de Sao Paulo y asesora de moda, visita Francia por primera vez. Al igual que muchos brasileños, visitó una tienda de Louis Vuitton y se compró un bolso.

La marca de lujo cuenta con tiendas en Brasil, pero de acuerdo con el presidente de la marca, Yves Carcelle, los brasileños realizan muchísimas compras en las boutiques de la marca en Estados Unidos y Europa.

Según Carcelle, los brasileños figuran entre las diez principales nacionalidades de los clientes de la marca en todo el mundo.

Traducción

Los brasileños también representan el segundo mayor número (410.000) de visitantes del año pasado a instituciones culturales de París, detrás de los estadounidenses, que fueron 650.000.

En 2007, Brasil ocupó el puesto número 11 entre los visitantes del museo del Louvre.

Y debido al aumento de turistas brasileños, la dirección del museo analiza la posibilidad de traducir al portugués un mapa informativo y los archivos multimedia, según su directora de atención al cliente, Catherine Guillou.

De acuerdo con Global Blue, líder mundial del sector de las ventas libres de impuestos, el gasto de los turistas provenientes de Brasil en Francia creció un 49% el año pasado, contabilizando un total de 100 millones de euros (US$136 millones).

Aun así, el aumento del gasto de los brasileños en Francia sólo es superado por los viajeros chinos, que siguen siendo los campeones de las compras en Francia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.