El último portatil

El año entrante llegan a Colombia los Chromebooks, los computadores portátiles que están causando furor en el mundo. Esto es lo bueno, lo malo y lo feo.

Archivo Semana Archivo Semana

Los Chromebooks están causando sensación en todo el planeta. Estos portátiles reemplazan el sistema operativo –como Windows o MacOS– por un navegador de internet. Esto le permite a sus usuarios aprovechar de lleno el poder de la computación en la nube: bajar aplicaciones, almacenar archivos, comunicarse con otras personas o compartir sus trabajos, entre otras ventajas. Sus fabricantes son las casas Samsung y Acer y sus diseñadores los genios de Google.

Dinero tuvo acceso a uno de estos equipos y seleccionó sus principales cualidades, así como sus desventajas.
Lo bueno

La batería. Los Chromebooks no usan partes mecánicas, como discos duros o ventiladores. Por esto son más livianos y ahorran gran cantidad de energía. Una carga de sus baterías permite trabajar hasta 10 horas continuas.

La velocidad. Como solo tiene el navegador de internet Chrome, el equipo enciende casi de inmediato. La persona puede comenzar a trabajar solo 8 segundos después de prenderlo.

Antivirus. Todos los datos y las aplicaciones están alojados en servidores y no en los equipos. Es decir, el portátil no se puede infectar de programas malignos, pues no hay componentes para atacar.

Lo último. Como los programas que se utilizan están en un servidor, cada vez que se estrene una nueva versión de estos sus usuarios pueden usarla de inmediato y sin pagar más.

Todo a mano. Los documentos, las imágenes y los archivos se almacenan en servicios de computación en la nube, con lo cual los usuarios siempre tendrán a mano sus documentos –incluso si los equipos se pierden, se dañan o son robados–.

Lo malo

Aplicaciones limitadas. La forma de ‘adquirir’ programas nuevos es a través de la tienda de aplicaciones de Chrome, que aún no tiene buen inventario. Quizás encuentre alternativas para Word o Excel, pero aún es difícil tener una para Photoshop, por ejemplo.

Poco entretenimiento. Si está cansado de Angry Birds y quiere juegos más elaborados, morirá de aburrimiento. Aún no existen para estos equipos.

Compatibilidad limitada. Más allá de no ser compatible con documentos de Word o Excel –pertenecientes a Microsoft–, tampoco tiene soporte a estándares, como los archivos comprimidos (.ZIP) o algunos videos (AVI).

¿Y los viajes? Los Chromebooks solo funcionan cuando están conectados a alguna red –por cable, Wi-Fi o 3G–. Esto pone en aprietos a quienes deban usarlo en lugares sin esas opciones, como los aviones. Ahora bien, Google ofrece herramientas para usar la memoria del equipo como disco duro y trabajar cuando no hay conexión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.