E-Bikes, la nueva "mega tendencia"

La bicicleta eléctrica es un éxito! Lo que hasta hace poco pasaba por un artefacto para abuelos se vuelve una tendencia chic, joven, con estilo. Y reemplaza al automóvil.

Sxc Sxc

Paul acelera, un montón. Sale de la curva y cede el paso a otros ciclistas. Sigue fresco como una lechuga mientras gotas de sudor ruedan por la frente de los otros. “Es fenomenal”, le grita Paul a su hermano Friedemann.

Está ensayando la nueva Pedelec, una bicicleta eléctrica. Un frenazo a raya y se detiene justo delante de su hermano. Éste también quiere saber lo que se siente acelerar de 0 a 25 kilómetros por hora en una bicicleta. En la E-Bike no es problema: al pedalear, el motor eléctrico se enciende, su aporte se puede regular en un pequeño control en el manubrio; mientras más fuerte se pedalee, más trabaja el motor.

¿Una bici para abuelas?

Friedemann escoge el nivel más alto. En zigzag recorre el hangar de Cicolonia, la feria dedicada a la bicicleta. “El motor te ayuda muchísimo a pedalear”, dice. “Pero no, no me compraría una, me parece de abuelita”, agrega el joven escolar. Efectivamente, la bicicleta tiene el marco bajo y un manubrio elevado.

“Sobre todo me molesta la caja del acumulador debajo de la parrilla”, añade Paul. El acumulador pesa cuatro kilos y está cargado para funcionar entre 60 y 100 kilómetros. Después se coloca otro o se espera cuatro horas a que vuelva a estar cargado.

Joven y con estilo

Más allá de la zona de pruebas hay una bicicleta roja con amortiguadores sobredimensionados y neumáticos anchos y también una de montaña en look retro. Los muchachos están fascinados. Que éstas también sean E-Bikes les parece imposible, el acumulador ni se nota a primera vista.

“Esto sí me gustaría, tiene estilo”, comenta Friedemann. Un hombre de chaqueta negra a su lado opina lo mismo: es agente de seguros y anda buscando una alternativa al automóvil. “Una E-Bike puede reemplazar un automóvil en la ciudad. Uno siempre cuenta con impulso, aunque suba una cuesta. Además, no llegas sudado al trabajo”, opina el vendedor, para quien es importante que su traje llegue bien a la oficina. “Es cool”, opina. Con esta palabra clave entra en la conversación Florian Dohne, el diseñador de estas bicis estilosas que han abierto un nicho.

Más de 200.000 ha vendido sólo en Alemania en el último año y no sólo a jubilados. También a padres de familia que arrastran en el remolque a sus hijos pequeños. E incluso a personas como el agente de seguros. “Muchos de mis clientes viven en la ciudad, ganan bien y la E-Bike es su medio de locomoción. Quieren una bici que represente un estilo de vida cool”, cuenta Dohne.

Unas 200.000 bicicletas de este tipo se vendieron el año pasado en Alemania

El problema de parquear

Unos 3000 euros cuesta una E-Bike de diseño; una “normal”, unos 1500. Paul y Friedemann suspiran, adolescentes como ellos jamás podrán permitírsela. ¿El agente de seguros? Él sí, no le parece cara, pues representa también un ahorro en gasolina, parking y seguros. Con todo, hay un problema: las bicicletas costosas son codiciadas por los ladrones. Sobre todo en la ciudad y por la noche.

“El mayor problema de una E-Bike en la ciudad es que se las roban mucho”, confirma Lothar Könekamp. Como experto en el ramo y cofundador de la feria ofrece una solución: cajas para aparcarlas, que se pueden instalar delante de las casas. “No se ve muy bonito, pero piense en cuántos coches horribles hay”, dice Könekamp añadiendo que aún no hemos llegado al punto de permitir que las bicis ocupen los garajes para automóviles. “Pero cuando eso suceda, estaremos en el paraíso”, concluye.

Contra el cambio climático

Una visión similar tiene Louis Palmer, el hombre que dio la vuelta al mundo con un taxi solar, por lo cual la ONU lo premió como el “campeón del planeta”. “E-Wave 2012” se lee en el letrero del pabellón donde expone su nuevo proyecto: una travesía con 200 bicicletas eléctricas, desde Berlín a Hanoi. Para llamar la atención.

Louis Palmer, el "campeón del planeta" busca ciclistas para su proyecto "E-Wave“

“Tenemos tantos problemas con el calentamiento global, con ciudades que se asfixian por el tráfico. La E-Bike es la solución: no tiene emisiones, es rápida, silenciosa y mucho más barata que un automóvil”, afirma Palmer agregando que en Suiza y Holanda las eléctricas conquistaron las ciudades hace rato, también en China.

“¡Es la mega tendencia! Hay ya 120 millones de motocicletas y bicicletas eléctricas en China”, subraya Palmer. Para su proyecto E-Wave anda en busca de ciclistas jóvenes como Paul y Friedemann. Pues si se logra que los jóvenes se entusiasmen por la E-Bike, la visión podría convertirse en realidad. El “campeón del planeta”, en todo caso, está convencido: las E-Bikes reemplazarán a los automóviles en las ciudades, pronto.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.