Indicadores Financieros

Finanzas

Decálogo del buen consumidor financiero.

Decálogo del buen consumidor financiero

Si va a adquirir un préstamo, una tarjeta de crédito, está buscando alternativas de ahorro, quiere realizar una inversión o adquirir otro servicio o producto financiero tenga en cuenta estas diez recomendaciones.

Conozca los tips para prevenir una dificultad en cualquier servicio o producto ofrecido por una entidad vigilada por la Superintendencia Financiera de Colombia.

1. Defina qué necesita (crédito, realizar pagos, manejo de nómina, tarjeta de crédito, alternativas de ahorro e inversión, etc) e indique al asesor cuáles son sus necesidades financieras para que la entidad evalúe la posibilidad de ofrecerle el producto o servicio que mejor se adapte a las mismas.

2. Verifique que la entidad con la que desea contratar los servicios sea una institución formalmente constituida y su funcionamiento esté autorizado por la Superintendencia Financiera de Colombia.

3. Compare beneficios, obligaciones y tarifas para hacer uso de los productos y servicios financieros, pues existen diversas alternativas, y elija aquel que mejor satisfaga sus necesidades. Para ello consulte páginas web (SFC, entidades y gremios) e información en las oficinas de las entidades.

4. Pregunte sobre cualquier aspecto relacionado con las condiciones generales de la operación, es decir, los derechos y obligaciones, así como las exclusiones y restricciones aplicables al producto o servicio que desea contratar y pida las explicaciones verbales o escritas que considere necesarias, precisas y suficientes, tantas veces como lo requiera para comprender y estar en posibilidad de tomar decisiones con conocimiento de causa y consentimiento informado.

5. Lea detenidamente y asegúrese que el contrato mediante el cual usted formalizará su relación con la entidad se ciña a las características de funcionamiento del producto o servicio ofrecido por la entidad y a sus necesidades y luego sí acepte las condiciones mediante su firma. Recuerde que con su firma usted acepta lo plasmado en el contrato y adquiere obligaciones.

6. Recuerde que usted es libre de aceptar o rechazar los servicios y productos en las condiciones que ofrecen las entidades.

7. Pregunte por el sistema de atención a los usuarios, el trámite para presentar quejas directamente ante la entidad o ante su defensor del cliente y sobre la responsabilidad que asume la entidad respecto de eventualidades que lo puedan afectar (actos fraudulentos, errores e imprecisiones en el procesamiento de la información, fallas en el sistema, etc), cuando sea necesario, acuda a las instancias correspondientes para que evalúen su situación y le brinden una respuesta.

8. Recuerde las obligaciones contractuales adquiridas, para cumplirlas en los términos y condiciones acordadas.

9. Use con responsabilidad, prudencia y cuidado los servicios y productos adquiridos, teniendo en cuenta las instrucciones de seguridad suministradas por su entidad. Por ejemplo, verifique la identificación del funcionario que lo atienda. Lleve la historia de sus visitas y llamadas; conserve los documentos que la entidad le suministre; evite incurrir en posibles infracciones; lea, exija y conserve debidamente ordenadas las copias del contrato y demás documentos suscritos por Usted.

10. Exija calidad y excelencia en el servicio en cualquier momento de la relación y haga las observaciones que contribuyan a su mejoramiento.