Confirmado: cuanto más rico, más gordo

La población mundial se está tornando cada día más obesa, en especial la de los países que mayor crecimiento económico están presentando. ¿Por qué? Vea la explicación en cifras y gráficos.

BBC Mundo BBC Mundo
;
BBC

Datos inéditos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) obtenidos en exclusiva por BBC Brasil confirman que el rápido crecimiento del PIB viene acompañado por el del sobrepeso en países como Brasil, China, India, México y Sudáfrica.

Aunque en el pasado tuvieron dificultades para alimentar a su población, estos países ahora se debaten con un problema de naturaleza opuesta, un fenómeno que los especialistas llaman de "doble carga".

"La forma en que calculamos el desarrollo económico es simplemente una medida de cuánto consumimos. Entonces, cuanto más se consume, más rico se es. Y está claro que eso es malo por el exceso de peso", le dijo a la BBC S.V. Subramanian, profesor de Salud Pública y Geografía de la Universidad de Harvard (EE.UU.).

El próximo mes, líderes mundiales se encontrarán en la primera reunión de alto nivel de la ONU sobre enfermedades no contagiosas, entre las que está la obesidad.

Allí, serán exhortados a adoptar medidas de control y regulación sobre la industria alimenticia, así como sistemas para identificar las potenciales complicaciones de la salud de los obesos en estado inicial.







Epidemia

La presencia de la obesidad aumentó en los países emergentes de forma mucho más rápida que la de la renta y más que en los países desarrollados a lo largo de las últimas tres décadas.

En China, se estima que unos cien millones de personas son obesas. Más de cinco veces más que los 18 millones de 2005.

Brasil es el país en el que la obesidad crece más en la infancia. Padecen sobrepeso cerca del 16% de los niños y el 12% de las niñas de entre 5 y 9 años, cuatro veces más que hace 20 años.

Uno de cada siete adultos mexicanos está por encima de su peso ideal, proporción en la que, de los países desarrollados, sólo le gana EE.UU.

Sudáfrica, por su parte, tiene un índice de obesidad más alto que EE.UU., con una octava parte de su PIB.

"Detectamos un incremento dramático en los niveles de obesidad de los países emergentes, y parece que el crecimiento es mayor que en EE.UU. o Europa hace 20 o 30 años, pese a que presentan más bajos PIB", comentó Tim Lobstein, de la Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad (IASC, en inglés).

Aunque los especialistas vean una clara relación entre el aumento de la obesidad y la riqueza, hay otros factores que influyen para que el fenómeno esté registrando un incremento tan rápido.

El primer informe de la OMS sobre enfermedades no contagiosas, publicado en 2010, señala que los cambios de hábitos que trae la vida moderna influyen no sólo en la obesidad, sino en la diabetes, el cáncer y enfermedades del corazón.

"Las enfermedades no contagiosas son causadas, en gran parte, por factores de riesgo originados por hábitos relacionados con el desarrollo económico, la rápida urbanización y los estilos de vida típicos del siglo XXI: tabaquismo, dieta poco sana, actividad física insuficiente y consumo abusivo de alcohol", señala el informe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.