Errores más comunes que comete al planear su viaje

por Omar Alonso Patiño Castro

La falta de disciplina y no llevar un control son algunos de los fallos que luego le pasarán una cuenta de cobro porque sus ingresos no serán los suficientes para solventar los gastos.

123R 123R

En el ejercicio de planeación financiera anual, normalmente incluimos los gastos de los cuales tenemos una alta certeza que van a ocurrir, muy pocas veces lo hacemos sobre aquellos que son contingentes o inesperados, para lo cual sería recomendable hacer una provisión.

Entre esos gastos, de los cuales tenemos certeza de su ocurrencia, podemos diferenciar dos tipos: aquellos que son periódicos (arriendos, cuotas de créditos, servicios públicos, colegios, etc.)  y los que son estacionales, es decir que se presentan muy pocas veces en el año (pagos de matrículas de universidad, vacaciones, impuestos, etc.).

Existen distintos errores, comunes, en la planeación financiera, el primero tiene que ver con la falta de ahorro para los gastos no planeados, para ello es necesario hacer una provisión con el fin de poder afrontarlos sin necesidad de acudir al crédito para poder pagarlos. El segundo es la falta de disciplina para aquellos gastos que son estacionales, completamente ciertos, y deben ser pagados una o dos veces al año.

Uno de estos últimos es el gasto en las vacaciones y para ello existen distintas alternativas que varían dependiendo del perfil y los gustos de cada familia que espera disfrutar de un periodo de descanso. Al igual que en cualquier otra actividad que realicemos, un viaje debe contar con la debida planeación, no solo en el aspecto logístico (hoteles, transporte, alimentación, etc.), sino también en lo financiero y dicha planeación debe hacerse tanto para el largo plazo como para el corto plazo.

Para sus vacaciones tiene distintas opciones que van desde los planes todo incluido en los cuales usted solo se preocupa por pagar y llegar al aeropuerto, hasta aquellos en los cuales usted mismo es quien decide acerca de las actividades y recorridos que quiere realizar.  Dependiendo del viaje y del valor, muchas veces debemos empezar a hacer un ahorro con suficiente antelación a la fecha del viaje. Con las posibilidades que existen ahora, pensar en ir al extranjero no es una ilusión, es un objetivo perfectamente cumplible, mucho más si lo planeamos con la suficiente antelación.

En los primeros, los planes están por doquier y las promociones aparecen todos los días. En los segundos, usted debe ser más juicioso con el análisis de los egresos que va a tener. Entre los gastos más altos que se asumen en un viaje está el de los tiquetes aéreos. A este respecto, si se han definido previamente las fechas, se puede hacer un importante ahorro comprando con anticipación a través de las distintas plataformas que existen para ello.

Siga leyendo: Invertir bien en viajes cuándo conviene un hotel todo incluido y cuándo no

Hay mucha información de empresas que ofrecen los tiquetes más baratos del mercado, sin embargo, no es tan claro que todas puedan cumplir con este objetivo. Para hacer un buen ahorro es conveniente revisar varias plataformas, durante algunas semanas, así se podrá dar cuenta de cómo se está comportando el valor del tiquete en cada una de ellas y podrá tomar la mejor decisión.  No tome la decisión sin revisar la página oficial de la aerolínea, en ocasiones puede resultar más barato que a través de las otras plataformas.

No se desespere si perdió una opción de un tiquete barato, es muy posible que en los siguientes días pueda volver a aparecer el mismo precio o uno cercano, además, si se trata de un vuelo internacional, el valor estará ajustado según la variación del dólar y este es otro elemento a tener en cuenta. Al momento de la compra, verifique que en los precios que les están dando estén incluidos todos los gastos relacionados con los tiquetes, puede suceder que al ir al pago se incluyan valores como impuestos y tasas que no estaban expresas en la oferta inicial, lo cual hace que el valor varíe.

Otro gasto alto es el relacionado con los hoteles. La experiencia puede ser similar a la de la compra del vuelo, En este caso, antes de iniciar la exploración de las distintas opciones, haga un análisis del tipo de hotel que quiere y de los servicios que espera recibir. Las opciones son múltiples, empezando desde la misma categoría del hotel, desde un hostal hasta un 5 estrellas están en el mercado, esta es la primera decisión a tomar.

Luego debe pensarse en los servicios que ofrece, desayuno incluido (incrementa el costo de la habitación por noche de hospedaje), parqueadero (en muchos hoteles internacionales el costo puede ser alto), zonas húmedas, conexión inalámbrica a internet, etc.

Debe tenerse en cuenta que entre más servicios pretenda tener más caro será, si su intención es permanecer durante buena parte del tiempo en el hotel puede ser conveniente el hospedaje en un hotel que cuente con mayores servicios, por el contrario, si va a permanecer mucho tiempo por fuera del mismo, se puede ahorrar costos eliminando de sus prioridades algunos de estos servicios.

Le recomendamos En qué horarios es mejor comprar sus viajes por internet

Antes de emprender su viaje, investigue acerca del valor del ingreso a los atractivos turísticos que va a visitar y los costos de transporte hasta ellos. Las diferencias entre uno y otro destino pueden ser muy grandes. Ingresar a algunos recintos religiosos puede ser gratis, sin embargo, por ejemplo, en España son considerados como museos y se debe pagar el tiquete de entrada (en otros países es gratis), ir de Lima a Cuzco supone un vuelo adicional y de Cuzco a Machu Picchu un tren cuyo pasaje es costoso.

Otra forma de ahorrar se da cuando de manera previa usted sabe que hay ingresos gratis a algunos museos o actividades. Es normal que un día de la semana o del mes, se abran las puertas de ellos sin pago. De igual manera tenga en cuenta que existen tarifas preferenciales para personas de la tercera edad, estudiantes o menores de edad.

Los últimos aspectos a tener en cuenta son la comida y el transporte. Aquí también prima la comodidad y los gustos. Usted puede elegir entre usar el transporte público u optar por la renta de un vehículo; nuevamente debe hacer la comparación entre una opción y otra. Cuando se trata de desplazamientos largos, entre ciudades, puede ser más económico la renta de un carro (depende del número de personas que viajen en el grupo), cuando se visita una sola ciudad y sus alrededores puede ser mejor tomar el transporte público.

En cuanto a la comida, la oferta también es amplia, tenga en cuenta que lo más caro no necesariamente siempre será lo mejor, acuda a familiares, amigos y conocidos que hayan hecho el mismo viaje que planea, seguramente ellos tendrán buenas recomendaciones, si no es así, hay páginas de internet en las cuales se plantean sugerencias, describen la comida y dan idea acerca de los precios. Si bien, en los planes todo incluido puede percibirse un ahorro importante, usted está condicionado a las actividades que ellos incluyen, cuando usted decide no necesariamente va a ser más costoso, solo tiene que ser más previsivo e investigador. Es usted quien decide qué tanto ahorra y cómo quiere disfrutar sus vacaciones.

Si le gustó, también le puede interesar: Que su viaje soñado no se convierta en una pesadilla

*Administrador de Empresas con Doctorado en Ciencias Empresariales. Consultor en temas financieros y organizacionales, con amplia experiencia en el sector bancario y en el sector servicios . Se ha desempeñado como Decano de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas de la Universidad EAN en donde actualmente es Profesor Titular.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.