Tiendas en línea: comprar desde cualquier lugar, pero con seguridad

por Danilo Ochoa, Gerente Comercial para Latinoamérica de eBanking & eCommerce, Gemalto

Escuchamos cada vez más a menudo de tiendas que comienzan a vender también a través de Internet, e incluso de comercios que existen únicamente en la web y basan allí su modelo de negocios.

Danilo Ochoa, Gerente Comercial para Latinoamérica de eBanking & eCommerce, Gemalto Danilo Ochoa, Gerente Comercial para Latinoamérica de eBanking & eCommerce, Gemalto

Definitivamente existen muchas ventajas para una empresa cuando comercializa sus productos o servicios a través de ventas en línea, ya que es un medio que le permite ingresar fácilmente a un esquema comercial globalizado. Esto no sólo facilita el proceso de compra para sus usuarios habituales, sino que también permite llegar a nuevos compradores en un mercado local, nacional e internacional.

El desarrollo de un nuevo canal comercial electrónico permite a las empresas disminuir los costos de comercialización de sus productos, incrementar los niveles de venta y, por ende, tener una rotación mayor de sus inventarios.

No obstante, es importante destacar que al momento de implementar servicios de ventas en línea existen soluciones alineadas a las necesidades y tamaño que tiene cada empresa. Por lo tanto, es imprescindible para cualquier compañía contar con el asesoramiento indicado para escoger una solución a la medida y acorde a su realidad actual.

En la actualidad se ve con mucha fuerza el vuelco del sector turístico a este tipo de ventas. Pero no se quedan atrás nuevos tipos de comercios que entran a participar en este canal electrónico, como los rubros de entretenimiento, boletos aéreos o terrestres, aparatos electrónicos y ropa o accesorios, entre otros.

Con base al crecimiento que ha tenido el canal electrónico en los últimos años, hoy en día cualquier tipo de empresa puede ofrecer este servicio a sus usuarios finales. Sin embargo, hay que recalcar que existen diferentes etapas para la implementación de una venta en línea y, nuevamente, todo depende de la realidad de cada empresa.

Un factor fundamental a tener en cuenta es el de la seguridad. <Existen diferentes medidas de seguridad que las compañías pueden implementar, como pueden ser: solicitar un usuario/contraseña, pedir un doble factor de autenticación a través de claves dinámicas, manejar sellos de confianza en el sitio, establecer sitios seguros a través de https, validaciones telefónicas, 3D Secure ofrecido por las marcas o validaciones cruzadas, para citar algunos ejemplos.

Ante la decisión de implementar el mejor esquema de seguridad, es importante tomar en cuenta la facilidad de uso para el usuario final, lo cual permitirá que el canal tenga un desarrollo acorde al promedio del mercado y la industria. Es esencial lograr que el cliente considere este servicio como algo sencillo pero que, a la vez, le dé la seguridad necesaria para utilizarlo, tanto para el usuario como para la propia compañía. Caso contrario, no solo se puede ver perjudicado el comprador, sino que el fraude puede también afectar financieramente a la compañía misma.

En resumen, estos son algunos consejos básicos para montar con éxito una tienda en línea:

* Mantener estructuras simples de venta para los usuarios finales.

* Mantener siempre actualizados los catálogos de productos y servicios.

* Ofrecer distintos tipos de descuentos o promociones ya que el cliente siempre busca algún diferencial al usar estos nuevos canales de comercialización.

* Por último, y sin ser menos importante, escoger medidas de seguridad acordes al segmento de clientes que se tiene como mercado objetivo pero que no compliquen la operación del servicio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.