Seis pasos para crecer rentable y sosteniblemente

por Luis Eduardo Otero

La Administración Basada en Valor le permite a las empresas obtener resultados económicos sobresalientes al alinear los elementos organizacionales hacia un objetivo común: el crecimiento rentable y sostenible.

Luis Eduardo Otero – Socio Meritum Consulting - contacto@meritumco.com Luis Eduardo Otero – Socio Meritum Consulting - contacto@meritumco.com

El sistema ABV está basado en 6 componentes que se deben articular con una cultura organizacional, y  son:

El valor de la empresa se convierte en punto de partida porque incorpora el resultado de implementar exitosamente la estrategia empresarial, capturando las expectativas tanto de los inversionistas como del mercado. En la práctica las empresas que implementan la ABV se comparan con otras y continuamente buscan ser mejores que la competencia, logrando una ejecución enfocada en la obtención de resultados superiores.

Segundo, se define una medición que refleje el resultado de las decisiones y acciones de las personas y, principalmente, si se hicieron las cosas correctamente. Adicionalmente, la medición debe reflejar cuáles productos o servicios crean o destruyen valor, para saben donde enfocar los esfuerzos; El Valor Económico es la medida de control más importante para la empresa.

Tercero, la articulación de los puntos anteriores permite definir metas de mejora multianuales totalmente alineadas con el valor de la empresa. Así, la estrategia, el plan de negocio y los presupuestos se enfocan en contestar cómo se van a lograr o a sobrepasar las metas previamente definidas.

Cuarto, definición de la estratega de la empresa. La ABV se sustenta en los principios básicos de una estrategia: crear una ventaja competitiva que permita tener una rentabilidad sostenida sobre el costo del capital; Se evalúa el potencial de crecimiento generado por eficiencias, crecimiento orgánico e inorgánico y nuevos negocios, soportados en una estrategia financiera solida que permita el crecimiento de manera sostenible.

Quinto, las decisiones operacionales deben estar soportadas con números, para lo cual es importante fortalecer el lenguaje financiero a lo largo de la organización. Evaluar el impacto económico de las decisiones teniendo como objetivo principal mejorar los resultados económicos de la empresa como un todo. Adicionalmente, la eliminación de la negociación del presupuesto lo convierte en un proceso eficiente y enfocado, dado que las metas de mejora se definieron previamente.

Sexto. Para crecer rentablemente es necesario que los colaboradores piensen, actúen y sean remunerados como accionistas. Para esto es importante compartir la creación de valor estableciendo un sistema de compensación por resultados que permita fortalecer el trabajo en equipo, obligue la comunicación entre áreas de negocio y genere sentido empresarial.

Por último, la Administración Basada en Valor debe quedar plasmada en un proceso organizacional,  desde su inicio hasta el cierre del ciclo, identificando los elementos y cómo encajan en la estructura existente. Asimismo, este proceso debe estar soportado en las personas y en la administración del conocimiento, que son los pilares más importantes del crecimiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.