Seguro de sus inversiones

por Rigoberto Puentes

Las inversiones, al igual que los demás bienes, requieren ser evaluadas desde el punto de vista de riesgo, con el fin de determinar cuáles puede usted asumir y cuáles deben ser respaldados por una aseguradora.

Foto: Archivo personal. El monto cubierto por las aseguradoras varía dependiendo del país. Foto: Archivo personal. El monto cubierto por las aseguradoras varía dependiendo del país.

Hay personas que tienen seguros para todos sus bienes: aseguran su carro, casa, joyas, equipos electrónicos, enseres domésticos -incluyendo los alfileres- y luego colocan sus ahorros de toda la vida en la institución financiera de moda, aquélla que tiene la propaganda más bonita y paga los mejores intereses del mercado; pero que no cuenta con otro respaldo más allá del de sus propios bienes.

O se los entregan al primer vendedor de activos financieros que pasa por su oficina, para que los coloque en instituciones desconocidas ubicadas en regiones lejanas de las cuales nunca han oído hablar. Las inversiones, al igual que los demás bienes, requieren ser evaluadas desde el punto de vista de riesgo, con el fin de determinar cuáles puede usted asumir y cuáles deben ser respaldados por una aseguradora. Ahora bien, en muchos países existen fondos de garantía institucionales, creados por los estados y algunas instituciones privadas para proteger a los ahorristas. Es importante que los conozca para saber si puede hacer uso de ellos.

Los fondos de garantía de depósito son un recurso con el que cuentan los ahorristas para protegerse, en caso de quiebra de las entidades financieras. Este tipo de seguro comúnmente cubre el dinero mantenido en cuentas corrientes, de ahorro y depósitos a término fijo. El monto cubierto varía dependiendo del país.

A manera de ejemplo, veamos lo que existe en los Estados Unidos. La FDIC (“Federal Deposit Insurance Corporation”). Es probablemente la institución de seguros financieros más conocida a nivel mundial. Es una entidad federal que se encarga de vigilar los bancos comerciales y asegurar los depósitos de los ahorristas hasta por $250.000 por depositante. Sin embargo, no es obligatoria y no todos los bancos cuentan con este seguro. Si usted coloca su dinero en una entidad bancaria en Estados Unidos, asegúrese de que esté afiliada a la FDIC. Así contará con la máxima protección.

En forma similar, en Colombia funciona FOGAFIN (Fondo de garantías de instituciones financieras) que tiene como objeto general proteger la confianza de los depositantes y acreedores en las instituciones financieras inscritas y protege los depósitos de los ahorristas hasta por $ 20.000.000 por depositante por institución. Esto quiere decir que en el improbable caso de que dos instituciones financieras inscritas se vayan a pique, y el depositante tenga hasta $20.000.000 depositados en cada una, se le cubrirá la totalidad de los montos ahorrados.

Antes de confiar en una determinada entidad asegúrese de que esté afiliada al fondo de garantía correspondiente. No es muy usual que quiebren los bancos, pero casos se han dado y es mejor estar prevenidos. Pero, si me preguntan… la aseguradora más efectiva para proteger sus ahorros e inversiones, más poderosa que el FDIC, FOGAFIN, la NCUA, el SIPC, y cualquier otra garantía que ofrezcan los gobiernos o las instituciones privadas, es su educación financiera.

Si pudiésemos hacer una estadística sobre las causas de pérdidas económicas en los mercados financieros, no tengo duda de que concluiríamos que más dinero han perdido los inversionistas por ignorancia financiera que por problemas reales de los mercados o de las instituciones financieras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.