Que el regreso al trabajo no le cueste trabajo

En la mayoría de los casos regresar al trabajo suele ser algo complicado. Sin embargo, en este artículo le daremos algunas recomendaciones para que la experiencia sea menos difícil e incluso productiva.

Sandra Liliana Miranda Forero, bloguera de FinanzasPersonales.com.co Sandra Liliana Miranda Forero, bloguera de FinanzasPersonales.com.co

Por: Sandra Liliana Miranda Forero

Nada como las vacaciones y la sensación de tristeza y estrés al regresar al trabajo en enero, después de días de descanso, de compartir con la familia y amigos, viajar, comer en exceso y dormir hasta tarde. Aproveche el inicio del año y la recarga de energía, que seguramente tuvo en sus vacaciones, para empezar el nuevo ciclo laboral con el pie derecho.

Piense que las vacaciones no pueden ser eternas y que el trabajo también es necesario. Unos días antes de regresar revise su correo, para no estresarse viendo como su bandeja de entrada está repleta el primer día de retomar su trabajo. También haga una lista de las tareas y proyectos que quiere desarrollar en el año y, si está dentro de sus planes de vida cambiar de empleo, póngase en la tarea de actualizar su hoja de vida y estudiar las empresas en las que le gustaría vincularse. Usualmente las vacantes suelen ser publicadas por las empresas a inicio de año.

Diseñe una estrategia para mejorar las cosas que tal vez no le agradan de su trabajo, con el fin de hacerlas mejor y desgastarse menos; es decir, busque optimizar su labor, revisando en que pierde más tiempo o qué le disgusta más y trate el tema con su jefe o con su equipo de trabajo, para mejorar en conjunto y buscar maneras más ágiles y productivas de hacer las tareas.

Cambie de hábitos en el nuevo año, evite caer en la rutina, renueve la decoración de su oficina o la ubicación de su puesto de trabajo (si le es posible). Aunque esto puede parecer algo sin importancia, lo hará sentir un leve cambio en el ambiente de trabajo. Recuerde que es el espacio en donde pasamos la mayor cantidad del tiempo a diario.

Propóngase al menos un nuevo reto académico como iniciar un posgrado, perfeccionar un idioma o hacer algún curso de actualización. Aprender algo nuevo mejorará su perfil laboral y lo capacitará mejor en su empleo actual. Ahorre para esto, si su empresa no asume el costo.

Aunque sienta que su trabajo no le gusta y que retomarlo después de las vacaciones es algo duro, piense que, así como en el ámbito personal, en el laboral, cada año trae cosas nuevas. No piense en lo que no le gusta. Concéntrese en lo que puede aprovechar, cambiar, mejorar y disfrutar. Siempre de cada empresa y labor se aprende algo nuevo. En cambiar la manera en que lo vemos y hacer las cosas lo mejor posible, estará la diferencia y seguro sus superiores lo notarán también. Así su labor tenga aspectos operativos, trate de darle un valor agregado a ellos y ver la importancia que tiene para la empresa y para los demás lo que usted hace. Valore su aporte en la empresa y vea el nuevo año como la oportunidad para crecer como trabajador, pero en especial como ser humano.



Sandra Liliana Miranda Forero

Magistra en Economía y Economista, Pontificia Universidad Javeriana
Profesora Departamento de Economía, Pontificia Universidad Javeriana
Autora Publicada y Columnista Finanzas Personales
sl.miranda@uniandes.edu.co. En Twitter: @salimifo


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.