Indicadores Financieros

Blog

Que las “cadenas de ahorro” no lo encadenen. Laura Margarita Rodríguez, bloguera de FinanzasPersonales.com.co.

Laura Margarita Rodríguez, bloguera de FinanzasPersonales.com.co.

Que las “cadenas de ahorro” no lo encadenen

Por Laura Margarita Rodríguez

Sorprende que los ciudadanos acudan a una herramienta informal de ahorro que no paga intereses por los depósitos, no tiene parámetros de reglamentación y su única garantía es la palabra.

A pesar del progresivo trabajo que el sector bancario ha venido realizando en nuestro país, un estudio realizado por la Corporación Financiera Internacional (IFC) señala que alrededor del 70% de los colombianos ahorra a través de las tan populares pero poco entendidas “Cadenas”.

Sorprende que los ciudadanos acudan a una herramienta informal de ahorro que no paga intereses por los depósitos, no tiene parámetros de reglamentación definida y su única garantía es la palabra.

Este sistema de ahorro carece de sentido al no contar con un propósito que garantiza rentabilidad a quien aporta y, más bien, contradice la premisa del valor del dinero en el tiempo que señala que una unidad de dinero hoy tiene más valor que una unidad de dinero en el futuro; para ejemplificar mejor esta premisa veamos cual es la dinámica de una “cadena de ahorro”: Un grupo de amigos, familiares, compañeros de trabajo o simplemente conocidos se reúnen para crear un sistema de ahorro; generalmente son 10 o 15 personas que estipulan la periodicidad, la suma del aporte y la forma en que cada persona va a recibir el pago.

Si, por ejemplo, diez personas aportan 100.000 por mes, deberán hacerlo durante 10 meses (debido a que el periodo deberá ser igual al número de integrantes de la cadena) y de esta manera cada persona recibirá $1.000.000 cuando el turno de recibir el dinero llegue.

Quienes hacen parte de esta cadena, con excepción de aquellos que reciben el pago el primer mes, estarán cayendo en un falso ahorro. Falso ahorro porque el dinero permanece inalterable, no cambia, y se debe a una única razón: No está generando interés.

Si uno de los participantes de la cadena cambiara su destino financiero y decidiera no ahorrar los $100.000 en una cadena sino en una cuenta de ahorros con 0.2% de interés EA, posiblemente a la vuelta de 10 meses estaría recibiendo $1.076.000 que le representarían $76.000 más por el solo hecho de haber depositado el dinero en una herramienta de ahorro formal que le reconoce el pago de intereses.

Pero, ¿por qué un 70% de las personas continua utilizando las cadenas como una forma de ahorro? La razón, según el estudio mencionado, es que los instrumentos formales para el ahorro son percibidos como poco comprendidos, costosos y de difícil acceso.

Esta apreciación está teniendo un impacto significativo en las finanzas personales de los colombianos, pues a pesar de tener información de las opciones de ahorro que el mercado financiero está ofreciendo, el sector bancario debe superar la falta de confianza y de credibilidad de los ciudadanos.

El reto es enorme. O nos comprometemos con productos y soluciones financieras adaptadas a las necesidades de los ahorradores colombianos o estaremos sentenciados a mirar como las cadenas “maniatarán” la economía familiar de nuestro país.

Laura Margarita Rodríguez
Experta en Finanzas Personales
Twitter: @lalarodriguezc

Publicidad
Finanzas en Facebook

Conéctese con FinanzasPersonales.com.co