¿Cuál posgrado le favorece más si está interesado en las finanzas?

por Unidad De Análisis Del Mercado Financiero- U. Nacional

Existen dos alternativas principales si lo que quiere es mejorar sus competencias para seguir un perfil financiero. Le contamos las diferencias entre certificarse como CFA o titularse con un MBA.

123RF 123RF

Recientemente, los profesionales en finanzas y carreras afines han aumentado su atención por realizar un posgrado, que le permita la ampliación de su vida académica y que conlleve grandes oportunidades en el ámbito profesional. Bajo ese contexto, se ha venido confundiendo dos programas académicos: la certificación CFA (Chartered Financial Analyst, por sus siglas en inglés), el cual consta de realizar tres exámenes sobre diferentes aspectos que un analista financiero debería saber; y el MBA (iniciales de Master in Business Administration), el cual es un título académico otorgado por una universidad.

Por tanto, se revisarán las diferencias que hay entre estas dos opciones con el fin de tomar la mejor elección según la situación actual (laboral, profesional, económica, etc.) y las expectativas profesionales que se tengan.

MBA

Un MBA es un título en maestría orientada a capacitar a los estudiantes de forma teórica y práctica sobre las funciones en la administración de negocios, para que se desenvuelvan con éxito en un entorno competitivo y dinámico. La duración de un MBA generalmente es de dos años.

Al escoger un MBA, se espera que el estudiante se enfoque en un área específica, tal como contabilidad, finanzas o marketing. Además, es esencial si se desea incursionar en campos como las bancas de inversión, los “hedge-funds” y fondos de capital privado.

FP recomienda: Las ventajas de aplicar el Bussiness Intelligence en su empresa

Para optar por un MBA se debe realizar previamente el GMAT (Graduate Management Admission Test), el cual es un examen con la intención de medir aptitudes del aspirante en matemáticas e inglés, similar al examen de SABER Pro, realizado por el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación - ICFES.

CFA

Por otra parte, un CFA es una designación profesional otorgada por el CFA Institute, el cual mide la competencia e integridad de analistas financieros. El candidato a ser un CFA debe pasar tres exámenes, uno cada vez más específico que el anterior, los cuales cubren campos de conocimiento en contabilidad, economía, ética laboral, administración de capital y análisis de títulos. Esta designación es una de las más respetadas en el área de finanzas; en particular, en análisis de inversión.

Para ser CFA, el primer examen exige ser graduado o estar en los últimos semestres de la carrera, y se tiene la posibilidad de presentarlo dos veces al año, en junio y/o en diciembre. La tasa de aprobación del primer examen es del 42% (Según las estadísticas del examen de julio de 2016); es decir, que de cada 100 personas que presentan el examen, menos de la mitad logran pasar el primer nivel.

Por otro lado, el segundo y tercer examen se pueden realizar sólo una vez al año, en el primer sábado de junio. La tasa de aprobación de estos exámenes es de 39% y 53%, respectivamente. Además, la probabilidad de pasar los tres exámenes de corrido es de 8.6%. Aquellos que son CFA, en promedio, les toman cuatro años en obtener la designación.

Siga leyendo: Cómo gastan los universitarios su dinero

¿Cuál escoger entonces?

Al escoger entre ser CFA y realizar un MBA, se deben tener en cuenta diferentes aspectos, no se debe asumir que uno de ellos es mejor que otro, se debe tener claro el enfoque que se desea seguir a nivel profesional, y luego decidir; tome en cuenta los siguientes consejos.

  • Si lo que desea es administrar portafolios, realizar investigaciones o trabajar en alguna institución de consultoría, lo mejor es optar por ser CFA, aún más si se hace en mercados diferentes como Europa, Asia, Oriente Medio o África.
  • Si desea continuar una carrera en empresas diferentes a las financieras, un MBA provee unas mejores herramientas para desempeñarse.
  • En términos de tiempo depende de la disponibilidad de la persona. Un MBA dura, en general, dos años de tiempo completo, por lo que es muy probable que no se pueda realizar paralelo a un trabajo formal (a menos que sea un MBA Express, diseñado para ejecutivos y su duración es menor). Por otro lado, prepararse para los exámenes del CFA, no significa sacrificar la experiencia laboral, ya que puede prepararse simultáneamente con su trabajo. Sin embargo, tenga en cuenta que este programa demanda mínimo 300 horas de estudio para cada examen, de forma autónoma en un semestre, algo como cuatro horas diarias.
  • En términos de costos, un CFA resulta mucho más barato que un MBA. Aunque los gastos incurridos de ser un CFA varía dependiendo de los intentos que se realicen, los cuales pueden ascender a $15.000 dólares, un MBA puede llegar a costar $200.000 dólares, con todos los gastos que supone hacerlo.
  • Por último, en términos de tasas de aprobación y redes de contacto, ambos son similares. Por un lado, aunque graduarse de un MBA es más factible, el poder entrar a una universidad reconocida es difícil y se asemeja a la poca tasa de aprobación que tiene el CFA. Por último, en términos de redes de contacto, aunque los CFA cada vez son más proactivos en este aspecto, los MBA poseen una gran cantidad de conexiones en altos cargos de firmas.

Por lo tanto, al momento de hacer una elección tenga en cuenta los pros y contras de ambas opciones en temas de costos, tiempo y dedicación, o explore otras alternativas diferentes a estas si ninguna cumple con sus expectativas, consulte y asesórese correctamente para que tome la mejor decisión posible.

También le puede interesar: Siga estos consejos para hacer su primera inversión

Edwin Rey

UAMF - UNAL

@ FceUamf

co.linkedin.com/in/fceuamf

uamf_fcebog@unal.edu.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.