Los retos de Davivienda en la Bolsa de Colombia

por Luis Alberto Arango

La pregunta que los nuevos accionistas de Davivienda se hacen es bastante simple: ¿cuál será el precio de su acción en Bolsa durante las primeras semanas después de su debut en Bolsa?

Foto: Archivo Semana. Davivienda comenzará a transar sus acciones con un patrimonio estimado de unos $3.4 billones. Foto: Archivo Semana. Davivienda comenzará a transar sus acciones con un patrimonio estimado de unos $3.4 billones.

Mientras que expertos consultados dicen que en el corto plazo no superará los $19.000 –el precio de compra de la primera emisión preferencial fue de $16.000-, las cifras actuales sustentan un precio por encima de los $20.500.

Para la fecha de publicación de este artículo, Davivienda comenzará a transar sus acciones con un patrimonio estimado de unos $3.4 billones, que ya tiene descontado el dividendo de $160 por acción que repartió el lunes 4 de octubre. Los $3.4 billones dividido entre las 408 millones de acciones en circulación, da un valor intrínseco por acción de $8.300.

Los emisores de referencia obligados son Bancolombia y Banco de Bogotá, que tienen bursatilidad alta y media respectivamente. Ellos transan entre 3.2 y 2.7 veces su valor intrínseco, por lo que en un escenario conservador Davivienda estará transando como mínimo 2.5 veces su valor intrínseco. Es decir que $8.300 multiplicado por 2.5 da como resultado un valor de acción esperado de $20.750.

Sin embargo hay elementos que no permiten deducir qué tan dinámica será la acción en las primeras semanas. La razón es que los 82 mil nuevos accionistas de las 26 millones de acciones preferenciales que Davivienda acabó de emitir, tienen cada uno un máximo de inversión de $5 millones. Así que deben ser muchos los inversionistas que al mismo tiempo deben estar dispuestos a vender, para que el mercado comience a tener algún tipo de dinamismo.

La única posibilidad para darle un rápido impulso inicial a la acción, corre por cuenta de unos pocos accionistas minoritarios que existían antes de la emisión de acciones preferenciales. Ellos aprovecharon una oferta del reglamento de colocación de acciones preferenciales y convirtieron 30 millones de acciones ordinarias que tenían, en preferenciales.

Así es que el mercado operará con 56 millones de acciones preferenciales y lo más probable es que en manos de muy pocas personas quedará la opción de imprimirle bursatilidad a la acción. Escenario que se puede mejorar si las fuerzas del mercado hacen coincidir muchísimos de los 82 mil accionistas de la emisión, para hacer ventas a inversionistas que compran y venden paquetes grandes de acciones.

Así las cosas, la acción superará con facilidad los $20.000 y no es descabellado pensar que se sitúe rápidamente por encima de $22.000. Sin embargo, si los nuevos accionistas y los minoritarios no transan con facilidad, será determinante sacar una 2da emisión de acciones –que ya tiene prevista Davivienda- con un esquema distinto al de capas que tenía la primera emisión, para que permita darle mayor bursatilidad a la acción.

*El autor es el Presidente del Consejo Directivo del CESA.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.