Las utilidades económicas, ¿para qué sirven?

por Luis Eduardo Otero

¿Qué son las utilidades económicas?, ¿Cómo se calculan?, ¿Cuál es la importancia de este indicador para su empresas? Opinión de Luis Eduardo Otero.

Luis Eduardo Otero Luis Eduardo Otero

Actualmente existen varias métricas utilizadas en la medición de las utilidades económicas, como el Valor Económico Agregado - EVA, Total Shareholder Return – TSR, Shareholder Value Added –SVA y Value Spread – VS, entro otros.

En términos simples, las utilidades económicas son las utilidades del negocio después de descontar de las utilidades operativas y el retorno mínimo esperado por los inversionistas.

Este retorno mínimo exigido por los inversionistas, lejos de ser subjetivo, es el retorno esperado con base en las alternativas de inversión de riesgo de mercado comparable y se puede calcular a nivel consolidado y por línea de negocio.

El primer paso en el cálculo de las utilidades económicas consiste en estimar las utilidades operativas después de impuestos, que se convierte en una variable similar al Ebitda, que busca, según los principios de las finanzas corporativas modernas, reflejar los recursos generados únicamente por la operación del negocio.

Esto no significa que las decisiones de inversión y de financiación no se incluyan en el cálculo; esto se hace la estimación del retorno mínimo esperado.

El segundo paso consiste en calcular el capital, que refleja el total de recursos que los inversionistas han colocado en el negocio. En este sentido, incluye los recursos invertidos tanto por los acreedores financieros como por los accionistas, que son las principales fuentes de recursos de las empresas.

El tercer paso consiste en estimar el retorno mínimo exigido por los inversionistas, que resulta de multiplicar el capital por el costo de capital; este último refleja el retorno mínimo, en porcentaje, que debe generarle la empresa a los inversionistas para compensarlos por el riesgo que están asumiendo. A nivel empresarial a este cálculo se le conoce como el WACC (por sus siglas en ingles significa costo promedio ponderado del capital)

Una vez descontado de las utilidades operacionales el retorno mínimo exigido por los inversionistas, se tiene una foto de la creación de valor de la empresa y su rentabilidad.

Así, al incorporar en la medición del desempeño de los gerentes el capital económico del negocio, se reconoce que su responsabilidad va más allá de la generación de utilidades netas positivas, y se extiende a la administración de los activos que están bajo su responsabilidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.