La recesión en Colombia es un hecho

por Otman Javier Gordillo Fuentes, Analista Alianza de Valores

La idea de Colombia como una economía blindada ha resultado tan equivocada como la del “decoupling” de los emergentes.

La recesión en Colombia es un hecho La recesión en Colombia es un hecho

En relativamente poco tiempo, la idea que Colombia no sufriría plenamente los problemas de una recesión mundial quedó sin piso por cuenta de algo que no se puede rebatir: las cifras.

 

Los últimos datos publicados por el Dane soportan la percepción que Colombia no sólo está siendo afectada por la crisis externa, sino que es un hecho la recesión en el país entendida como dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo (creemos que serían más de dos trimestres). Esta situación no se presenta desde 1999 cuando el PIB se contrajo un 7%.

Las cifras de manufactura y comercio

El lunes 20 de abril se conoció que el crecimiento de la producción industrial correspondiente a febrero del 2009 fue de (-12.8%), lo que significa que: un decrecimiento de este sector por 7 meses consecutivos y cifras negativas en 10 de los 12 últimos meses. Esto sugiere que la desaceleración y la recesión económica es algo que no apareció de la noche a la mañana, y que igualmente su recuperación no sería cuestión de corto plazo. Por tal razón, creemos que este sector puede ubicarse por debajo del crecimiento de cero por más de dos trimestres.

En términos trimestrales (con los datos que tenemos hasta ahora) el crecimiento del sector para el primer trimestre del 2009 se ubica en (–11,75%). Lo que significa que para el trimestre tenga un crecimiento de cero en industria, el crecimiento de marzo debería ser superior al 20%, lo que claramente es imposible con las condiciones actuales.

Para el sector comercio, la situación es similar. El crecimiento para febrero fue de (-4,10%), después del (-4,50%) de enero.

Las cifras negativas en este sector ya acumulan 7 meses consecutivos En 9 de los 12 últimos meses ha habido decrecimiento. En términos anualizados el crecimiento del sector para el primer trimestre se ubica en (-4.30%), lo que implica que para obtener un valor de cero en el mismo periodo de tiempo el crecimiento debería ser mayor a 8% en marzo, lo que es prácticamente imposible

Las cifras históricas de manufactura y comercio muestran algo que a nuestro juicio es curioso: dado que estos sectores son líderes y a la vez explican cerca del 30% del PIB por el lado de la oferta no entendemos como entidades oficiales y algunas entidades privadas muestran su sorpresa por la cifra negativa del cuarto trimestre del 2008 y por la recesión en la que ya está envuelta la economía del país. Tampoco entendemos como se creía que la economía estaba blindada dado que estos sectores han decrecido por mas de 7 meses seguidos. Es un hecho que ya estamos en recesión.


El crecimiento del primer trimestre de 2009

Ahora, la pregunta pertinente es ¿que puede pasar finalmente en el primer trimestre del año?. Claro está, teniendo en cuenta que aún falta la publicación de datos para el mes de marzo; pero ya contamos con los datos de los dos primeros meses que nos dan una estimación de la tendencia.

Sin duda, el trimestre será de crecimiento negativo, que sumado al (-0.7%) del último trimestre del 2008 implica que técnicamente la recesión sería confirmada hasta finales del mes de mayo cuando se publiquen los datos del primer trimestre, por parte del Dane. Es claro que los agentes financieros se anticipan a esta situación que ya está siendo descontada desde hace tres meses por el mercado de bonos local.

Creemos que este panorama es imposible de cambiar y que ni el programa de “choque” del gobierno, ni la ejecución de obras ni un nuevo recorte de tasas del BR va a hacer que este escenario cambie.

Puntualmente, en Alianza de Valores esperamos para el primer trimestre un crecimiento de (–1.9%) explicado por:

Una caída de la manufactura del 11.00%
Una caída del comercio de 4.0%
Un crecimiento del sector financiero de 4%
Un crecimiento del sector agropecuario de 1.0%
Un crecimiento del sector de recursos naturales de 0.0%
Una caída del sector de edificaciones de 10%

Las anteriores cifras las consideramos pertenecientes a un escenario neutral (no optimista, ni pesimista).

En cuanto a la implicación de estas cifras, debemos considerar:

(1). Un aumento en la tasa de desempleo
(2). Un mayor deterioro de los índices de cartera vencida en el sector financiero.
(3). Una presión bajista sobre la inflación.
(4). Una continuación de la política monetaria expansiva por parte del Banco de la República que consideramos podría llevar la tasa de intervención en el mediano plazo al 5% (desde el 7% actual).

En cuanto a las implicaciones sobre los activos financieros vemos que en el mercado local de bonos se presentará un mayor empinamiento de las curvas (por una caída de la parte corta de la curva que sería mayor a la de la parte larga), y menores valorizaciones en el mercado de renta variable local.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.