La pregunta clave para un emprendedor es ¿por qué?

por Carlos Andrés Vanegas

Antes que la idea, antes que el dinero, antes que el plan de negocios… antes que cualquier cosa, la primera pregunta clave para un emprendedor es ¿cuál es su propósito?

Archivo Semana - Carlos Andrés Vanegas - Empresario, profesor universitario y periodista económico - Blog: carlosavanegast.blogspot.com - Twitter: @carlosavanegast
Archivo Semana - Carlos Andrés Vanegas - Empresario, profesor universitario y periodista económico - Blog: carlosavanegast.blogspot.com - Twitter: @carlosavanegast

Una consecuencia desafortunada de que el emprendimiento se haya convertido en una “moda” resulta en que miles de personas escogen un camino que no las hace felices. Y es que para decir la verdad, en el día a día, el emprendimiento no tiene nada de glamuroso. ¿Qué glamuroso puede ser permanecer en una oficina de 4 por 4, usualmente solos, llamando de parte de una empresa que nadie conoce? La mayoría de las veces la gente a uno le contesta con la pregunta ¿… me llama de dónde? Es por esto que antes de empezar a hablar de la idea, del dinero, de la estrategia de mercadeo o del modelo de negocio, usted primero se debe contestar muy genuinamente ¿por qué quiere ser un emprendedor? y por sobre todo ¿cuál es su propósito?... ojalá distinto al dinero.

Ahora bien si el objetivo es hacerse millonario o porque recientemente lo echaron del trabajo, tenga en cuenta que tal vez no está arrancando con el pie derecho. En 2009 el famoso intelectual griego de la Escuela de Negocios de Harvard, Nikos Mourkogiannis, publicó un hermoso libro con el título Purpose: the starting point of great companies. Para Mourkogiannis tener un férreo propósito es lo mismo que para un árbol tener raíces fuertes. Para el caso del emprendimiento este es un aspecto crucial por una razón muy básica. Ese sueño en su mente es donde va a tener que recurrir en los momentos más duros. Y créame los momentos difíciles van a llegar, y usted va a necesitar algo que realmente lo motive de corazón.

Es por esto que no vale la pena que su objetivo para montar empresa se limite al dinero. En el excelente libro de 2008 The Illusions of Entrepreneurship el famoso profesor Scott A. Shane presenta una serie de estadísticas que en efecto son malas noticias para usted como emprendedor. Entre otras, está demostrado que en promedio usted va a tener que trabajar más y asumir mayores riesgos, para que en la mayoría de los casos, termine ganando menos. Y cuando estas cosas le pasan a alguien que simplemente está pensando en dinero, pues en el primer momento de dificultad, en el primer tropiezo, pues se va a emplear de nuevo o va a llamar a su antiguo jefe. Hasta allí va a llegar su sueño de ser independiente.

Un sueño motiva más que el dinero

Se dice que al famoso escritor Joseph Heller le encantaba la frase “al interior de cada gran proyecto hay alguien volviéndose loco”. Y tal es cierto, tal vez todos tengamos en el corazón una empresa por la que nos volveríamos locos. Un lugar donde iríamos a trabajar sin la necesidad de que nos pagarán. De allí que un propósito bien definido, un sueño en nuestra mente, llegue a ser una fuente incalculable de energía y motivación. Por ejemplo en su niñez, Jack Dorsey, el fundador de Twitter, vivía apasionado por el correo. Su cabeza no paraba de imaginar en cómo una carta podría pasar de una ciudad a otra. Twitter no es otra cosa que la cristalización de ese sueño. También se dice que Sam Walton, fundador de Wal-Mart, era un apasionado por atender a sus clientes. En su autobiografía dejó una carta decía “mi principal fuerza de cada mañana es mejorar la calidad de vida de todas las personas cercanas a la empresa”.

No hay duda que el mejor lugar para encontrar oportunidades de negocios es en nuestro propio corazón. Hay personas que se desviven por la comida, por el arte, por la música, por las maquinas, por escribir y no hacen nada al respecto. Hay otras que si, y utilizan ese propósito para crear empresas maravillosas. Simon Sinek es un autor joven quien en una reciente conferencia para TED (Technology Entertainment Desig) explica muy bien estos conceptos. Para Sinek todas las empresas o los líderes deben contestar tres preguntas básicas: ¿qué? ¿cómo? y ¿por qué? Curiosamente Sinek argumenta que la mayoría de las empresas se enfocan casi exclusivamente en las dos primeras preguntas, simplemente en cómo hacer mejor lo que hacen. Pero Sinek argumenta que las realmente excelentes tienen muy clara es la tercera ¿por qué lo hacen?

Para finalizar quisiera exponer la razón más contundente para tener un propósito claro en el emprendimiento. Y esta razón es que usted no va a poder lograr ser un emprendedor exitoso solo. Sin duda va a necesitar de gente motivada que lo apoye. Ahora ¿cuántas personas trabajan con pasión para hacer ricos a sus jefes? Cada vez más la gente quiere un propósito de servicio para sus trabajos. El respetado profesor de Harvard, Rakesh Khurana, argumenta en sus libros que la profesión de la Administración de Empresas es débil porque carece de un propósito. Esto también pasa en el emprendimiento. Si no logramos mostrarle un futuro a nuestra gente que llegue más allá del dinero, no vamos a arrancar con pies firmes este hermoso camino.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.