Que la fiesta de diciembre no se convierta en su ‘guayabo financiero’ de enero

por Omar Alonso Patiño Castro

Llegó diciembre con su alegría, mes de pachanga y animación, pero que la alegría, la pachanga y la animación no se le conviertan en tristeza y dolor de cabeza para su futuro inmediato.

123RF 123RF

Es un comportamiento natural que las personas ante la tenencia de efectivo o saldo en las cuentas de ahorros o corriente, tengan una mayor propensión al consumo. Además, la euforia de las fiestas de fin de año invita al uso de la deuda aprobada, normalmente por medio de tarjetas de crédito.

El guayabo financiero de enero puede ser nefasto. Por ello es necesario ser excesivamente responsable y cauto en el manejo del efectivo o del crédito en esta época del año. Para empezar, los comerciantes, como costumbre, nos hacen vivir el ambiente navideño desde finales del mes de octubre, incluso antes de que haya finalizado la temporada de Halloween.

Entonces, a estas alturas del año, muchos han hecho uso de las promociones que ofrecen los almacenes, han caído en las tentaciones del Black Friday, del Cyber Monday o de las ampliaciones permanentes de estos durante varios días o incluso semanas. Planes vacacionales, hoteles, ropa, electrodomésticos, aparatos electrónicos, son los productos más significativos sobre los cuales se recibe ese cúmulo de mensajes e invitaciones a la compra.

Muchas veces nos decidimos por la compra más por el impulso que por la misma necesidad, la oferta suena tan atractiva que nos resulta imperdonable no hacer uso de ella. El problema viene luego, cuando debemos pagar lo comprado o recuperar lo invertido para asumir los gastos del día a día.

FP recomienda: ¿Qué debe tener en cuenta al momento de solicitar un crédito?

Resulta trascendental, en el cuidado de las finanzas familiares, tener en cuenta algunos consejos para que no se vea afectado el flujo normal de efectivo y el cumplimiento de los compromisos periódicos. Algunos de ellos son los siguientes:

  1. Recuerde que el único ingreso extra que usted va a tener en diciembre es la prima de servicios, entonces el límite del gasto extraordinario o no programado es ese o la suma del mismo con el ahorro que se ha hecho a lo largo del año para ser gastado específicamente en la navidad.
  2. Establezca el presupuesto máximo a gastar en esta época decembrina.
  3. Elabore una lista de aquellos productos que va a comprar. Cotice antes de definir en dónde lo va a adquirir, muchas veces el mismo producto tiene valor distinto según sea el lugar donde se compre o la marca que le hayan colocado.
  4. No tema por ir a sitios que no frecuenta, en algunos sectores de la ciudad o centros comerciales se consiguen artículos de primera calidad a precios mucho más accesibles. Vale la pena el sacrificio en función del ahorro.

Siga leyendo: Los medios virtuales de pago más comodidad menos costo

  1. No se deje llevar por el sentimentalismo, usted mismo se genera compromisos que no tiene. Evalúe concienzudamente a quienes quiere hacerle un regalo, evite incluir en la lista a personas que no son tan cercanas como para sentir la obligación de entregárselo, seguro que su lista se verá disminuida y su bolsillo favorecido.
  2. Si se siente tentado por una promoción, investigue acerca del precio real del artículo antes de que se pusiera en oferta, es posible que el ahorro no sea tan significativo como se lo quieren hacer ver. Es usual que las promociones más llamativas las hagan sobre productos que ya estaban rebajados.
  3. Si va a salir de vacaciones, haga el listado de todos los gastos en los cuales incurrirá. Hotel, transporte, alimentación, atracciones e incluya un rubro que le permita asumir los gastos espontáneos o los denominados “gasto hormiga”. Sea lo más preciso posible, en la fijación de precios en algunos casos no se incluyen algunos impuestos o gastos no relacionados que pueden hacer que el egreso sea mayor.
  4. No olvide que después de diciembre está enero y se deben asumir todos los costos de ingreso de los hijos a las actividades escolares y que ello representa un gasto muy importante.

Disfrute el diciembre, sea cauto con el gasto y será saludable en términos de finanzas por los próximos doce meses.

5. Tenga cuidado con las ofertas que se ofrecen en algunas páginas web o aplicaciones, lea con atención la letra menuda, en ella hay condiciones que en la mayoría de los casos no hacen atractiva la promoción, pero que si no se leen, hacen que incautamente caiga en un engaño del cual las empresas no se hacen responsable porque todo estaba en esos textos que muchas veces no leemos.

*Administrador de Empresas con Doctorado en Ciencias Empresariales.

Consultor en temas financieros y organizacionales, con amplia experiencia en el sector bancario y en el sector servicios .

Se ha desempeñado como Decano de la Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas de la Universidad EAN en donde actualmente es Profesor Titular.

También le puede interesar: Las diferencias entre el ahorro y el crédito

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.