Empresas de alto rendimiento

por Luis Eduardo Otero

Muchos deportistas de alto rendimiento aplican algunos principios que son fundamentales para alcanzar el éxito. Estos principios aplicados en el mundo empresarial y personal, sin duda permiten obtener resultados sobresalientes.

Luis Eduardo Otero. Luis Eduardo Otero.

Muchos deportistas de alto rendimiento, y en especial los que hacen deportes extremos, aplican algunos principios que son fundamentales para mejorar continuamente y alcanzar el éxito. Estos principios aplicados en el mundo empresarial y personal, sin duda permiten obtener resultados sobresalientes.

- Tener pasión por lo que se hace: No existen deportistas que hayan logrado obtener resultados sobresalientes sin sentir pasión por lo que hacen. Disfrutar del entrenamiento fuerte cada día, buscar continuamente formas nuevas y mejores de hacer las cosas, aprender de las caídas y las dificultades, son parte del proceso y hay que disfrutarlo. Es importante que las empresas formen equipos de trabajo que sientan pasión no solo por lo que hacen en su área sino por el negocio principal de la empresa.

 - Visualizarse haciendo las cosas bien: La visualización consiste en hacer el ejerció mental de imaginarse haciendo el proceso de manera perfecta. Por ejemplo, movimientos del cuerpo, dificultades del terreno y opciones por cambios del entorno, entre otras, son elementos que entran dentro de la visualización para logra replicar mentalmente la realidad que se puede presentar. Este principio es significativo no solo en las empresas, cuando definen su visión y su misión, sino a nivel personal en situaciones como presentaciones, ventas, entrevistas y reuniones, entre muchas otras.

- Practicar continuamente: dicen que la práctica hace al maestro. Como dijo William Glasser “Aprendemos el 10% de lo que Leemos, el 20% de lo que oímos, el 30% de lo que vemos, el 50% de lo que vemos y oímos, el 70% de lo que discutimos con otros, el 80% de lo que experimentamos directamente y el 90% de lo que enseñamos”. Un deportista de alto rendimiento logra llevar la teoría a la práctica y reescribir la teoría nuevamente. Este principio aplicado en las empresas nos lleva a concluir que éstas deben generar mecanismos de aprendizaje fundamentados en la práctica continua para asegurar un desarrollo sostenido de competencias organizacionales; es por esto que muchas empresas están invirtiendo en procesos de actividades vivenciales de alto impacto.

- Contar con un grupo de personas entusiasmadas: hacer parte de un grupo motivado que tenga positivismo y alegría es clave para sobrepasar los obstáculos y las dificultades que se presentan en el camino. Las empresas deben asegurar desde el proceso de selección que los equipos no solo tengan expertos en todos los temas sino personas positivas y alegres.

- Mirar siembre hacia donde se quiere ir: este principio es de vital importancia en deportes de precisión y velocidad y consiste en enfocarse el camino. A nivel empresarial radica en enfocar todos los esfuerzos hacia un mismo fin. Las empresas de alto rendimiento definen objetivos claros, estructuran su ADN organizacional con 3 a 5 elementos críticos para el éxito del negocio. Es decir, no miden cientos de indicadores y tiene claro que el resultados principal es crear valor económico para asegura un crecimiento rentable y sostenido.

- Aprender de las personas que lo hacen bien. En los deportes a diferencia de los negocios, se valora mucho a las personas ganan, se aprende de lo que hacen y se piden consejos. Es crítico para mejorar que las empresas miren que hace la competencia para hacerlo mejor, aprender de los errores de los otros para corregirlos y siempre buscar formas de diferenciarse. Este principio es difícil de aplicar en muchas empresas porque tienen el paradigma de pensar que su modelo de negocios es único, que no es fácil entender y que no tiene comparables. Las organizaciones de alto rendimiento hacen estudios de referentes de mercado para compararse continuamente.

En resumen, los principios que aplican los deportistas de alto rendimiento son claves para el logro tanto de los objetivos empresariales como personales. En la empresa abarca procesos de mejora continua, la creación de nuevas empresas, líneas de negocio y nuevos productos y la formación de equipos de alto desempeño, entre otros. Luis Eduardo Otero es socio de Meritum Consulting.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.