El sentido emprendor

por Luis Eduardo Otero

El sentido emprendedor va más allá de hablar de negocios con amigos o de hacer planes de negocio. Es tener la capacidad de asumir los riesgos, afrontar nuevos retos y salirse de la zona de confort que genera un sueldo fijo al final de cada mes.

Foto: Archivo Semana. Tener grandes aspiraciones y contar con una Meta Grande y Ambiciosa es clave para que la empresa tenga, no solo un norte, sino un mensaje que inspire al equipo. Foto: Archivo Semana. Tener grandes aspiraciones y contar con una Meta Grande y Ambiciosa es clave para que la empresa tenga, no solo un norte, sino un mensaje que inspire al equipo.

Sin duda, la creación de empresas es un camino con grandes emociones y, si las cosas salen bien, con los resultados inimaginables. Algunos negocios nos han dejado las siguientes enseñanzas:

a.  El éxito no se da por tener una idea genial sino por tener la capacidad de ejecutarla. Un factor fundamental en la creación de empresas es contar con un equipo de trabajo multifuncional que crea firmemente en la idea del negocio y sienta pasión cuando habla de éste con amigos y, más importante, con inversionistas.

b. La idea de negocio deben ser muy clara y precisa. Se debe hacer el ejerció de suponer que una idea debe despertar intereses en una persona al contarla en menos de 5 minutos, inclusive el tiempo que un ascensor se demora en subir 20 pisos. Para despertar el interés algunos autores recomiendan: Primero hay que tener muy clara la necesidad de los clientes, pues nadie comprará un producto si el cliente no lo necesita. Segundo el enfoque del negocio, es decir, la manera como esa necesidad se va a solucionar o atender de una forma nueva y cómo este modelo genera dinero y rentabilidad. Tercero, evaluar los costos y beneficios y compararlos contra otras opciones del mercado. Y cuarto, evaluar la competencia y la capacidad competir del nuevo negocio, o demostrar un océano azul. No es común encontrar planes de negocio que hayan conseguido grandes sumas de dinero con extensos análisis y justificaciones en documentos que parecen una tesis de grado, al contrario, cientos de proyecto son fondeados por inversionistas y fondos de capital de riesgo cuando la idea se puede expresar en una servilleta.

c. Como dijo Albert Einstein “la fuerza más poderosa de la galaxia es el interés compuesto”. Este principio aplicado en los negocio tiene enseñanzas claves para lograr entran en la espirar de crecimiento rentable y de manera sostenida. Primero los negocios en su esencia deben ser rentables y replicables. Primero miremos el concepto de rentabilidad pues muchas personas lo interpretan mal.

La rentabilidad se refiera al dinero que una empresa genera al final de un periodo sobre el dinero que se ha invertido; no tiene que ver con vender más o tener más utilidades operativas o Ebitda. Segundo un negocio replicable hace referencia al potencial que tiene de crecer y multiplicar el número de unidades generadoras de rentabilidad. El reto es generar un modelo operativo rentable y replicable, como lo puede ser: Software, Call Centers, Gimnasios, Transporte, Energía Alternativa, etc.

d. Tener grandes aspiraciones y contar con una Meta Grande y Ambiciosa es clave para que la empresa tenga, no solo un norte, sino un mensaje que inspire al equipo. Esto es de vital importancia para mantener la moral en alto y el ánimo de trabajar en momentos difíciles.

Algunas recomendaciones para los emprendedores son:

- No entrar en la zona de confort.

- Rodearse de personas positivas y que apoyen la idea.

- Tener un equipo de trabajo con capacidad de ejecución.

- Trabajar duro y tener claro que los resultados extraordinarios se ven en el tiempo y que los atajos no existen.

- Tener una mentalidad abierta y creer en el sexto sentido para tomar decisiones bajo incertidumbre.

- Asesorarse bien.

- Disfrutar el camino, los retos y el riesgo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.