Economía y Finanzas Personales en las universidades

por Rigoberto Puentes

¿Por qué no incluir esta materia, cuando es el tópico de mayor relevancia para todo el mundo? Al fin y al cabo, todos tendremos que manejar dinero en la vida. La Pontificia Universidad Javeriana, es la primera incluir esta cátedra en el pensum.

Rigoberto Puentes, Socio Fundador PMA Colombia Rigoberto Puentes, Socio Fundador PMA Colombia

Hace un par de meses, cuando el gobierno convocó a todos los colombianos para que contribuyeran con ideas y participaran en la reforma de la educación superior, aproveché la oportunidad para sugerir que se incluyera la educación sobre finanzas personales en el pensum de las universidades. 


Mi argumento es sencillo, pero contundente: ¿Por qué no incluir esta materia, cuando es el tópico de mayor relevancia para todo el mundo? En menor o mayor grado, “todos” tenemos que manejar dinero durante “toda” nuestra vida. 


Algunos, los más afortunados, nacen en hogares que les proveen esa educación a través del ejemplo; otros, tienen la buena estrella de acceder a ambientes en donde poco a poco aprenden a administrar el dinero, pero los demás… la gran mayoría, nunca tiene esa oportunidad y se pasa la vida cometiendo errores financieros y desvelándose pensando en cómo remediarlos. 


No es suficiente, para tener una vida económica holgada, el educarse  en un oficio, una profesión o una carrera. Si bien, un título permite ganar el dinero para el diario sustento, lo que realmente ayuda a transformar el ingreso en calidad de vida es la administración eficiente del mismo.


Al tiempo que sugería la idea al Ministerio de Educación, envié también un mensaje a varias universidades, con la misma propuesta. La primera en responder fue la Pontificia Universidad Javeriana, a través de su rector, el padre Joaquín Sánchez, quien se mostró entusiasmado con la idea, puesto que ésta se ajustaba muy bien con un programa de consultoría sobre finanzas personales que la universidad había iniciado hace un par de años, con el fin de asesorar a las personas con problemas económicos tales como  sobreendeudamiento, desajustes de presupuesto, malas inversiones, etc.


Es así como el próximo semestre (julio-diciembre de 2011) empezaré a dictar la cátedra de “Economía y Finanzas personales”, como una electiva, ofrecida por la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas y dirigida a toda la población estudiantil que cumpla los requisitos para tomarla.


Es fundamental para los estudiantes el aprender los elementos teórico-prácticos para administrar eficientemente el dinero, de manera tal que una vez que se integren al mundo laboral, y comiencen a recibir sus primeros ingresos, sepan cómo administrarlos apropiadamente, para convertirlos en bienestar económico y fuente permanente de prosperidad y calidad de vida para sí mismos, para sus familias y para la comunidad en la que convivan. Los estudiantes son las futuras (o actuales, en algunos casos) cabezas de familia. Serán ellos los encargados de difundir esos conocimientos. Aquellos que estén educados desde el punto de vista de la Economía y las Finanzas personales sabrán inculcar en sus hijos los paradigmas financieros adecuados, para iniciar así una nueva generación de personas educadas en estas materias, que a su vez desarrollen familias prósperas.


¿Qué incluye el pensum de esta cátedra?


El curso consta de siete módulos, correspondientes a las siete áreas económicas y financieras con las que todas las personas tienen que lidiar: 1) Planificación Financiera Básica, que trata sobre el manejo del dinero del día a día. 2) Adquisición de activos esenciales (vivienda, vehículo, otros). 3) El manejo del riesgo y los seguros (salud, vida y propiedades). 4) El proceso para realizar inversiones eficientes. 5) Planes de pensión obligatorios y voluntarios. 6) El plan de sucesión. 7) Plan para optimizar el pago de impuestos.


Un objetivo adicional de este curso será el de iniciar la preparación de profesionales especializados en economía y finanzas personales, que vayan a dar soporte al programa nacional de “Educación Económica y Financiera”, que se desarrollará bajo la tutela del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Ministerio de  Educación Nacional, el Departamento Nacional de Planeación, el Banco de la República, la Superintendencia Financiera y el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, el cual está contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo.


La iniciación de este curso es sólo el comienzo. Tengo la esperanza de que con el correr del tiempo otras universidades e instituciones educativas se unan a esta cruzada y que más adelante podamos llevarla hasta los colegios y los jardines infantiles. Si queremos tener un país desarrollado, es fundamental incluir la educación económica y financiera de toda la población en el programa. Ésta contribuirá grandemente con la prosperidad del país. Personas prósperas formarán familias prósperas. 


“Un país conformado por familias prósperas será, indudablemente, un país próspero”. 


www.pmacolombia.com

@rigobertoPMA


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.