Indicadores Financieros

Finanzas

Tres inversiones que ya no son tan rentables . Hace unos diez años, una de las inversiones preferidas por tener una rentabilidad casi segura era comprar dólares.

Hace unos diez años, una de las inversiones preferidas por tener una rentabilidad casi segura era comprar dólares.

Tres inversiones que ya no son tan rentables

Con los años las cosas han cambiado y muchas de las inversiones que antes tenían una rentabilidad casi fija, ya no son tan atractivas.

Con el paso de los años todo va cambiando, hasta las inversiones. Lo que se creía antes que era un buen destino para hacer rendir el dinero, ya no lo es.

El cambio se debe a que las condiciones del mercado ya no son las mismas, lo que ha generado que ciertos sectores que antes eran atractivos, hoy no lo son tanto.

¿Una inversión que pasó de moda?

Hace unos diez años una de las inversiones preferidas por tener una rentabilidad casi que segura era comprar dólares. Hoy esa creencia aún sigue en muchas personas que tienen un dinero ahorrado y quieren sacarle alguna ganancia.

Sin embargo, si tiene dólares guardados, piénselo dos veces, porque puede que no vea los frutos esperados en su inversión.

Esto debido a que la divisa estadounidense ha mostrado una tendencia revaluacionista que se ha acentuado desde el año pasado, lo que en otras palabras quiere decir que el dólar ha perdido valor frente al peso colombiano.

Expertos coinciden en que claramente ya no es tan buena inversión como lo fue hace algunos años debido a que ya no se tiene la idea que el dólar se apreciará. Aunque la tasa de cambio se ha recuperado y se ubica en niveles de $1.840 (a principio de año estaba en niveles de $1.760), aún está lejos de volver a estar por los $2.000.

De acuerdo con la Encuesta de Expectativas del Banco de la República, se prevé en promedio una Tasa Representativa del Mercado (TRM) de $1.834,66 para diciembre de 2013 y de $1.838,13 para diciembre de 2014.

Por esto y aunque hace años era una de las inversiones preferidas tener dólares debajo del “colchón”, tal parece que dejó de ser una inversión tan llamativa.

No todo lo que brilla es oro

El oro ha sido atractivo y valioso por años para los inversionistas. De hecho, el metal ha ganado relevancia dentro de los portafolios de los inversionistas, puesto que muchos agentes lo han utilizado como refugio frente a la crisis en los mercados internacionales.

No obstante, después de estar en niveles de US$1.920 la onza en el segundo semestre del 2011, pasó a ubicarse por debajo de niveles de US$1.400 la onza.

De esta manera, tras elevarse de precio durante 11 años consecutivos, el precio del oro comenzó a caer progresivamente desde finales del año pasado. Incluso, de acuerdo con la agencia Reuters, algunos operadores esperan que la ola vendedora no ceda hasta que el oro pierda entre 200 ó 300 dólares más por onza.

Así mismo, Goldman Sachs recortó su precio objetivo de tres meses desde US$1.615 la onza a US$1.530 la onza de oro. A su vez, Barclays y Credit Suisse pronostican precios más bajos en 2014 que los alcanzados este año. 

Si bien el oro ha sido un metal atractivo históricamente, en este momento el precio no lo favorece, motivo por el que ya no es considerada una inversión tan rentable como lo era años atrás.  

En busca de más rentabilidad

La inversión de los ahorros en CDT (Certificado de Deposito a Término) ha disminuido en los últimos años. Aunque se considera un método seguro para tener el dinero guardado, el atractivo se ha perdido debido a que cada vez la rentabilidad que ofrecen los bancos es más baja.

A pesar de que para muchos colombianos es mejor ir a la fija con una producto de inversión tradicional, la disminución de la tasa ha hecho que las personas empiecen a mirar productos alternativos que ofrecen mayores rentabilidades como las carteras colectivas o la compra de acciones.

Una desventaja que tienen los CDTs es que la rentabilidad no es mucha y para que la ganancia sea mayor, la suma del dinero depositado debe ser alta y debe quedarse por años guardada en el banco.

En conclusión, aunque los CDT garantizan una rentabilidad a cierto plazo y el riesgo de pérdida es mínimo, lo que sí es cierto es que han aparecido otros instrumentos con igual o mejor rentabilidad que son más llamativos y han venido aumentando en preferencia.