Indicadores Financieros

Empredimiento

Tres gigantes de internet. Los tres gigantes de Internet, Juan Roldan, Jaime Roldan y Juan Franco.

Los tres gigantes de Internet, Juan Roldan, Jaime Roldan y Juan Franco.

Tres gigantes de internet

Tres emprendedores colombianos revolucionaron la industria de los juegos sociales en Brasil. Cronología de la que es seguramente la historia de emprendimiento en internet más impactante hecha por compatriotas.

Uno nunca sabe en qué puede terminar una conversación. Para el caso de los emprendedores Juan Roldan, Jaime Roldan y Juan Franco de una simple conversación surgió un proyecto gigantesco.

Hoy su compañía Mentez hace parte del selecto grupo de los emprendimientos en internet más exitosos de toda América Latina. Con más de 20 millones de usuarios es posible afirmar que estos tres luchadores revolucionaron la industria de los juegos sociales en Brasil. Un negocio gigantesco. Sin embargo, todo arrancó de una simple conversación.

A mediados de 2007 Facebook tomó la decisión estratégica de abrir su plataforma a desarrolladores externos. Entonces los hermanos Roldan, y su socio Juan Franco, empezaron a hablar sobre la posibilidad de crear empresa. Pero existía un problema.

Los tres tenían trabajo al que no podían renunciar. Juan franco y Jaime Roldan eran altos ejecutivos en compañías de tecnología en Miami, mientras que Juan Roldan trabajaba como consultor de la firma PricewaterhouseCoopers en Londres. A pesar de esto, decidieron que las distancias y la carga laboral no ahogarían sus sueños. Ese mismo año, al tiempo que trabajaban y desde dos países distintos, fundaron Mentez.

El nombre de la compañía surgió de una idea sencilla. A Jaime Roldan se le ocurrió cambiarle a la palabra Mentes la s por la z. Y así quedo Mentez. Sin embargo, viéndolo en retrospectiva este nombre tiene un significado especial. Los tres aseguran que esta empresa no se hubiera podido construir sin el aporte decidido de los tres. Si alguno hubiera faltado Mentez no sería una realidad. Cada uno de estos tres gigantes logró complementar sus fortalezas para crear algo mucho mayor que ellos mismos. En este equipo Jaime Roldan es el experto, Juan Roldan el ejecutor y Juan Franco el estratega.

Construyendo un sueño

Crear una compañía de aplicaciones para Facebook requería, principalmente, del mejor talento de desarrolladores posible. Pero, ¿cómo podían estos emprendedores desde Miami y Londres conseguir este talento? La respuesta fue una jugada ingeniosa. Mentez organizó un concurso en toda Colombia para identificar a los mejores desarrolladores del país. El modelo era sencillo. Monetizar las mejores aplicaciones con publicidad y repartir las ganancias. Allí pudieron conocer desarrolladores valiosos como Juan David Jaramillo en Medellín y Henry Alexander Sosa en Tunja. Este último fue el creador del exitoso VirtualTejo que muchos jugamos por horas.

El éxito de este concurso fue tan arrollador que de inmediato Juan, Jaime y Juan decidieron replicar la experiencia en otros países. El objetivo de Mentez siempre fue identificar los mejores talentos de internet en los países emergentes. Luego de Colombia lanzaron concursos en Sudáfrica, México y Turquía. En cada país se presentaban más de 1.000 concursantes, y al final, llegaron a crear hasta 200 aplicaciones. Lo más impresionante de todo es que lo hicieron mientras continuaban con sus trabajos en Miami y Londres. Literalmente estos tres gigantes entregaron todo por su sueño.

En la encrucijada del emprendimiento, a veces en la esquina menos pensada, se encuentra una salida. Para organizar el concurso en Sudáfrica, Juan Roldan, pidió una semana de vacaciones en PricewaterhouseCoopers. Por esa época Facebook era un tema tan novedoso que el concurso tuvo impacto nacional. En este viaje Juan pudo conocer gente valiosa, entre ellos, al gerente regional de Google en Sudáfrica. Este señor le permitió a Mentez tener su primer acercamiento oficial con las oficinas centrales de Google en Mountain View California. Como veremos, una jugada clave para el futuro de Mentez.

Rumbo Brasil

A comienzos de 2008 Google siguió los pasos de crear una plataforma para desarrolladores externos. El proyecto OpenSocial nació para que distintas aplicaciones o redes sociales tuvieran un código común. De allí que el trabajo de Mentez, promocionando desarrolladores en países emergentes, les cayera como anillo al dedo. Ese año Google decidió patrocinar a Mentez en Brasil y Argentina con resultados sorprendentes. El caso de Brasil fue particularmente exitoso. Este país representa la mitad del tráfico en internet de toda la región. Y desde esa época la red social de Google Orkut ya era líder con más de 40 millones de usuarios. Para Mentez tener la ventaja de estar allí primero representaba una oportunidad sin precedentes.

Sin embargo, Mentez tenía prestigio pero aun no era rentable. Todavía los tres luchadores tenían que mantener sus trabajos. Fueron largos meses en los que tuvieron que llevar una doble vida. Pero llegó un punto en que las fuerzas empezaron a agotarse. Juan Roldan recuerda que había días en los que trabajaba hasta 20 horas diarias. Un día los hermanos Roldan ya no pudieron más. Jaime renunció a su trabajo en Mayo de 2008, y Juan le dijo adiós a su carrera como consultor en Julio del mismo año, para apostarlo todo por el futuro de Mentez. De hecho Juan Roldan tuvo que rehipotecar su casa. Estaba por arrancar la crisis y las cosas se ponían difíciles.

Pero Mentez tenía un as bajo la manga. Desde hacía un tiempo Jaime Roldan tenía en su mente el diseño de una novedosa plataforma de pagos (PayMentez) para monetizar ítems virtuales. Lo que no había era el dinero para su desarrollo. Fue cuando un milagro se les atravesó en el camino. A finales de 2008 lograron un contrato con Samsung para publicitar la marca en redes sociales. De allí surgieron los recursos para la plataforma de pagos y Mentez pudo contratar a su primer empleado formal. Por un tiempo la compañía se fondeó con aplicaciones exitosas en redes sociales para empresas como Unilever, Hyundai, Palm y P&G. Pero el negocio más grande todavía estaba por venir.

Un negocio divertido

Ver los negocios con retrovisor es fácil, lo realmente duro es tratar de prever el futuro. Para el caso de estos tres emprendedores tuvieron que llegar hasta la China para identificar su oportunidad de negocios. En febrero de 2009 viajaron por primera vez a este país. Inicialmente ellos pensaron en ofrecer sus aplicaciones al mercado chino, pero cuando llegaron se toparon con una industria totalmente distinta. Un experto del sector les dijo: “acá la gente no quiere aplicaciones, lo que les gusta a los chinos son los jueguitos”. La oportunidad no se materializó en un instante. Pero con la inquietud en mente, Mentez hizo un contrato con un grupo de emprendedores en China para llevar estos juegos a Brasil.

En Junio de 2009 Mentez lanzó su primer juego para Orkut en Brasil. El jueguito se llamaba Colheita feliz (Happy Harvest en inglés). El primer mes del juego al aire y nada, solo problemas. La comunicación con los desarrolladores en China era un dolor de cabeza. Apenas si alcanzaban 20.000 jugadores mensuales. Pero nadie sabe ni cómo, ni por qué, pero en septiembre Colheita feliz “empezó a tener una actividad inusual”. Tal vez alguien allá arriba les tendió la mano. De la noche a la mañana el juego empezó a sumar más de un millón de jugadores por semana. Para marzo de 2010 este juego ya tenía más de 25 millones de usuarios en todo Brasil.

Gracias a su robusta plataforma de pagos Mentez podía monetizar este tráfico. Estamos hablando del mercado de las microtransacciones. Del total de jugadores se calcula que un 5% paga por ítems virtuales. Si tenemos presente que consumen en promedio 10 reales al mes, solo hay que hacer la cuenta. Las expectativas no tenían límites. De hecho, por ese entonces conocieron a una compañía similar del sector llamada PlayFish. Esta empresa sería más tarde vendida a Electronic Arts por 400 millones de dólares. Se venían pasos de animal grande para Mentez.

Talento local

De cada negocio estos emprendedores recuerdan una anécdota. Una vez firmaron un contrato con un grupo de desarrolladores chinos donde había más de diez personas trabajando en una sala. Incluso, el contrato lo firmaron en la cama del emprendedor. Luego esta empresa llegaría a tener más de 150 empleados y un piso entero en un edificio.

Pero el secreto de Mentez siempre ha sido valorar el talento local. Ellos descubrieron que los juegos requerían mejoras en diseño y personalizar los ítems para lograr un mayor impacto. Es por esto que montaron robustas oficinas con los mejores desarrolladores en Medellín y Bogotá. Definitivamente de su experiencia pueden confirmar que “apostarle al talento colombiano paga”.

A mediados de 2010 Mentez ya tenía un portafolio de 8 juegos de los cuales 4 tenían un impacto masivo. En junio de ese año Insight Venture Partners, una prestigiosa firma de capital de riesgo en Nueva York, compró una parte de la composición accionaria de Mentez. Aunque los términos del contrato no fueron revelados al público, se puede afirmar con seguridad que esta es una de las transacciones top para un grupo de emprendedores colombianos en Internet. Ese año también realizaron alianzas con compañías de gran calibre en la industria como Playdom y Zynga.

Para Mentez 2011 fue el tiempo de redefinir y consolidar sus negocios principales. Con el tiempo su plataforma de pagos PayMentez se hizo tan exitosa en la industria que requería tomar alas propias. Hoy PayMentez se ha consolidado como la principal plataforma de pagos para ítems virtuales en toda América Latina con clientes tan prestigiosos como Playdom, Facebook, Zynga, Sulake, Artix y Big Point.

Por otra parte, para consolidar el negocio de los juegos, nació Mentez Publishing desde una perspectiva más amplia de la industria. Era crucial profesionalizar aun más y refinar sus estrategias en este sector cada vez más profesionalizado. Hoy también existe un tercer frente de negocios para Mentez. El nuevo proyecto, www.toaki.com es una apuesta para ofrecer promociones en ubicación y tiempo real.

También invirtieron en www.cuponidad.com una de las páginas de cupones más exitosas en Colombia, Venezuela, y próximamente en Perú. Sus sueños ahora parecen tan inalcanzables que hasta se han metido a invertir en otros rumbos. Recientemente lograron la franquicia de Hamburguesas El Corral para los Estados Unidos.

Hagamos un recuento de esta maravillosa historia. Desde dos países distintos tres emprendedores tienen una influencia en toda la región. Identifican productos en el otro lado del mundo para ofrecerlos exitosamente en Brasil. Todo esto gracias al talento de los desarrolladores colombianos. Gran parte de este trabajo mientras permanecían empleados. Realmente parece una historia de ficción. Pero no lo es. Cuando un grupo de emprendedores creen que un sueño es posible. Para ellos no existen límites.

Autor: Carlos Andrés Vanegas
@carlosavanegast