Indicadores Financieros

Negocio Propio

“Tener un taxi sigue siendo buen negocio”. FinanzasPersonales.com.co

FinanzasPersonales.com.co

“Tener un taxi sigue siendo buen negocio”

Por Marcela Villamil Kiewu

Así lo aseguró el gerente de taxis libres, Uldarico Peña, quien a su vez recalcó que como todos los negocios debe ser bien administrado. Un taxista disciplinado puede tener utilidades hasta por $30 millones anuales.

En ciudades como Bogotá y Cali, que existe el “derecho de reposición”, conocido también como “cupo”, la compra de un taxi puede variar entre $60 millones y $95 millones según sea el caso. “Si quiere ser dueño de su taxi, y no tiene un carro viejo, no solo debe pensar en el valor del carro que varía entre $30 y $35 millones, también debe contar con los derechos de reposición que depende de cómo esté el mercado varían entre $30 y $65 millones”, dijo el gerente de taxis libres, la empresa más grande de taxis del país, Uldarico Peña.

Los derechos de reposición consisten en que por ley el aumento del parque automotor de taxis en la ciudad no está permitido, entonces para poder comprar un carro nuevo, la persona debe conseguir un carro viejo para chatarrizar y que ese permiso del carro antiguo, le quede al nuevo.  Lo malo, es que el precio de esos derechos de reposición cambian sin ninguna metodología y regulación, por lo que los precios tienen grandes variaciones sin ningún sentido.

“Los derechos de reposición no deberían existir, porque en Bogotá se necesitan más taxis. Además porque el concepto se ha prestado para abusos por parte de los que ahora se dedican solo al negocio de la reposición. Además cómo es posible que un carro viejo que vale $3 millones, hoy puede valer más que el carro nuevo y hasta el doble”, dijo el señor de los unos.
 
Con todo y esto, dice Uldarico, como todo negocio bien administrado, el tener un taxi propio continúa siendo un buen negocio. Un taxi es como una empresa, si maneja el dinero como si fuera plata de bolsillo, probablemente no va a lograr sus objetivos y no va a tener ni siquiera para el mantenimiento del carro y mucho menos para la cuota del crédito.

Un taxi tiene gastos mensuales de gasolina, garaje, aceite, mantenimiento, lavado, mensualidad de afiliación a una empresa autorizada, entre otros. “Si saca la plata del bolsillo y va y se la gasta jugando billar, gastándole a los amigos, no va a lograr nada. En Bogotá, si trabaja en los horarios en donde se mueve el  trabajo y lo hace a conciencia, puede pagar su taxi y tener utilidad hasta de $2.500.000 mensuales. En Cali, puede ser un poco menos pero sigue teniendo utilidad”, aseguró Peña.

Hay que fijar metas de carreras e ingresos diarios y no dejar de trabajar hasta cumplirlas. Hacer un presupuesto de gastos del taxi y suyos para no gastarse lo que no debe y al final de mes tener con qué cumplir todas sus obligaciones.

Entonces, si tiene un carro viejo para reponer, la rentabilidad anual de su taxi puede alcanzar el 87% anual. Y en el caso extremo de no tener el carro viejo y pagar derechos de reposición a $65 millones y un carro de $35 millones, la utilidad que alcanzaría anual sería un no despreciable 30%.

Cómo mejorar los ingresos

El directivo de las empresas de taxis más grandes del país, insiste que es un buen negocio si se sabe administrar y da unos consejos para que los taxistas trabajen para los usuarios que son los que al final son los que generan los ingresos para el gremio.

•    Trabajar en las horas pico. El directivo recomienda estas horas ya que es cuando la gente más demanda taxis y se consiguen carreras largas y que generan buen ingreso.

•    No preguntarle al pasajero para donde va. El taxista que hace eso, se expone a que el pasajero se moleste y tome el taxi que viene desocupado detrás de él y por lo tanto se tenga que quedar dando vueltas en el sector un buen tiempo mientras consigue otro pasajero.

•    Cumplir con los tiempos y cobros desde el aeropuerto. Las personas que llegan a aeropuerto deben acercarse a las casetas para que le expidan un recibo en donde dice cuál va a ser la tarifa que le van a cobrar. Si el taxista cobra más, se expone a multas y sanciones que le pueden costar días de trabajo, por lo tanto dinero.

•    Ponerse metas de ingresos diarios. Al ponerse estas metas ya sabe cuál es el horario que debe cumplir en promedio, si son días malos, sabe que tiene que trabajar un poquito más para conseguir el dinero que tiene como objetivo para tener su utilidad esperada.

•    No alterar el taxímetro ni hacer cobros más altos. Cobrarle más a las personas y alterar los taxímetros daña la imagen del gremio y también puede exponerlo a sanciones por parte de las autoridades y las compañías de taxi.

•    Tener los papeles al día. No contar con la tarjeta de operación y el tarjetón además de generarle sanciones, genera desconfianza en los usuarios quienes tienen todo el derecho de abstenerse de abordar un taxi que no cumpla con todas las características de seguridad.

•    Estar afiliado a alguna empresa autorizada. Hoy en día hay 62 empresas autorizada para afiliar sus taxis. Estas empresas facilitan el trabajo en la medida que la gente prefiere un servicio seguro y confiable, además, no tendrá que buscar por todo un sector una carrera, si no que la empresa está recibiendo los servicios por usted.